Seguidores

martes, 18 de julio de 2017

NUESTRA ESENCIA CRISTAL, GEOMETRÍA SAGRADA Y LA ENERGÍA DEL COLOR VIOLETA


La fascinación que los humanos tenemos por los cristales es de origen ancestral. Fueron objetos de culto por su singularidad y belleza armónica de líneas rectas tan distintas de las curvas que traza la vida. Por ellos los hombres mataron,  pero también amaron y a ellos le atribuyeron infundadas propiedades mágicas que aún hoy perduran.


VER EL VÍDEO: 





Hoy en día, los científicos creen que, de la colección de moléculas primitivas que constituía esa "sopa" arcaica primigenia, algunos fragmentos cortos de ARN, aparecieron como los fragmentos moleculares con las mayores posibilidades de condensarse en gotas de cristal líquido, desarrollándose selectivamente en cadenas largas.


Fractales de Luz cuántica explosivas que dió lugar a que apareciera nuestro universo la geometría creadora  y por ende, toda vida orgánica.

Esta Luz, se va tornando con los distintos colores de acuerdo a su actividad y cometido, formando un arco iris de siete colores con sus siete tonos vibratorios. En este artículo quisiera presentarles el tono color Violeta, lo que sería para algunas escuelas esotéricas, la llama violeta. 




Hoy sabemos que la luz es a la vez partícula y onda, en el gráfico de entrada al Blog lo vemos representado de manera esquemática. 

La conciencia Yo Soy al llegar a esta dimensión tercera, aparece en forma de luz y sucede lo mismo cuando diferentes rayos de luz atraviesan el cristal o prisma, por eso desde la antigüedad se dice que el cuerpo humano y físico es sagrado, porque está constituído por esa geometría la cual  es universal y responde a patrones estéticos cósmicos. 

 Esto también sucede con nuestro ADN celular, de tal forma se va creando y conformando el cuerpo humano y demás criaturas desde el vientre materno.




Por eso hemos llegado a un punto en que más allá de todo misticismo, se pudiera afirmar que la luz es creadora y esto se pudiera decir hoy de manera literal. 


Como dato curioso, existe una información adicional que pudiera corroborar todo esto que estoy tratando, pues resulta  interesante, ya que debemos tenerlo en cuenta todo, para así tener un visión más holística de ese todo en el que estamos:


Algunas fuentes de conciencias afirman que la singular geología cristalina de lo que ahora es "Arkansas", es porque fue elegida en épocas del pasado como colonia, no solo de los Atlantes de "Atla-Ra", sino también de las razas de piel azul de Lumania y Lemuria, así como los extraterrestres benévolos de la Nación Estelar, de la "Alianza Sirio-Pleyadiana-Arturiana".




Parece ser que por la energía cristalina de los depósitos masivos de cuarzo y minerales en Arkansas y Brasil, los cuales tienen vectores de proyección de campo que son visibles (y tangibles) desde mucho más arriba de la esfera terrestre. El vórtice de doble giro de Arkansas llega muy por arriba de la estratósfera, y forma lo que se podría llamar una avenida mayor, un corredor dimensional, un agujero de gusano, que facilita la entrada de otras realidades de conciencias.

En realidad la esencia de la Luz auténtica e increada es incolora, lo que sucede es que al arribar a estos planos de tercera dimensión, por decirlo de manera poética, se refracta en los siete colores hasta ahora conocidos, pero son más.

La chispa de la conciencia INFINITA, da lugar a la partícula y a la onda, o sea, a la vibración. Esta energía es la creadora de realidades inimaginables. En esta tercera dimensión todos los objetos que miramos, de inmediato se comportan y están formado por ese prisma de colores cristalino. Es nuestra mente conciencia la que le da el poder y existencia.

La ciencia asegura que la luz es una onda con un campo eléctrico oscilante que interfiere con las partículas cargadas que hay en la materia. Pero para ello es necesario de un emisor, de una fuente de donde partan dichas partículas. 


En nuestro mundo moderno, casi todo está basado en la tecnología del cristal. Puede que abras los ojos por las mañanas y ves que el despertador digital marca las 6.30 en unos números dibujados por cristales líquidos. Te levantas de la cama gracias a un esqueleto de cristales de fosfato cálcico, tomas un café, lo endulzas con cubos de azúcar cristalizada y te cepillas los dientes con una pasta basada en nanocristales.




Por eso, gracias a la interacción de los cristales con los rayos X conocemos la estructura del ADN y de las proteínas.

Nuestro cuerpo físico está formado y constituido por un campo electromagnético llamado Merkabah, que lo conforman dos triángulos, uno con la punta hacia arriba (imagen de lo masculino) y el otro con la punta hacia abajo (representa lo femenino).

Eso también es lo infinito en el cuerpo físico, es el carro de fuego de Elías, nuestra nave espacial interna, que son la posibilidad que tenemos de viajar a otras dimensiones de conciencias.

