Seguidores

viernes, 9 de marzo de 2018

EL ARQUETIPO FEMENINO, ENERGÍAS Y MITOS


El arquetipo de lo femenino y más misterios en torno a las energía femeninas.
La fortaleza del hombre se disuelve cuando tiene delante el arquetipo de la realeza y naturaleza femenina.
Son las armaduras sutiles de la sensualidad de la mujer, esa belleza y geometría sagrada de sus curvas que lo deja en estado de shock y el eros de la mujer entonces pasa a la ofensiva y tal es así que ellas lo saben, por eso atrapan a cualquier hombre, ya sea un santo gurú, un sabio maestro, un político famoso, lo que sea...Lo masculino delante de esas energías, le desarma y el intelecto se reduce y se centra en el segundo chakra, queda hipnotizado, es en ese momento en que la mujer toma el control de la situación, porque está más consciente que el macho, entonces se establece el clímax sexual.
Como la mujer suele estar más despierta a nivel consciente, es menos incauta, menos instintiva que el hombre, por eso, es que en ese momento ella adquiere una gran ventaja.
Las energías sexuales en cualquier ambiente son irresistibles para la razón humana, por eso, los recintos donde se expanden esas descargas energéticas se procurará sean siempre cerrados para lograr mayor intensidad energética.
Los hombres en nuestra ingenuidad siempre hemos creído que somos los que hemos dirigido y mandado, en la familia, en la religión, en la política...
Pero lo cierto es que las mujeres siempre han sabido esto desde su sudconsciente.
Entre otros aspectos, ellas han callado, pues no les ha hecho falta el enfrentarse de manera directa con el hombre, ya que sus armas son otras y sus mecanismos de defensas entran en el mundo de lo esotérico, su fortaleza no son precisamente los músculos.
Lo paradójico es que pese a poseer la mujer esos sentidos más desarrollados, se les han mal llamado el "sexo débil" y no es así.
Las mujeres siempre han sido de alguna manera las protagonistas de la sociedad y lo han hecho desde el tálamo nupcial, desde sus vínculos intuitivos e influencias telepáticas maternales, su fina perspicacia parten como génesis desde el lecho sagrado, la cama es su altar principal, su trinchera y su trono de gloria, donde ve rendirse al más valeroso de los guerreros barones, en ese momento es cuando ellas tienen en sus manos el destino de los pueblos.
Interesante además que en las tradiciones semíticas, tenemos el mito y la metáfora de Adán y Eva...
La mujer como todos saben es tentada, come del fruto, poniendo de manifiesto que su naturaleza es más atrevida, más intrépida...Resulta interesante que en el "Libro de Moisés" revelada a José Smith, cuando Yahvé da el mandato de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal sólo se lo da al hombre, pues aún no había creado a la mujer.
Entonces pregunto: ¿Cuando se produce la desobediencia, la mujer estaba sola? ¿Dónde estaba Adán? ¿Aún hoy, dónde está el hombre?
Creo que poco ha cambiado, hasta la fecha seguimos los hombre así de despistados...😉


Por: Roly Polanco Santana