Seguidores

jueves, 14 de abril de 2016

BENEFICIOS DE CURAR LA HISTORIA, EL DAR GRACIAS Y EL ÁRBOL GENEALÓGICO



CURAR LA HISTORIA ES SANAR DE MANERA INTEGRAL


VER VÍDEO




Muchos se sienten acorralados y prisioneros de su propia historia y no lo saben.

El despertar de la conciencia pasa por una aceptación de esa historia, que no es comulgar ni consentir con el mal o la llamada sombra que todos llevamos. 

COMENZAR POR DAR GRACIAS:

Un artículo del doctor en Neurociencias Alex Korb, publicado en Psychology Today comienza diciendo: “Tome un momento para dar las gracias porque puede leer este artículo”. Según este experto dar las gracias, practicar la gratitud con frecuencia mantiene a las personas felices y saludables. El experto refiere un estudio realizado por una pareja de investigadores estadounidenses (Emmons y McCullough, 2003) que formaron dos grupos: a uno le dieron una libreta para anotar las cosas por las que deberían estar agradecidos a diario, y al otro, se les pidió que escribieran las cosas que les molestaban y las razones por las que eran mejores que otros.

El análisis empezó a mostrar resultados claros: el primer grupo mostró un incrementó en su determinación, atención, entusiasmo y energía en comparación con el otro grupo.

Cuando das gracias a Dios o al Universo, te estás reconociendo, estás aceptando lo que tú mismo eres y has creado, por tanto, de la acción de gracias se desprende una energía muy positiva, porque lo que estás afirmando es tu grandeza como co-creador de tu realidad, estás en bendición porque en ese momento estás diciendo bien de ti y de la divinidad que sondea al cosmos interior y exterior.

Dar gracias es lo contrario de maldecir, es reconciliarse con tu historia y solo así se puede sanar de manera integral, solo así se pueden curar esos conflictos ancestrales que nos han atado a ruedas de reencarnaciones interminables, nos han querido durmientes, ahora estamos despertando a aquello que somos, seres con apariencia humana, pero con un contenido de Luz eterna y aún los ángeles envidian nuestra aventura.






Y claro está, todo esto es muy bonito y casi todos dicen: "pero muy difícil".
¿Cómo voy a dar gracias si estoy enferma o si he perdido a un ser querido?

Debo decirte que el hecho de dar gracias no te eximirá de nada que ya no hallas admitido como válida experiencia a vivir. Dar gracias es una luz a tu subconsciente, el cual lo recibirá también agradecido, entonces este impulso comenzará a repercutir en toda tu vida física y espiritual, la señal llegará a tus cuerpos sutiles, chakras energéticos y órganos vitales.  

Dar gracias independientemente a lo que estés viviendo es señal de sabiduría, es señal de un ser despierto e iluminado. 

Muchos han arremetido en contra del concepto de la paciencia, como que hay que resignarse y no hacer nada. Es todo lo contrario, cuando se da gracias, el conflicto desaparece de inmediato comienza poco a poco a aparecer la luz en esas partes afectadas y dañadas. 

Dice Korbs que el cerebro es como un niño pequeño porque “se distrae con facilidad”; entonces, si se es alguien agradecido no tendrá tiempo para pensar en sensaciones negativas y crea un “círculo virtuoso” en el que si empieza a dar las gracias, seguirá buscando cosas para agradecer. Como el cerebro humano es tan adaptable, darle cosas para agradecer todo el tiempo, hará que esto se convierta rápidamente en una buena costumbre. 






CURAR LA HISTORIA:

Para curar la historia es necesario entrar en tu interior, es descubrir quién eres, de donde vienes y hacia donde vas. Es comenzar a observar tus sombras sin juzgarlas.

Todos hemos nacido con retos personales, familiares y sociales, son los karmas heredados y admitidos por llamarles de alguna manera, que hemos aceptado para trabajar en estos planos dimensionales. 

En vídeos y artículos de este Blog, me he referido a que si bien estamos sujetos a esos vínculos ancestrales y por tanto a reencarnar una y otra vez, no por eso somos esclavos ni estamos atrapados en una cárceles virtual holográfica Matrix.

Entiendo que nada ni nadie no ha confinado a esa "trampa de la reencarnación".
En mi criterio, en el universo no hay azares y todo son acuerdos de sincronicidad, papeles asumidos y roles a desempeñar.

Por otra parte, debemos tener claro aquello que somos, fracteles de esa divinidad, en constante expansión creadora, pero sobre todo, libres para decidir, si seguir o no, si abortar el proyecto o continuar en esta "obra de teatro".





Curar la historia es el despertar de la conciencia: 

Entonces, ¿hacia donde voy con esta reflexión?

Muchos viven en la queja y esto se debe a una educación encaminada a encontrar la felicidad siempre desde el exterior, en ese sentido, tanto la religión de los fetiches y dioses, como un materialismo de corte marxista, se han encargado de someter a las conciencias utopías y paraísos falsos e ilusorios. 

En realidad, hemos consentido el estar o el aparentar estar en el  sueño de la Matrix, hemos aceptado el papel de la "Bella durmiente".

El por qué o el para qué, eso no te lo puedo decir, eso cada cual debe desentrañar, es parte de su misión el dar con el sentido de su vida. 

