Seguidores

jueves, 23 de febrero de 2017

CAUSAS DE LA ADICCIÓN, LA DOPAMINA, LOS MENSAJES SUBLIMINALES, CONTROL MENTAL





QUIZÁS LO QUE BUSCAMOS SEA UNA SUSTANCIA INTERNA LLAMADA DOPAMINA Y NO LO SABEMOS


VER EL VÍDEO: 



Lo negativo que nos pasa en nuestras relaciones con los demás pudiera ser un reclamo de nuestro organismo que necesita segregar una sustancia que nos produce placer llamada dopamina. Y esto lo digo porque esos niveles hormonales se pueden activar, simplemente cuando somos tenido en cuenta, cuando alguien nos saluda con efusividad, cuando descubrimos que somos valorados y aplaudidos, o sea, amados y no olvidados. De ahí lo pendiente que estamos de las redes sociales, buscamos cuantos like nos han dado y cuantos comentarios hemos tenido en nuestra foto de Instagram.

Cada vez que comemos, vencemos en una pelea, nos acostamos con alguien, ganamos dinero, o recibimos un halago, nuestro cerebro suelta dopamina y nosotros sentimos una sensación de bienestar y a veces incluso de euforia.

De estas adicciones incontrolables provienen los obesos y todas las adicciones o negocios de la droga, la industria del porno. los cosméticos también están apoyados en la necesidad de producir esta hormona placentera. etc.

Así es como funciona el sistema Matrix y los controladores de las conciencias, lo saben, por eso, son especialistas en marketing empresarial, que no son más que verdaderos mensajes subliminales los cuales van directo y se instalan en el subconsciente colectivo e individual.

Lo que sucede en principio es muy sutil, ya que cuando nos llegan estas emisiones o cualquiera de estos mensajes subliminales, millones de potentes moléculas irrumpen en su cerebro a través de la sangre. Una vez allí, desencadenan una sucesión de acontecimientos químicos y eléctricos, una especie de reacción neurológica en cadena que va rebotando por el cráneo y reorganiza la realidad interior de a mente.






CAUSAS POSIBLES DE LA ADICCIÓN 


Dada la complejidad de estos acontecimientos y el funcionamiento interno de la mente en general, no es de sorprender que los científicos hayan luchado con todas sus fuerzas para comprender los mecanismos de la adicción.


Muchos científicos están convencidos de que la respuesta puede ser más sencilla de lo que nadie se ha atrevido a imaginar. Según ellos, lo que tienen en común todas estas drogas que alteran el estado de ánimo es una notable capacidad de aumentar el nivel de una sustancia corriente del cerebro llamada dopámina.

Por ejemplo, el año pasado, varios grupos de científicos demostraron que, en las áreas del cerebro ricas en dopamina, la nicotina se comporta en gran medida como la cocaína. Ahora, un equipo de investigadores dirigido por Nora Volkow, del Laboratorio Nacional Brookhaven de Nueva York, ha publicado las pruebas más fehacientes de que el aumento de la dopamina en el cerebro de los adictos es lo que provoca el subidón de cocaína. 








MENSAJES SUBLIMINALES  

En una edición reciente de la revista británica Nature, describieron cómo se puede utilizar una avanzada tecnología de representación de imágenes cerebrales para estudiar el aumento de dopamina y vincularlo a las sensaciones de euforia.

Los mensajes subliminales o Terapia Subliminal no es algo reciente. Comenzó en el siglo XX en los años 1900s. Uno de los primeros métodos de los mensajes subliminales se llamaba Terapia de susurros o “whisper therapy”, en la cual a un paciente le decía con una voz muy baja sugestiones buscando inducir a su subconsciente a mejorar su comportamiento. Al avanzar la tecnología los mensajes subliminales han sido incorporados en muchas formas y medios incluyendo imágenes, música y sonido. 


Una sugestión dicha en con un tono de voz muy bajo o casi imperceptible , irá hacia el subconsciente. La mente subconsciente es sugestionable ya que no es su función la de analizar lógicamente los razonamientos, se dedica a poner en acción más que analizar. Es como un cachorro. Los niños por ejemplo no analizan sus pensamientos. Mientras vamos creciendo la mente consciente se vá desarrollando más y más y desarrollando el factor crítico empezamos a adquirir la habilidad de cuestionar y bloquear nuevas ideas.
mensajes subliminales

Nuestro subconsciente está expuesto desde que nacemos. SI, inclusive desde ahí recibimos sugestiones y nuestro cerebro las hace nuestras y las interpreta una vez que empezamos a aprender y entender palabras a una edad temprana. También somos vulnerables cuando tenemos experimentamos dolor , angustia, inconsciencia , de hecho un Trainer en PNL comenta que una vez al ser llevado a un hospital porque su nivel de diabetes se había disparado y mientras estaba siendo inyectado , estando en un estado en donde era completamente sugestionable , el doctor le dijo “No vas a salir de esta” , cosa que lo hizo irritar mucho ya que el comentaba que sus defensas conscientes en ese momento estaban bajas , cosa que luego superó. 





