Seguidores

miércoles, 6 de julio de 2016

LAS VIBRACIONES HUMANAS, CÓMO TRASCENDER DENTRO DE MATRIX





LAS VIBRACIONES HUMANAS NOS AFECTAN A TODOS 



VER EL VÍDEO: "LAS VIBRACIONES HUMANAS..."






Desde hace tiempo tengo pendiente este tema, pues así de simple puede resultar complejo. Muchos se angustian porque les va mal a sus hijos y familiares, en la vida laboral, de estudios o de salud, quiero decirte que esas emociones que emites, son autenticas emisiones electromagnéticas que les llegan.


Quiero que no ignores de tu poder, pues tan solo con pensar en esa persona amada, ya estás a su lado. Las emociones maternales son muy fuertes, así como de hijos a padres. 

Todo es vibración y energía Según el estado de nuestro campo energético humano tendremos una realidad, una salud y una conciencia. Tu vida depende de la luz de tu campo energético humano.


Este término, “vibración”, que hoy en día se escucha tanto, ya era conocido por las culturas antiguas como la de Egipto y la de Grecia, de dónde se dio a conocer por medio del gran sabio y maestro Hermes Trismegistus, en sus enseñanzas del Kybalion, que tratan sobre los principios o leyes que rigen en el Universo. El tercero de estos principios es el principio de Vibración, que dice "Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra".


Este principio explica las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de las fuerzas, de la mente y aun del mismo espíritu, las que no son otra cosa que el resultado de los varios estados vibratorios, desde el Todo, que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de materia, todo está en vibración. También nos dice que toda manifestación, emoción, razón, voluntad o deseo, cualquier estado o condición mental, está compuesto por vibraciones, una porción de las cuales son arrojadas y tienden a afectar a las mentes de otras personas por “inducción”. Todo pensamiento, emoción o estado mental tiene su grado y modo de vibración correspondiente. 


Creced en tu propia luz para que progreséis en la conciencia.


Un nivel vibracional superior aumentará tus conocimientos, habilidades y pasiones esto es una ley universal. 


Cuando subes el nivel de vibración, aumenta la conciencia, habilidades psíquicas, nivel de felicidad y calidad de vida.

Como todo es mental, puedes imaginar a tus seres queridos envueltos en una energía o llama violeta, esto lo puedes visualizar cuando estés preocupada por ese ser amado, sea donde esté, hijo, nieto, sobrino, imagínelo dentro de esa burbuja violeta. Esto creará un patrón de protección energético que lo acompañará. 


Los resultados son muy eficaces, por ejemplo para aquellos hijos que están en guerra o rebeldía. les proporciona paz y verás casi de inmediato el cambio hacia ti o demás personas que han estado relacionadas y en conflicto con su persona.




¿Que es la Vibración?


La vibración es el movimiento interno que tiene cada ser o cuerpo. Todos los cuerpos vibran, desde el corpúsculo y la célula, hasta los astros y los universos todo se encuentra en una vibración constante. La vibración de todo cuerpo puede ser captada, y en especial la humana, la de las plantas, piedras y animales, por el aura.

El aura es un campo electromagnético que rodea a cada ser, está compuesto por numerosas líneas de fuerza, crece y decrece, emite y recibe ondas como todo lo que existe, su sustancia es de la misma naturaleza de la Luz, es decir, que es a la vez corpuscular y ondulatoria. Su volumen es variable, así como también lo es su color. La menor frecuencia vibratoria puede representarse con el color negro y la mayor frecuencia vibratoria por el color blanco, que representa la máxima pureza, el estado del espíritu puro.



Esta preparación es fundamental para ayudar al despertar del ser humano a esa conciencia universal y para adecuarnos a los cambios que se están sucediendo, que son inevitables e imparables, y que en sí no son ni malos ni buenos, sino que sólo forman parte de la evolución del ser humano y del planeta.






Existen diferentes pasos a seguir para elevar la propia frecuencia vibratoria actual a una mayor. Estos pasos se encuentran explicados en diferentes apartados de este sitio Web. Es necesario que la persona espiritual desarrolle estos puntos que a continuación vamos a enumerar, de manera que vaya subiendo progresivamente su vibración y, a la par, la vibración de toda la humanidad.

Pero sólo se sube la propia vibración practicando estos pasos con juicio y con constancia, no se pueden esperar cambios de hoy para mañana. También, como en todo lo que uno emprende, hay que tener cuidado de no caer en excesos ni fanatismos, practicarlos muy suavemente, de manera progresiva, y cuando se sientan cambios, investigarlos, y si son positivos ampliarlos.

En todos los pasos debe haber el conocimiento adecuado de las leyes de la Naturaleza. Este es el conocimiento de las leyes que rigen la vida y, desde luego, es el conocimiento de uno mismo –pues uno mismo es vida y forma parte de la vida. Respetar las leyes de la naturaleza significa siempre trabajar por producir y mantener una higiene escrupulosa en todos los niveles del ser, a nivel físico, mental y espiritual.

