Seguidores

jueves, 26 de mayo de 2016

EL PLACER SAGRADO DEL SEXO, CINCO FORMAS PARA LLEGAR AL ORGASMO TÁNTRICO




EL HOMBRE CONQUISTA CUANDO LA MUJER PERMITE SER CONQUISTADA



VER EL VÍDEO: "EL PLACER SAGRADO DEL SEXO..."




El sexo es una danza creacional vivido en conexión álmica. 

La energía Kundalini, parte de ese centro de poder y recorre toda la espina dorsal, hasta llegar a la glándula Pineal, donde se segrega el aceite (Cristo), este retorna nuevamente hacia abajo, es cuando el ser queda arrobado y lleno de felicidad.

 La espina dorsal es imagen del Rio Jordán, que con sus aguas purificadoras alimenta todo nuestro cuerpo que vendría a ser La Tierra Santa por conquistar.

Cuando femenino y masculino se encuentran, no son dos cuerpos solamente, sino que son dos energías ancestrales, dos Fuentes de infinito amor creador. 





El "Yo Soy" de cada individuo, al llegar a esta dimensión tercera, dada su potencia y gran energía, no puede habitar en un solo humano, por lo que se tiene que repartir en varias entidades, así fragmentado pero sin perder el TODO QUE ES, busca su otra parte y opuesto, para trabajar en común acuerdo, es lo que se llama "alma gemela". Algunos no necesitan de este apoyo y deciden que cada cual por su cuenta llegue al encuentro y plenitud del Ser.

Estas dos polaridades, femenino (magnético) y masculino (eléctrico), actúan de auténticos creadores, la parte femenina atrae la intención enviada al universo por eso es más intuitiva (útero que aglutina), lo masculino se encarga de enviar la intensión, por eso el hombre es más soñador y vive como en "las nubes" y las mujeres dicen que "no se enteran de nada"...



La energía sexual femenina se centra y trabaja más en los primeros chakras conectados y en relación con la madre Tierra-raíz. Son más dadas a rituales y a la parte piadosa.(María Magdalena).

La energía del hombre es abstracta, idealista, (Jesús de Nazaret), vive la utopía del reino de los cielos, la ciudad por conquistar, es épico guerrero, aunque parezca que no, es de naturaleza romántica, poeta, es el Om y verbo laborioso e inquieto y sus chakras superiores por lo general los tiene muy energizados y activos.

Placer genital versus orgasmo tántrico

Generalmente, la práctica sexual es concebida de forma diferente en Oriente y Occidente. Los seguidores del tantra abogan por alcanzar el orgasmo más primigenio, mientras que en Occidente estamos más acostumbrados a buscar el placer genital.





La sexualidad ha sido un tema importante en la vida de los humanos desde tiempos inmemoriales e incluso algunas culturas lo asemejaban a prácticas que sanaban todo tipo de enfermedades. Igualmente, para los amantes del sexto tántrico, la experiencia del Orgasmo es inusualmente vivida ya que no es la palabra Tantra, ni el logro sexual lo importante, sino alcanzar la plenitud, la paz y la serenidad de un encuentro que nos marca para siempre, por múltiples factores.

Para alcanzar la plenitud es necesario alcanzar el orgasmo que nos traslada al origen de la vida. Según algunos expertos se trata de alcanzar la experiencia del canal del parto, de la primera inspiración, del primer contacto con la piel de un ser humano, del contacto con nuestra madre. Sin embargo, la humanidad condicionada por su entorno y forma de vida, pasa por la existencia sin lograr revivir esa magnífica experiencia. La vivencia del verdadero orgasmo nos remite a la escena del mismo nacimiento, al recordatorio por excelencia de nuestros orígenes y no la consecución de un placer efímero.




Así, se considera orgasmo al espasmo nervioso que se produce en nuestro cuerpo por estimulación genital, en el que llegamos a niveles de excitación máxima que desencadena un movimiento espasmódico que una vez iniciado, ya no tiene retorno. En la mujer se manifiesta como una sensación agradable de mucho placer, similar a una onda que recorre el canal vaginal. 

En el varón, se experimenta como una sensación similar, en la que una onda espasmódica que recorre la próstata hasta el canal uretral, produce la expulsión del fluido eyaculatorio. Podríamos decir que el proceso es casi el mismo, sólo que en el varón, este espasmo nervioso, llega generalmente acompañado de la eyaculación que supone, según los tántricos, la pérdida de la energía vital (la primigenia).