Mientras estamos despiertos y con la mente alertas, la información es razonada y bloqueada si no es de acuerdo a nuestros estándares.
mensajes subliminales

Hitler por ejemplo daba sus charlas para convencer gente SIEMPRE a la noche tarde ¿Por qué? Porque sabía que los obreros o las personas que iban a verlo habían trabajado durante el día , por ese motivo su mente consciente , sus radares iban a estar más bajos que durante el mediodía o recién entrada el anochecer.



Al igual que la serotonina (la sustancia química del cerebro en la que inciden antidepresivos como el Prozac), la dopamina es un neurotransmisor, una molécula que lleva mensajes de una neurona del cerebro a otra. La serotonina se asocia a sensaciones de tristeza y bienestar; la dopamina, al placer y al júbilo. La dopamina puede aumentar debido a un abrazo, un beso, una palabra amable o una victoria en una partida de póquer, y también debido al intenso placer que provocan las drogas.

Ahora, los científicos creen que la dopamina no es sólo una sustancia química que transmite señales de placer, sino que, de hecho, puede ser la molécula dominante en la adicción. Esto no quiere decir que la dopamina sea la única sustancia química implicada ni que los procesos de perturbación del pensamiento que caracterizan el consumo crónico de drogas se deban exclusivamente a la dopamina. El cerebro es más sutil que todo eso. Las drogas modulan la actividad de una variedad de sustancias químicas del cerebro, cada una de las cuales se cruza con muchas otras.

A medida que los científicos se van familarizando con el funcionamiento e la dopamina (y con cómo éste e ve afectado por las drogas), os hallazgos indican que podríamos estar librando la batalla equivocada en la guerra contra las drogas. Los estadounidenses tienden a considerar la drogadicción como un defecto de carácter. Pero este estereotipo está empezando a dar paso a la aceptación de que la dependencia de las drogas tiene una clara base biológica. Volkow, de Brookhaven, declara: "La adicción es un desorden en del cerebro que no es diferente de otras formas de enfermedad mental".


No estoy diciendo que esta sustancia es buena o mala, simplemente que deberíamos estar alertas ante estos deseos o mecanismos biológicos que actúan como en piloto automático y pudieran manipular nuestra existencia física.






¿Entonces la dopamina es una maldición o una bendición?

Los mecanismos que la naturaleza establece tienen una finalidad, y por eso son buenos. Pero si se usan de manera inadecuada pueden convertir nuestra vida en un calvario y por ende en una auténtica esclavitud. En ese sentido los padres, tutores y maestros deben estar alertas.

Hemos de conocer los sistemas que producen nuestros diferentes estados de ánimos, para así conocer aquello que somos y evitar a toda costa que otras personas los usen para manipularnos o nosotros mismos los usemos de manera dañina y violenta.






IMPORTANCIA DE LA DOPAMINA 

La dopamina, el comportamiento y el placer como recompensa

La dopamina es la substancia química que media el placer en el cerebro. Su secreción se da durante situaciones agradables y le estimula a uno a buscar aquella actividad u ocupación agradable. Esto significa que la comida, el sexo y varias drogas de las que se puede abusar son también estimulantes de la secreción de la dopamina en el cerebro, en determinadas áreas tales como el núcleo accumbens y la corteza prefrontal.
La dopamina y apego/adicción

La cocaína y las anfetaminas inhiben la re-absorción de la dopamina. La cocaína compite con la dopamina por asociarse con el transportador de dopamina de este modo, inhibiendo su absorción, llevando a un aumento de la concentración de la dopamina. Las anfetaminas aumentan la concentración de dopamina en la separación sináptica, pero por un mecanismo diverso. 


Las anfetaminas son similares en estructura a la dopamina, y así pueden entrar en la neurona pre-sináptica a través de los transportadores de la dopamina. De esta manera, las anfetaminas entran y fuerzan a las moléculas de la dopamina fuera de sus vesículas del almacenamiento. El resultado es el aumento de la presencia de la dopamina en éstos que llevan al placer y a la adicción creciente.





Las funciones principales de la dopamina en nuestro organismo son las de proporcionar energía mental, mejorar la atención, control de los impulsos, motivación y determinación.

Deficiencia. Una deficiencia de dopamina se traduce en fatiga, mareos, deseos intensos de azúcar o café, aumento de peso, problemas de atención, disminución del deseo sexual y control de los impulsos.






¿Qué comer para favorecer la síntesis de dopamina?


La dieta es un paso muy importante para mejorar la síntesis de dopamina, ya que los neurotransmisores se fabrican a partir de aminoácidos, y éstos a su vez requieren de vitaminas y minerales. La dieta debe ser rica entonces en proteínas como la carne, el pescado y las legumbres, plátano, habas, huevo, soya y granos; también se recomiendan los ejercicios de fuerza como las pesas.

Roly Polanco