Nunca está de más que, además de investigar, recopilar y estudiar la información, consultemos a personas que puedan saber más que nosotros mismos sobre los temas que nos ocupan.







El universo es energía pura

- Nuestros pensamientos afectan esa masa de energía creando la realidad
- Pensamientos negativos bajan la vibración de nuestra energía provocándonos cansancio, depresión, angustia.
- Los pensamientos positivos elevan la vibración de nuestra energía provocándonos alegría, entusiasmo, comprensión, perdón al prójimo y nos permiten desarrollar al máximo nuestras potencialidades.
La energía se percibe de distintas maneras: a través de los sentidos físicos (visual, táctil, auditiva) o a través de un conocimiento interior.
Cómo elevar la vibración.

Para elevar el nivel de vibración hay que ser, en la vida cotidiana, consciente y se tiene que obrar adecuadamente. Hay que vivir en el eterno presente, aquí y ahora con atención, sin juzgar; vivir en un estado de profunda y plena Oración/Meditación y obrar apropiadamente. Esto significa pensar y sentir apropiadamente sobre los hechos y situaciones que vivimos, y obrar con ecuanimidad, sin dejarse llevar por imaginaciones o emociones.










Además, la persona espiritual tiene en cuenta los siguientes puntos para elevar la vibración.

A. Realizar prácticas y ejercicios de Oración y de Meditación.

B. Estudiar y reflexionar con toda la mente y con todo el corazón sobre el conocimiento espiritual.

C. Alimentarse de una manera natural, sana y equilibrada. El alimento que proporciona una mayor y más amplia vibración es el que tiene un origen vegetal y no está procesado industrialmente.

D. Practicar un ejercitamiento físico apropiado. Aquí se incluyen el correcto respirar y también el descanso, la relajación y el sueño profundo y revitalizador.

E. Llevar a la práctica una escrupulosa higiene del propio cuerpo físico. Este punto incluye al ayuno y a todas las prácticas que tienen como objetivo la limpieza del cuerpo físico, tanto en su aspecto en su interior como en su exterior.

F. Manejar apropiadamente la energía sexual (practicando la alquimia sexual, ternura y amor)

G. Realizar Mantras


Fuente anterior: http://www.proyectopv.org/1-verdad/pasosparaelev.htm






El ser humano no es una simple figura de carne y hueso que subsiste en un mundo sólido, predeterminado e inmutable regido únicamente por la materia.


La mecánica cuántica, es decir, la ciencia que estudia el microcosmos subatómico ha revelado que el tiempo y el espacio no existen objetivamente como creemos, por el contrario estos conceptos son ilusiones de percepción creadas por la mente humana.

Si nuestro cuerpo físico, junto con el mundo material, ocupan un punto especifico en la línea espacio-tiempo, significa que toda la materia (incluyéndonos) no es tan real como parece.

A nivel subatómico la realidad física está constituida, en un 99,99 % de vacío, es decir que el mundo exterior percibido por los cinco sentidos es más una ilusión óptica que algo concreto. De acuerdo con la mecánica cuántica, los objetos en sí no existen, solamente un super campo de energia manifestandose en infinitas posibilidades.

Todo lo que existe es en esencia, pura energía, desde una planta, una roca, un sol, hasta las emociones y pensamientos humanos. El cosmos es en sí un mar indefinido de energía que adopta múltiples formas de acuerdo al modo en que fluye.

Tomemos como ejemplo el agua: ésta puede lucir como un cubo de hielo, la lluvia, o el vapor, sin embargo en esencia sigue siendo agua.

El observador y lo observado no están separados son de hecho una misma cosa; todos estamos conectados a través de una red invisible de energía conocida por la ciencia cuántica como campo unificado.





Esta energía que impregna cada cosa existente en el cosmos, no es como la que comúnmente describe la ciencia, ésta es de hecho una supra-energía metafísica de caracter espiritual.


Dicha esencia creadora llamada "Tao" en medio oriente, es el principio que organiza el universo a través de la relación existente entre vibración y materia.


Mientras que la vibración es la fuerza creadora masculina o "yang", la materia es la fuerza receptora femenina o "ying"; estos dos principios se mezclan para dar vida al universo entero.


Se sabe que las ondas vibracionales pueden afectar los átomos de la materia hasta un punto de modificar su estructura, éste efecto llamado "cimática" fué descubierto por el doctor Suizo Hans Jenny en 1.947 cuando demostró que el sonido (siendo vibración) es capaz de crear un patrón geométrico interno si se proyecta sobre distintos materiales como agua, aceite y grafito en polvo.


Así como una fuerza invisible (vibración) se manifiesta y transforma en una forma visible (materia), la energía espiritual puede crear en el mundo físico que nos rodea.


La conciencia humana es un campo electro magnético de energía que emite constantemente vibraciones al medio llamadas "pensamientos", éstos actuan en el vacío cuántico que compone nuestra realidad tejiendo constantemente las cosas que percibimos con los cinco sentidos.


Cada elemento que conforma el cosmos posee una frecuencia vibratoria determinada que es expresada en datos e informacion contenidos en números. Tal como había afirmado el filósofo Pitágoras el "universo entero son números", ya que su estructura está hecha de forma aritmética y geométrica.







