Seguidores

jueves, 25 de agosto de 2016

EL DHARMA ES DENTRO DE TÍ




Dharma es una palabra sánscrita que significa, «ley natural», «orden social». Esta no sólo depende del progreso material, sino también de que cultivemos paz y felicidad en nuestro interior.


La contemplación es el resultado del contacto entre la consciencia del ego y el Espíritu.
Tú no puedes meditar, separándote de tus pensamientos, porque tú eres mente, pero tampoco puedes centrarte en tu Conciencia eterna, si tu ego está sumergido en pesares, preocupaciones y rencores.

Entonces, la mente, tu mente solo se vacía cuando estás en paz contigo mism@ y para entrar en esa ataraxia, es necesario emerger también con tu ego y con todos los demás sentidos físicos.
Meditar también es un acto amoroso, puede que estés haciendo el amor (sexo) con tu pareja y si estás en un estado de amorosa conciencia ahí está también el encuentro. 

Pero como nos han separado, tal parece que solo podemos meditar en el templo y cuando un sacerdote te purifique y vierta sobre ti el agua bendita o el aceite santo. Tal parece que el sexo es algo separado del Neuma, que no es trascendente y es todo lo contrario. 

Todos esos rituales son cosas del pasado y no los juzgo, tan solo que como dice el apóstol: "pasó lo viejo, todo es nuevo" el que está en el Cristo que es su aceite, que es su aliento de vida (Prana) o Espíritu santo, ya está en su plena conciencia, es una "nueva creación", todo es santo, todo es sanado, todo es puro, no hay karmas que curar, ni pecados o culpas que pagar o reconciliar. Porque tú has establecido el Dharma de la comunión con esa totalidad desde tu interior, sin mediadores externos, eres tú con tu Yo Soy.

Yo honro eso que eres

Roly Polanco