Seguidores

sábado, 4 de junio de 2016

REDIMIENDO AL EGO (PARTE DOS)









Hola amigos, Me parece importante tener en cuenta algo:


Algunos cuando se habla del ego, se lo toman desde el ángulo negativo y debería ser todo lo contrario. Creen que se les está atacando, en fin y no es así.

En mi particular, nunca he usado de recursos para atacar o enjuiciar al personaje que nos representa y que en realidad es creado y permitido por la Conciencia que todos llevamos y ya eso es a respetar. 

Dicho lo anterior, repito que el ego no es ni bueno ni malo, pues los extremos de opuestos se lo damos nosotros. Tan solo es el actor que asume papeles y cambia de personajes, eso es verdad. 

Pero también forma parte de esa Totalidad que somos y es el resumen y contenido de todo lo que hemos vivido, en vidas anteriores de este planeta y demás mundos que no tenemos ni idea de nuestra procedencia. 

El ego tan solo se disfraza y cambia la apariencia, se viste de las etiquetas que le quieran poner y las asume.

El peligro está en creerte que eres el "actor", pues en eso consiste el gran engaño, la trampa es pensar que vamos a ser mejores, más sabios, más iluminados y más felices mañana.

Poco apoco empezamos a comprender que tanto la esperanza como el temor son enemigos de nuestra paz mental; las esperanzas nos engañan y nos dejan vacíos y decepcionados y los temores nos paralizan en la estrecha celda de nuestra falsa identidad. 


Asimismo vamos viendo cuán absoluto ha sido el dominio del ego sobre nuestra mente, advertimos que el ego nos ha estado estafando durante muchos años. Eso también es una verdad.

Aunque ¿sabes qué? este ego ha cumplido con su papel, tú mismo le has dado el permiso para que actuara, entonces cuando lo comienzas a observar, descubrirás que la falacia del ego, también es tu montaje, entonces te das cuenta que ni siquiera eres victima de tí mism@ ni de tu ego. 





ASÍ QUE: ¡SALVEMOS Y AMEMOS EL EGO! 

Seguir culpándolo es de niños inmaduros, ensalzarlo en demasía, es caer en sus trampas.

Pues en todo esto no hay culpables ni victimas, todo son acuerdos de almas y experiencias válidas.

Debemos aprender a observar, esa es la tarea, es tomar el control y cuando despiertes, te vas a reír de tu personaje bonito o que has despreciado, verás las bambalinas y te abrazarás con los demás actores al final de tu puesta en escena, le darás las gracias, tanto a los que por su apariencia fueron malos, como a aquellos que has amado y compartido más de cerca momentos especiales. 

Por eso, si aniquilamos al ego, de inmediato desapareceríamos de esta dimensión.
¡¡Feliz domingo del sol, bendecida semana y a disfrutar con ese Todo que eres, que somos !!