Seguidores

lunes, 8 de febrero de 2016

POR QUÉ PROTEGER EL AURA. LOS INVASORES ENERGÉTICOS





El aura es un campo energético que se encuentra dentro y alrededor del ser humano, llegando a sobresalir unos centímetros del cuerpo físico. Comprende diferentes capas que no están definidas de la misma manera en todas las personas. No existe una manera unificada de abordar la posición de las capas del aura, las opiniones de los expertos son más bien conceptos teóricos, antes que observaciones reales. Lo que sí podemos asegurar es que el cuerpo físico posee un doble etéreo, o energético.



VER EL VÍDEO: "¿POR QUÉ PROTEGER EL AURA? LOS INVASORES ENERGÉTICOS







LOS INVASORES ENERGÉTICOS 


Un invasor energético es una energía equipada con unas estrategias de invasión y defensa similares a las de un virus físico, pero todo su ser es energético.  Pero lo mismo podríamos decir de la inmensa habilidad que tiene el agua al fluir para ubicar siempre la vía de menor resistencia. Si bien la habilidad del agua es parte de la inteligencia que organiza el universo, la realidad es que el agua no es inteligente, sin embargo su habilidad para encontrar la grieta de menor resistencia con frecuencia supera la inteligencia de la persona que trata de impedir las goteras en su casa.

Estas energías (los invasores energéticos) con frecuencia son enviadas por personas que quieren hacer daño a otros, otras veces son simplemente puestas en funcionamiento por la misma víctima al dejarse dominar de la ira, el odio, los celos, el miedo, la depresión, la falta de fe, las pasiones, o cualquier otra forma de sentimiento de baja vibración. Adicionalmente es frecuente encontrar en situaciones extrañas de sufrimiento a aquellos que han utilizado la magia negra contra otras personas. Todos en realidad son víctimas de las energías de baja vibración que de una u otra forma entraron en su sistema.

La parte importante de todo esto es que al igual que nosotros podemos prevenir la invasión de los virus al seguir estrategias saludables, como son una dieta que incentive el fortalecimiento del sistema inmunológico, ejercicio físico, pensamiento positivo y el evitar personas y lugares contaminados; de la misma manera, si seguimos las estrategias correctas vamos a evitar la contaminación con energías bajas o si ya fuimos contaminados, entonces vamos a ayudar a nuestro sistema defensivo a expulsarlas más fácilmente.





Aquí se introduce un concepto nuevo y desconocido, nuestro cuerpo energético también se defiende de los invasores.

Ahora bien al igual que cuando usted tiene una enfermedad física no basta con ir al médico para sanarse, sino que tiene que tomar las medicinas, seguir las instrucciones del médico y pensar positivamente; de la misma manera, cuando usted tiene una enfermedad energética no basta hacerse un baño, limpieza o exorcismo, sino que también hay que entrenar al consciente y al inconsciente para actuar de manera saludable, de forma que expulse completamente cualquier residuo del virus energético, pues de lo contrario, si continúan existiendo condiciones favorables para él, este se reproducirá nuevamente y en pocos días estará infectado de nuevo.


Toda materia es una expresión del mundo espiritual. En el Universo hay muchas energías que interactúan con el hombre, algunas son poderes de Luz, otras, de Oscuridad. Pensemos en nuestra vida cotidiana: encendamos el televisor y registremos conscientemente la cantidad de imágenes o temas que nacen en la violencia y otros asuntos negativos, y comparémoslo con el tiempo que encontramos imágenes positivas o amables. A veces de manera consciente, otras veces no, estamos cerca de la oscuridad.






Cada vez que elaboramos pensamientos negativos, como "siempre fracaso", "soy un inútil" y otros similares, se va formando en el aura una capa cada vez más sólida y compacta que produce un bloqueo energético: todo lo que pensamos y hacemos vuelve hacia nosotros.


Desde un punto de vista referido al buen funcionamiento de nuestro organismo, es importante que nuestra energía vibre en una frecuencia positiva, lo que va a determinar que nuestro sistema físico y energético funcione correctamente. Las frecuencias relacionadas con el amor ayudan a mantener nuestra higiene energética limpia, mientras que las relacionadas con el miedo, el enojo, la ansiedad, nos carga de "suciedad energética".



Idealmente, se debe limpiar el aura dos veces al día, al levantarse y al acostarse. Cómo limpiar tu aura antes de irte a dormir es fundamental. Cuanta más gente entre en contacto contigo durante el día, más propenso estarás a pensamientos y energías que pueden adherirse a tu cuerpo astral y causar problemas. De la misma manera que el cuerpo físico está expuesto a virus y gérmenes físicos, el cuerpo astral recoge energía del ambiente.


