Seguidores

sábado, 10 de septiembre de 2016

CAUSAS DE LA POSESIÓN DIABÓLICA Y LA INVASIÓN ENERGÉTICA




1-La mayoría de los seres humanos, por no decir toda la humanidad, a sufrido en algún momento de manera transitoria o permanente, el ser pasto de alguna entidad o vampiro energético.

2-Son muchas las entidades oscuras o vampiros energéticos, por lo que en ese sentido, deberíamos de tener una mente muy amplia a la hora de determinar el tipo de entidad.
Por citar algunos, los más conocidos y menos sutiles, son los llamados Demonios, Reptilianos, Draconianos, Saurios, Grises y de más razas ET del bajo Astral. 

También están los más sutiles que no se materializan, pues pertenecen a niveles que escapan a esta tercera dimensión, son las llamadas larvas energéticas o parásitos energéticos. Estos seres penetran en un primer momento por nuestros cuerpos sutiles, astral, metal, luego van descendiendo hasta llegar al cuerpo físico.

3-Los vicios prolongados son otros de los factores para que le demos cabida a estos seres parásitos. Así también los odios, los rencores, el no abrirse al perdón, el resistirse tácitamente o por convicción a perdonar y pedir perdón, es determinante. Ya que el ejercicio del perdón libera e implica muchas energías positivas en todo el entorno.

4-No hay que descartar tampoco, los accidentes del tipo que sean, cirugías, abortos, los infortunios, fracasos de tipo sentimental o profesional, perezas, desánimos, desganos, peleas y conflictos, pueden estar también influidos por estos seres negativos y ladrones de energías. 

5-Todas las guerras, conflictos militares o civiles, que se montan y se provocan tanto a nivel social, religioso o político, causan mucho miedo, depresiones, crisis y terror en la población, estas energías son aprovechadas de inmediato por esas entidades oscuras.

-Por otra parte están los juegos deportivos multitudinarios, donde se dan cita grandes clubes y oponentes, muchas veces surgen grandes conflictos por las rivalidades, regionalismos y en algunos sitios se fomenta el racismo que ralla con el fascismo discriminatorio. 

-Aquí también entran los circos de entretenimientos y las festividades tradicionales, donde hay esclavitud y manipulación de los animales, con fines lucrativos, las tradiciones taurinas de todo tipo, los juegos o fiestas donde se abuse de los animales, ya sea por cultura, ósio y diversión.
-Algunos antros-nocturnos muy dados al consumo de estupefacientes, prostitución y sexo fácil. 

6- La invasión energética se puede detectar indirectamente: 

-Aparece una inquietud inexplicable, la opresión, sueño inquieto a veces acompañada de una sensación desagradable, peso en el pecho como si alguien se echase encima. Al pasar algún tiempo, baja la capacidad de trabajo, se agrava el estado personal, surgen con frecuencia ataques inexplicables y enfermedades misteriosas. 

7- Las prácticas mágicas de cualquier tipo, la canalización, las meditaciones multitudinarias para las aperturas de portales dimensionales, el 12:12:12, el 11: 11:11 o la acción de pedir ayuda a “los guías” sin tener el conocimiento suficiente sobre el mundo invisible, las prácticas de meditación para contactar a los “maestros espirituales”, las sesiones espiritistas y todo tipo de “actividades espirituales” que sean realizadas sin un profundo conocimiento de los mundos invisibles, son invitaciones gratuitas a que espíritus oportunistas de toda clase, tanto descarnados como entidades demoníacas interfieran y produzcan todo tipo de problemas.
Muchas de las ideas propagadas por la “Nueva Era” no son más que pura desinformación que puede costar MUY CARO a quienes no estén dispuestos a investigar más profundamente este tipo de enseñanzas.

La práctica de ciertos estilos de vida, la fijación u obsesión de ciertos patrones mentales pueden atraer a aquellas entidades que tengan afinidad con los mismos. La exposición a ciertos ambientes en los cuales predominan las vibraciones negativas.

El adherirse, apostar o pertenecer ciega y fanáticamente a alguna secta carismática, con sus cultos, danzas, gritos, estremecimientos, que apelan a una exaltación exagerada. Energías que son aprovechadas por entidades de todo tipo que se suman como si se tratara de un festín muy suculento...

Estos grupos casi siempre son “guiados” o manipulados por grandes pastores muy carismáticos y son varios los casos de envenenamiento colectivo.