Por tanto, la experiencia de este tipo de orgasmo queda relegada al plano superficial del placer genital, sin producir la experiencia de unión, fusión, paz y serenidad por la que abogan los tántricos.


Fuente:http://www.innatia.com/s/c-sexo-tantrico/a-placer-genital-orgasmo-10.html


ANTES DEL ORGASMO





El ritmo cardiaco se acelera, las glándulas sudoríparas funcionan a plenitud, esto es el efecto de ciertos núcleos del hipotálamo, el cual ha sido activado por la dopamina y secreta entonces luliberina o GNRH.

Así como la dopamina está ligada al deseo en general, como comer y beber, se cree que la luliberina transforma ese mismo deseo en impulso sexual, lo que facilita más liberación de dopamina; el ciclo continúa entonces hasta que la tensión acumulada es liberada por el orgasmo.

En cuanto al bienestar que sigue al orgasmo es producido por la secreción en el cerebro de endorfinas, que contribuyen a la sensación de relajamiento. Entre los hombres, la tendencia será de adormecerse, aunque ninguna observación científica ha logrado hasta el momento explicar esto completamente. En la mujer esa sensación de bienestar puede ser mas duradera.

La sexualidad en la especie humana más que una conducta, una pasión o una fuente de placer, tiene un soporte neuro-hormonal y secuelas del comportamiento animal, declaran los investigadores.

EL ORGASMO...

Hay una serie de hormonas y neurotransmisores que producimos los seres humanos responsables de un buen número de estas experiencias, especialmente la dopamina, que se acostumbra a relacionar con los sistemas de motivación y placer. Todos esos sentimientos de gozo que experimentamos en pleno contacto sexual y los orgasmos se producen por la liberación de dopamina.






Sin embargo, hay un tema aún en discusión. Se cuestiona si la dopamina realmente está asociada a la experiencia consumatoria del placer o lo está más al deseo y la motivación. Es decir, si es la causante de que nos pongamos excitados con la idea de degustar un buen sexo o la responsable del gozo producido. Yo apostaría por lo primero -las ganas-, puesto que lo segundo -el hecho- llevaría a la dopamina a ser la causante de muchas decepciones.


Cinco consejos te separan del mayor placer del universo


Siempre hemos escuchado muchos rumores sobre el sexo tántrico: relaciones que duran hasta horas, masajes sexuales que controlan nuestra mente y, por supuesto, orgasmos increíbles a los que llegamos mediante técnicas de meditación. A pesar de todo lo que se dice, muchas veces es inevitable preguntarse... ¿Es cierto que se consigue todo esto con el sexo tántrico?

Si eres de las que sueña despierta con un sexo mejor, más íntimo, más duradero y, en definitiva, más placentero, quizás las técnicas desexo tántrico sean la manera de cumplir tus expectativas sexuales. Y es que igual nos estábamos centrando mucho en completar la maratón de 100 posturas del kamasutra y esa no era la clave del placer...






​El secreto del sexo tántrico reside en una serie de técnicas para prolongar el éxtasis sexual y mejorar los niveles de satisfacción, pero vamos a la parte práctica: el foco no está en ti. El Tantra cree que para llegar al clímax de excitación sexual de forma natural, el centro debe ser el interior de tus deseos sexuales. ¿Te apetece probarlo? ¡Te enseñamos las mejores posturas para hacerlo!




1. Mantén el contacto visual con tu pareja

¡Que no te de vergüenza! Miraros mutuamente mientras estáis en la cama puede llevaros a experiencias sexuales de lo más intensas. Uno de las formas más rápidas para aumentar vuestro placer sexual es mirar a tu pareja a los ojos, intentando descifrar qué siente y captando cada detalle que lo hace especial.

Es probable que os de la risa al principio, pero, tranquila, poco a poco os iréis acostumbrando, os concentraréis en vuestros pensamientos y os sentiréis como peces en el agua en esta nueva y satisfactoria experiencia. Puedes incluir este intercambio de miradas en vuestrospreliminares, pero especialmente te recomendamos hacerlo en el momento en que alcancéis el orgasmo. Además de sensual, ¡será mágico! Prueba para darle un poco más de intensidad a ese momento con alguna de estas canciones románticas para hacer el amor...








