Seguidores

miércoles, 21 de septiembre de 2016

EL MISTERIO QUE ERES




Lo importante es disfrutar el viaje, porque no hay principios cuando tú eres eterno, no hay metas finales que te hagan detener. 

Tú eres el misterio del universo revelado si despiertas en este ahora. 

Tú eres la alquimia, la cual consiste en que te des cuenta de tu eterno interno, Piedra filosofal, Arca del santuario, Lama sabio y amoroso.

Por eso, dejarás de sufrir porque no te aman, cuando descubras aquella esencia de la cual "TODOS SOMOS YA" y formamos parte de esa TOTALIDAD, ni más arriba que el otro, ni más abajo, porque la dignidad no consiste en que te superes o hagas algo santo, practiques la virtud o des dinero a los pobres, la grandeza no consiste en hacer obras de caridad, ni en fundar hospitales, eso nos han dicho, para que estemos siempre pendiente de algo que está "por venir" y no disfrutar del camino, de sus piedras, de sus acantilados, de sus caídas, de la sed, de las noches, es perfecto todo.

Debes descubrir el misterio que se esconde en tu Templo, detrás del Velo, tan solo es un DARSE CUENTA. 

Entonces todo lo demás saldrá solo, sin esfuerzo, sin moralizar, sin cumplir leyes infinitas, que someten a las conciencias, sin anotarte medallas ni certificados de buena conducta.

Por eso, estamos todos en un reencuentro, sin subestimar al prójimo, ni juzgar su proceso que es MARAVILLOSO, sin exigirle amor, es el Namasté de las almas gemelas.

"Yo honro eso que eres", porque es una creación a respetar, es lo infinito divino que habita en ti. Energía primigenia, que nos define como creadores y criaturas, como Padres e Hijos, como Masculino y Femenino, donde la luz y la oscuridad se encuentran, esa es la danza cósmica donde todos estamos implicados en un abrazo místico por eternidades, donde todo cuenta, los desaciertos, los conflictos, las blasfemias, las infidelidades, los pecados veniales y mortales y los karmas son estupendos, también son luz pedagógica y amorosa del Ser. 

Por eso, nada, ni nadie está separado, todos vibramos en esa TOTALIDAD QUE YA Es.


Roly Polanco