Yo solo puedo decirte que puedes iluminarte tú mism@ y que eso que buscas, ya lo tienes, pero el cómo, el cuando y el dónde, lo pones tú, te  toca a tí descubrirlo. Además, es tu derecho a que encuentres tu solo el tesoro.

El maestro te dice, el manantial está en la montaña, pero es el discípulo es el que debe escalar la montaña, así le crecerán las alas y se liberará del maestro. 

Son muchas las terápias que en la actualidad se dedican a este tema, como son las constelaciones familiares, donde se penetra con valentía en en ese árbol familiar que todos tenemos.

Recordemos que desde la perspectiva de la psicogenealogía Jodorowskyana, cada uno de nosotros está habitado por las tres generaciones que lo preceden, lo que hace un mínimo de catorce personas. Desde esta perspectiva, consideramos que los secretos guardados en una generación son un manantial insano de traumas y conflictos para los que lleguen detrás, “es agua sucia” como diría Marianne Costa.
.
¿Hay alguna relación entre la enfermedad y los secretos familiares? La relación entre enfermedad y secretos familiares se hace bastante evidente en el estudio de los árboles genealógicos. La familia es como una olla psicológica llena de secretos, tabúes, silencios, vergüenzas. Hay asesinatos, locura, robos, ifidelidades, cárcel, incesto, abusos… Así, la enfermedad no es la solución del problema, sino una invitación a enfrentar un conflicto familiar que se ha mantenido secreto.
.
Como escribió Françoise Dolto: “Lo que es callado en la primera generación, la segunda lo lleva en el cuerpo.” ¿Qué cosas, a nivel psicogenealógico, vamos cargando en el cuerpo? En el lado derecho… está la herencia paterna Lado izquierdo…herencia materna...





 ¿Si no uso palabras para expresar mi dolor, lo expresaré con mi cuerpo? 

Anne Ancelin Schützenberger lo ha estudiado a fondo: “Los duelos no hechos, las lágrimas no derramadas, los secretos de familia, las identificaciones inconscientes y lealtades familiares invisibles” pasean sobre los hijos y los descendientes.

“Lo que no se expresa por palabras se expresa por dolores”. O por accidentes, como el caso de una biznieta que pierde su virginidad por accidente a los siete años (jugando al salto de pértiga) y estudiando su árbol, descubre que su bisabuela fue fruto de una violación, concebida en la misma fecha que ocurrió el episodio. 


¿Cómo se pueden observar los secretos en el árbol genealógico? Cuando el árbol quiere desvelarte un secreto, crea una estructura, algo que se repite, con eso pretende llamar tu atención.

Por ejemplo una fecha que se repite, un estilo de elección de la pareja, unos accidentes con ingredientes similares. Estos secretos se guardan por vergüenza, por pudor, por proteger a los niños o autoprotegerse ante la sociedad. ¿Dónde se sitúan esos secretos? Cada secreto que tenemos está en el estrato que le corresponde (los cuatro egos): -Mis ideas locas secretas, podemos identificarlas en el nivel de mis bisabuelos -Mis emociones secretas, están en mis abuelos -Mis secretos sexuales-creativos, están en mis padres -Mis secretos materiales, de territorio, están en mis hermanos
.
Cuando el secreto lo porta un miembro de la familia, éste lo vive como un cuerpo extraño y molesto, su cuerpo lo vive como un tumor o un bolo alimenticio que tiene que salir a fuera. Nunca debemos contar secretos a los niños, es un Abuso con mayúsculas. Sabemos además el poder de la comunicación no verbal, si alguien delante de ti se calla una información importante, se delatará tarde o temprano con algún gesto inconsciente. 


Freud decía que “Aquel cuyos labios callan, conversa con la punta de los dedos. Se traiciona por todos los poros”.





Claudine Vegh decía que “…vale más saber una verdad, aun cuando sea difícil, vergonzosa o trágica, que ocultarla, porque aquello que se calla, es subordinado o adivinado por los otros y ese secreto, se convierte en un traumatismo más grave a largo plazo”. Los secretos hay que airearlos si son del presente, de la manera más adecuada y en el momento más propicio, o sanarlos con la psicomagia si son del pasado. 

Una herramienta útil es dibujar el árbol sanado: se trata de hacer una obra en la que representemos a todos los miembros, con dibujos o fotografías pegadas a modo de collage. A cada uno le pondremos su finalidad cumplida, todo aquello que les damos nos lo damos a nosotros mismos, y ahí aparecerán todos los secretos convertidos en bendiciones. He aquí un ejemplo: El árbol guarda secretos, al tiempo que puede intentar desvelarlos. En todo árbol aparece en un momento determinado un héroe, el que lo sana y se sana, aquel que se atreve a construir el árbol genealógico.

No existen los árboles sanos porque vivimos en una sociedad enferma.

“La sanación del árbol consiste en quitar la repetición, comprenderla, o repetirla en una forma positiva”.
.
Alejandro Jodorowsky.



Curar la historia es de vital importancia y cuando eso sucede lo verás todo claro, comprenderás que cada acontecimiento que has vivido es perfecto, ya no lo juzgarás ni como bueno, ni como malo. 

Ya no pretenderás hacer desaparecer algún capítulo de tu vida anterior, pues todo es válido, todo ha sido para el encuentro contigo mism@, todo es para tu despertar, liberación y felicidad.