Hay muchas técnicas para limpiar el aura, entre las más tradicionales se encuentran el reiki, yoga, chamanismo, las esencias florales, la acupuntura, la meditación, el uso de cristales, las visualizaciones, etc.

También podemos mantener nuestra aura limpia de manera sencilla, con prácticas caseras como sugerimos a continuación:


LA RECETA INFALIBLE
Siempre que el tema es protección espiritual normalmente solemos abordarlo desde una perspectiva muy estrecha, pero también tenemos la costumbre de considerar que la tan anhelada protección espiritual se obtiene en algún lugar externo, con ayuda de una solución mágica o con una receta infalible.
Realmente, esa receta para obtener la verdadera protección espiritual, que no es un amuleto, tampoco un escapulario ni un ritual específico, existe. No estoy diciendo que ciertos elementos externos no sean accesorios importantes en la búsqueda de un estado seguro de equilibrio
espiritual, sino que el principal elemento que determina la genuina protección espiritual es vivir la verdad en cada acto.
Solo logra un estado de protección espiritual aquel que vive la verdad de su alma, en cada actitud y situación de la vida.


EL AURA HUMANA

El ser humano está compuesto por diversos cuerpos, en diversas franjas de frecuencia; para facilitar, vamos a resumirlo en dos tipos: el cuerpo físico y el energético.
Todo lo que le pasa al cuerpo físico se refleja en la estructura del cuerpo energético; y, asimismo, todo lo que ocurre en el cuerpo energético se refleja en el cuerpo físico. El aura humana es exactamente nuestro cuerpo energético.
Así como el planeta mantiene un campo de energía que bloquea el paso de asteroides y cometas a la atmósfera terrestre, el aura humana hace como un escudo protector que bloquea el acceso
de fuerzas negativas externas.
Aura, psicosoma, perianto, cuerpo de luz, son denominaciones variadas para representar nuestro sistema energético o cuerpo sutil. Pero ¿qué es lo que alimenta y constituye ese campo energético? ¿Cuál es la energía responsable por mantenerlo abastecido?
La fuerza de la vida.
Energía vital, prana, espíritu santo, chi, ki o manas, todas estas denominaciones se refieren a la misma energía. Es la energía vital universal que abastece nuestro campo energético.






LA INFLUENCIA DE LOS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS

Genéricamente, recibimos a todo instante una corriente continua de energía vital, la cual abastece nuestros cuerpos energéticos y por consiguiente vitaliza las funciones del cuerpo físico.
El cuerpo físico no es alimentado únicamente por la energía vital, pues también depende del reposo (sueño), de la alimentación y de la respiración. Pero el cuerpo energético es alimentado
por la energía vital que nos abastece diariamente. Ocurre que nuestros pensamientos y emociones tienen la capacidad de influir sobre la calidad de la energía vital que recibimos
diariamente, luego, tienen el poder de mantener o empeorar el patrón de la energía recibida.
Pensamientos y emociones negativas frecuentes desarmonizan la corriente energética que constituye el campo de fuerza que protege el espíritu humano contra invasiones sutiles de diversos aspectos.


LA PROTECCIÓN COMIENZA EN LA CONCIENCIA

El “Orad y Vigilad” la calidad de las emociones y de los pensamientos es el mejor camino.
Puedes utilizar salmos, oraciones específicas, ceremonias y rituales de protección, pero la fuerza que alimenta tu protección espiritual es básicamente consciencial.
Nadie que tenga un vacío consciencial enorme en su pecho logrará una protección espiritual real y duradera sirviéndose únicamente de elementos externos.

LOS DIFERENTES ATAQUES
Podemos sufrir invasiones energéticas nocivas de diversos aspectos, pero con el fin de facilitar 
la comprensión, vamos a resumirlo en solo dos tipos:

­ Espiritual: entidades espirituales desencarnadas actúan interfiriendo en la armonía energética de una o más personas.
­ Mental/Emocional: la energía de pensamientos y emociones negativas actúa de forma nociva en el aura de una o más personas.

SIEMPRE HAY INTERCAMBIOS
Cuando dos cuerpos se unen, después de este encuentro jamás volverán a ser los mismos, energéticamente hablando. Todo el tiempo estamos intercambiando energías sutiles con los ambientes y personas con los que entramos en contacto, y no siempre ofrecemos fluidos de buena calidad; y del mismo modo, también es posible que recibamos fluidos nocivos. 