El matemático italiano Leonardo de Prisa, describió en el siglo XIII una teoría muy interesante conocida como la "secuencia fibonaci"; ésta secuencia es una ley que explica el desarrollo de fenómenos naturales de crecimiento y se obtiene sumando dos números concecutivos para generar el siguiente:

*sec fibonacci: 1, 1, 2, 3, 5, 8 , 13, 21, 34, 55, 89, 144...


Lo curioso de la secuencia fibonacci es que está presente en todas las formas que evolucionan dentro de la naturaleza, incluso en el mismo cuerpo humano...


El número de espirales en una gran cantidad de flores se ajusta a parejas consecutivas de términos de esta sucesión: los girasoles tienen 55 espirales en un sentido y 89 en el otro.


Esta asombrosa y enigmática configuración simétrica también llamada geometría sagrada por los místicos y esotéricos nos da ha entender que el universo esta construido por una serie de secuencias y códigos numéricos...un hecho que definitivamente nos lleva a hablar de la matrix.











La geometría sagrada es lenguaje principal para la creación de la matrix, a través de su entendimiento se puede influenciar sobre las diferentes frecuencias vibracionales, permitiendo la reestructuración energética de la materia en diferentes niveles de manifestación. 







Por ésta razón la gran mayoría de ciencias místicas y esotéricas utilizan símbolos basados en esta ciencia...

Por ejemplo, los hexagramas y pentáculos son usados frecuentemente para realizar hechizos de magia, tanto blanca como negra, ya que permiten acceder a los campos vibracionales más elevados de la psiquis y conectarse con el alma energética del cosmos. Dentro del sistema espiritual "reiki" se usan diversos símbolos como el "antakarana" para lograr elevar la vibración etérea del practicante y así poder sanar.

Existen también los llamados "MANDALAS" presentes en diversas doctrinas místicas y religiosas; son círculos mágicos usados para meditar y elevar la frecuencia vibracional del alma.








MANDALA


Las antiguas culturas del viejo mundo eran concientes de la importancia que existía entre la geometría sagrada, la energía y las vibraciones cósmicas, por ello construyeron mejestuosos y complejos monumentos en puntos especiales de lo que ellos llamaban el cuerpo de Gaia (o espíritu de la Tierra) 






Nuestro planeta, al igual que el cuerpo humano, tiene un pulso vibracional y una red energética conocida como la red de Hartmann, la cual consiste en una malla de energía sutil que envuelve toda la superficie. Construcciones como el stonehenge, las pirámides de Gizah, los templos maya, entre muchas otras, feron ubicadas estrategicamente sobre las líneas de Hartmann al igual que las agujas son ubicadas en los meridianos de energía del cuerpo humano en la técnica de acupuntura.





En el cuerpo humano existen igualmente vórtices energéticos llamados "chakras". Hay siete en total, cada uno vibrando a una determinada frecuencia, desde el chakra raiz, que es el que nos conecta con la tierra, hasta el chakra coronilla que nos conecta con el mundo espiritual. Estos remolinos de vibraciones etereas son emisores y receptores de energía; como la energía contiene información podríamos decir que ellos actúan como "links" o "enlaces" que nos permiten descargar y transmitir datos en la matrix.








Los chakras ayudan a la conciencia en la creación y percepción de nuestra realidad, cuando se encuentran bloqueados por una u otra razón, no permiten que la energía cósmica fluya a través del ser, es entonces cuando empiezan los múltiples problemas que nos agobian en la vida cotidiana, pues la percepción del mundo se ve distorcionada y es en este punto donde las fuerzas oscuras que controlan el planeta intervienen para decirnos cómo es la realidad.

Alrededor de nuestro cuerpo también tenemos un campo de luz energética llamado "aura" el cual actúa como un poderoso imán, atrayendo magnéticamente las diferentes experiencias materiales que acumula la infinita red cuántica de posibilidades.

El aura es además un orbe de protección que vibra a una determinada frecuencia dependiendo del desarrollo mental, físico, emocional y espiritual de una persona. Las vibraciones del aura son expresadas en diferentes escalas de colores que corresponden con el de los chakras, cuanto más evolucionada esté el alma de una persona, más luminoso es su aura.






Con un aura más brillante atraeremos experiencias y situaciones positivas en nuestra vida, si el aura se encuentra contaminada (expresando colores opacos y oscuros) ocurre todo lo contrario. Las fraternidades ocultistas que manejan los hilos en la matrix tienen como uno de sus principales objetivos infundir vibraciones negativas a la mente del ser humano para afectar el aura y de este modo dañar el estado espiritual de las personas.


 Solo hasta que volvemos a conectarnos con el alma del cosmos que es Dios y su dimensión, podemos evolucionar y salir de matrix; la clave está en alimentar nuestro interior con energía espiritual, y vibrar en la frecuencia más poderosa y sublime de todas..."EL AMOR".

Fuente anterior: http://secretosdelamatrix.blogspot.com.es/2011/07/energia-y-vibracion.html