2. Siente cada poro de su piel

Uno de los puntos más importantes del Tantra es explorar la sensualidad de tu pareja mediante el juego y las caricias sobre vuestros cuerpos. El sexo tántrico se centra en sentir el tacto de la otra persona, lo que puede ser la clave para alcanzar el orgasmo. Eso sí, debes estar totalmente concentrada en lo que estás haciendo para que dé resultado: intenta no pensar en otras cosas que no sean el aquí y el ahora con tu pareja.

El mejor de los consejos para practicar sexo tántrico es que te centres en saber qué es lo que quieres de tu pareja y cómo vais a alcanzarlo. Por eso, debes ser consciente de las zonas del cuerpo en las que estás tocando a tu chico pero, lo más importante, tienes que tener clara cuál es tu intención. Para dar un plus de sensualidad a este momento, susúrrale alguna de estas frases o la que se te ocurra. Seguro que os ayuda a conectar muchísimo más.






3. Sé consciente de tus sensaciones

El Tantra no solo mejora la parte física de tus relaciones. Es, sobre todo, un impulso a la experiencia emocional y sensorial: significa que debes saborear, tocar, ver, oler y escuchar.

Es muy importante que tú y tu pareja exploréis las sensaciones que vais creando en el cuerpo del otro y la manera natural en la que reaccionan vuestros sentidos. Es necesario crear para ello una atmósfera relajada, íntima y alcanzar una experiencia sexual a otro nivel. Por ejemplo, podéis vendaros los ojos y abrir un gran abanico de posibilidades para estimular el resto de vuestros sentidos.

También podéis jugar con aceites corporales con olores (recuerda que la canela o la vainilla son afrodisíacos), poniendo música de fondo o introduciendo algo de comida (chocolate, nata, fresas...) para potenciar la experiencia. Aquí tienes unas cuantas recomendaciones...









4. Experimenta un orgasmo con todo tu cuerpo


¿Un orgasmo con todo tu cuerpo? Suena extraño pero hay una manera de conseguir que todas las partes de tu cuerpo se exciten. Una de las formas de conseguir este tipo de orgasmo es practicar para construir una energía erótica que os mantenga cerca del clímax y dejar que después se desvanezca poco a poco.

Pero no todo se queda ahí: debes jugar a alcanzar varias veces esa energía cercana al orgasmo y usar tu respiración y el poder de tus impulsos para propagar toda la energía por tu cuerpo. Podéis jugar con esta tensión tanto tiempo como quieras, es una especie de reto para ver cuánto aguantáis.

Puedes mantener a tu pareja en ese punto cercano al orgasmo, por ejemplo, con tus palabras, pero nunca dejes que llegue completamente a él. Cuando finalmente alcancéis el orgasmo, sentirás fuertes y placenteras contracciones en diferentes partes de vuestro cuerpo.













5. Y... ¡Disfruta del viaje!

El sexo tántrico es un medio para llegar al orgasmo de la mejor manera posible. De hecho, el proceso completo requiere que te concentres en el trayecto y dejes de pensar en el final del camino para conseguir un nivel más alto de satisfacción en tu relación. A veces ponemos demasiado énfasis en el resultado final, en alcanzar el orgasmo y, a menudo, descuidamos la diversión y el placer que nos provoca la forma de llegar hasta él.

Si estás continuamente persiguiendo la posibilidad de llegar al clímax, tu chico y tú acabaréis aburridos de hacer las mismas cosas de siempre. Deja un poco de lado el orgasmo y piensa en qué otras partes del sexo os pueden divertir. La clave para conseguirlo es recordarte a ti misma por qué te gusta practicar sexo y qué es lo que esperas de él. Céntrate en ello y experimenta con algo que os haga disfrutar: la intimidad entre los dos, el sexo oral o los besos puede ser un campo de exploración perfecto. Así que, prueba cosas nuevas y el resto vendrá de forma natural. Por ejemplo, si no logras disfrutar al 100% del sexo tántrico, empieza innovando con tu pareja de otra forma, tal vez con estas geniales posturas para practicar sexo por toda la casa.











Fuente: http://www.enfemenino.com/sexualidad/sexo-tantrico-orgasmos-increibles-s1837664.html