Seguidores

miércoles, 27 de julio de 2016

LOS MIASMAS, LA PREDISPOSICIÓN PARA ENFERMAR




VER EL VÍDEO



                                     





Teoría miasmática de la enfermedad




Representación de una epidemia de cólera del siglo XIX donde se ilustra la propagación de la enfermedad en forma de aire venenoso.

La teoría miasmática de la enfermedad o sólo teoría miasmática fue formulada por Thomas Sydenham(1624-1689) y Giovanni María Lancisi (1654-1720). Según esta teoría los miasmas, que eran el conjunto de emanaciones fétidas de suelos y aguas impuras, eran la causa de enfermedad. Actualmente se considera obsoleta, al haber sido substituida por la Teoría microbiana de la enfermedad.


Origen

El químico alemán Justus von Liebig retoma la teoría de los miasmas, asegurando que la fermentación de la sangre produce gases tóxicos responsables de las más variadas enfermedades, como el cólera, viruela y sífilis; el aire transportaba estos gases que se combinaban con otros provenientes de la descomposición de la materia orgánica en la Tierra.

Esta teoría parecía explicar por qué las epidemias eran comunes en los barrios sucios y malolientes de la gente pobre e impulsó campañas públicas, que en vez de prestar atención a la salud de la población, sólo se preocupaban por las condiciones ambientales. Una de sus mayores defensoras era Florence Nightingale.


Todos los miasmas que se detectan en capas inferiores al quinto campo, son memorias potencialmente activas que están relacionadas a sistemas del cuerpo físico, por lo que será necesario intervenir en la corrección de esta “contaminación” de forma rápida, para evitar que situaciones ambientales con las que nos relacionamos las activen.

El péndulo hebreo, trabaja en nuestra GLÁNDULA DEL TIMO y activa nuestros recursos interiores, abriéndolos y poniéndolos en disposición plena, creando una senda energética por donde actuar. Los resultados los sientes, porque primero actúan a nivel energético para después liberar el cuerpo físico.




Con el PÉNDULO TERAPÉUTICO HEBREO podemos trabajar la salud en general entendiéndola como parte de un proceso y experiencia de evolución ya que trabaja de forma Holística en todos nuestros niveles de conciencia.


Más información sobre EL PÉNDULO HEBREO.

El péndulo Hebreo está hecho de “Maderas semi-blandas”, siendo el Cedro, Nogal o el Haya las mejores para su construcción, con unas proporciones Áureas formando una secuencia Fibonacci, por lo que su forma hace que la energía se expanda e introduzca a través de nuestro cuerpo energético y sus capas en forma de espiral.







El uso del péndulo puede ser para “testar”, detectar miasmas, o para “imprimir”, es decir, corregirlos. Por tanto, trabajamos con dos posiciones. Funciona sobre formas de onda, por lo que “testará” o “imprimirá” según la forma de onda que le añadimos a través de las etiquetas hebreas. Las letras hebreas, son la forma de onda con la que trabajamos para corregir las memorias de nuestro cuerpo. Estas provienen de este idioma “solar” y son cada una de ellas como un holograma. Contienen en sí mismas al resto del alfabeto hebreo y así, cada letra lleva en ella una visión de la Creación. La combinación y la secuencia de ellas, transmiten la energía que corregirá la contaminación.

Cuando estamos imprimiendo una información en el campo del paciente, a través de las letras hebreas para corregir una contaminación, lo que estamos haciendo es abrir un proceso de limpieza, restauración y activación de los códigos de creación divina.