Estos dos triángulos están en constante giro y velocidad que genera y parten todos los demás planos y/o  cuerpos sutiles, por citar algunos: El Astral, el Etéreo, que están en estrecha relación con nuestro plano físico que vemos, además esta Merkabah se conecta con la plenitud, con nuestros vórtices chakras superiores, el OM Pater, Verbo eterno, los chakras inferiores, (no se refiere a categoría), ya que están vinculados con la madre tierra, nuestra diosa Sofía,  con la sexualidad que da la vida, que es el que representa el útero del universo y el arca de la nueva alianza de la expansión álmica.

Así es que cuando la luz nos llega comenzamos a existir, esta se descompone en siete colores, como si se tratara de un prisma. Por eso, la esencia de nuestro ADN es cristal, de ahí hemos partido y nos hemos dividido para encontrarnos nuevamente. Somos todos el resultado maravilloso y amoroso de la luz y el sonido, es el  Om primordial para el oriente y el Verbo inquieto para el mundo occidental.





Este matrimonio ha creado a dualidad, que para algunos es un problema y un drama agobiante, pero es lo que en definitiva nos hace y confiere la cualidad de ser seres libres, en expansión y creadores, este sistema dual, es lo que  conforma la vida y el universo, pero desde la diversidad, es el Uno que se multiplica y se recrea en su otra parte, desde donde se contempla y observa en ese Todo existente que va tomando autonomía propia.

Estos siete colores internos así como el sonido, el canto, los mantras, pueden ser usados para nuestra sanación y protección. Son los creadores universales por excelencia, dada las geometrías sagradas que lo conforman.




De ahí el poder y el uso del color violeta, ya que cada color posee un tono vibratorio, un diseño y unas características en específicos. 

Según corrientes metafísicas antiguas, la  catalogan a este color como Llama Violeta y está calificada con el Poder para cambiar toda la energía negativa, en positiva, la tristeza en alegría, la "mala vibración" en "buenas vibraciones", la enfermedad en salud, etc. ... Se dice que, sea lo que sea, por donde pasa La Llama Violeta, se vuelve Luz, Libertad, Perfección y Amor.

Este color o llama violeta está relacionado con el sonido cósmico, el pensamiento y la conciencia y pertenece al séptimo chakra sus cualidades son espirituales y sanadoras, desde ese centro parte el conocimiento, el entendimiento, la sabiduría, la conciencia, la sanación y la meditación, no es por casualidad que la glándula que lo acompaña es la Pineal. 

El uso de esta fuente de energía o llama violeta es desde luego mental, para eso ya estamos preparados, porque ya sabemos que todo es mente, TODO ES METAL y los pensamientos son el "verbo" conformado por pequeñas partículas que crean la realidad. 

Es decir, si puedes imaginar un acontecimiento futuro en tu vida basándote en cualquiera de tus deseos, esta realidad ya existe como posibilidad en el campo cuántico, esperando a que la observes. Si tu mente puede influir en la aparición de un electrón, en teoría también puede influir en la aparición de cualquier posibilidad.




Aquí entra la visualización y uso de nuestra llama violeta y el ejercicio es muy sencillo:

Solo debes concentrarte un poco en tu intención, respirar y relajarte en un lugar tranquilo que te sientas cómodo, así podrás trabajar con este color o  llama violeta de manera consciente. La puedes visualizar  emergiendo desde la Tierra a tus pies y observar cómo sube y se extiende por todo tu cuerpo, penetrando en esas zonas o partes afectadas, músculos, órganos vitales y células. 

Algunas tradiciones metafísicas sostienen que esta llama violeta y el canalizarla sobre tu persona o ser querido, puede hacer cambiar de manera espontánea el caracter  amargo, colérico o de ira. Recomiendo por experiencia propia que los padres puedan  practicarlo con sus hijos, en particular con aquellos más conflictivos y  que tengan tendencia a la violencia, estén enfadados y discutiendo por todo, puede que se experimente poco a poco un cambio muy evidente en su actitud y comportamiento, de tal forma que se respirará nuevamente un ambiente menos cargado negativamente en el hogar, retornará la paz y la armonía en la familia en sentido general. 

Ya sabemos que nuestro campo electromagnético y aura, se extiende a muchos metros alrededor de nosotros, así como nuestras vibraciones están todas entremezcladas con las de aquellos que tenemos cerca, familiares, vecinos, pero también lo que están lejos. Con solo pensar en alguien, ya de alguna manera, estarás a su lado. 





El universo cuántico está esperando a que un observador consciente (tú o yo) llegue e influya en la energía en forma de materia potencial con su mente y su conciencia (que son en sí mismas también energía). De tal forma que las ondas de probabilidades energéticas se manifiesten en materia física y esto está ya comprobado científicamente. 







El observador  puede influir en la materia  y transformarla, porque lo invisible del universo mental y espiritual, no es más que una emanación cuántica de esa energía cristalina y luz creadora de esa materia. 




Fuente de info:
http://www.amazings.com/ciencia/noticias/040108a.html
https://arcturusmihogar.blogspot.com.es/2017/05/los-guardianes-de-los-cristales-las.html
https://eternorenacer.wordpress.com/2013/07/04/profundizando-en-los-chakras-septimo-chakra/