El secreto no es únicamente saber bloquear la captación de energías sutiles, sino saber transmutarlas cuando las absorbemos.
Y ¿cómo limpiarse de energías nocivas? ¿Cómo protegerse?
La humanidad en el siglo XXI está siendo bañada por una lluvia de informaciones acerca de la evolución del alma, de las curas naturales y de la espiritualidad, jamás antes imaginada.
Aprovechando este momento primoroso, debemos incorporar a nuestras costumbres diarias actitudes encaminadas no solo al bienestar del cuerpo físico, también del cuerpo energético. Y ¿qué puede hacerse para purificar y alimentar el cuerpo energético?







Llámala plegaria, oración o meditación a esta práctica, el nombre no importa. Lo que realmente interesa es que reserves diez minutos, tres veces al día, para
sintonizarte con la Fuerza Mayor o Dios. Pero está bien que sepas que la plegaria mecánica, la que no está hecha con la fuerza de la gratitud, no funciona.
AMAR, PERDONAR Y ACEPTAR: Poner amor conscientemente en todos los actos desarrolla la aceptación y el perdón en las situaciones conflictivas de la vida. Esos momentos, cuando no se suavizan con la fuerza del amor, pueden producir grandes pérdidas de fuerza en el campo de energía humana, y así facilitar los ataques.
ESTUDIAR SIEMPRE, PERO SIEMPRE: Jamás dejar de aprender sobre el gran misterio de la vida, sobre la relación entre Dios y el hombre, sobre la sanación del alma y la elevación de la conciencia como un todo.

BUSCAR TU VERDAD: Enfocar tu misión espiritual de esta existencia física. Vive tu vida física como te parezca que debes vivirla, pero jamás te distraigas del hecho de que toda alma encarnada en este mundo tiene un propósito y que la forma más plena de existir es encontrar y realizar este propósito.
PRÁCTICAS SALUDABLES: Recibir pases en los centros espíritas, hacer yoga, Reiki, ejercicios físicos, prácticas bioenergéticas, las meditaciones y el reír mucho siempre contribuyen grandemente a fin de obtener protección espiritual.

DESMITIFICA: AMULETOS: Son artefactos, normalmente producidos por la combinación de elementos naturales (cristales, hierbas, metales, etc.), cargados con la fuerza de una intención mayor, que  los vuelve capaces de fortalecer el aura de quienes los utilizan.

­ CUERPO CERRADO: Es únicamente un término empleado de forma coloquial para remitir a un individuo que tiene un campo energético más fuerte. Técnicamente hablando, “cerrar el cuerpo” sería muy nocivo porque implicaría bloquear el paso de cualquier tipo de energía, incluso la fuerza vital universal que nos abastece continuamente. En este concepto técnico, tener el “cuerpo cerrado” sería una condición muy precaria para vivir.

­ RESONANCIA O SINTONÍA ESPIRITUAL: Lo que tú piensas, sientes y crees está siempre ligado a lo que manifiestas en tu constitución áurica, y, por consiguiente, determina tu sintonía espiritual. En tratándose de invasiones espirituales, cada persona se sintoniza con los espíritus semejantes
en condiciones mentales, emocionales y morales. Modificando estos aspectos en el individuo, su resonancia o sintonía cambiará en la misma proporción. Por tanto, es la reforma interior la puerta de entrada para una condición de protección espiritual.

Fuente: http://www.somostodosuno.com/imprimir.asp?id=12316

Por último, una manera rápida y muy efectiva de proteger tu aura cada mañana antes de salir de casa, consiste en cubrirte mentalmente de una luz blanca de los pies a la cabeza y mantener una mentalidad positiva todo el día.

DECRETO PARA CERRAR EL AURA: 



EN EL NOMBRE DE MI YO SOY TOTAL
DECRETO AHORA EL CIERRE DE MI AURA.
VISUALIZO EL AURA RADIANTE Y SIN NINGUNA FISURA O GRIETA.
CREO MENTALMENTE UN CORDÓN DE LUZ DORADA COMO SELLO
QUE LA ENVUELVE Y PROTEGE.
HAGO ESTE DECRETO CONSCIENTEMENTE Y EN MIS PLENAS
FACULTADES DEL SER LIBRE
PARA NO DEJAR ENTRAR NI SALIR NADA DE MI.
NI ENERGÍAS, NI ENTIDADES DEL TIPO QUE SEAN, EGREGOR O PARÁSITOS ENERGÉTICOS.
DECRETO ESTO CONSCIENTEMENTE Y EN MIS PLENAS FACULTADES.
PORQUE SÉ QUE DENTRO DE MÍ SE ENCUENTRA TODO LO NECESARIO PARA MI FELICIDAD, SALVACIÓN, SANIDAD DE CUERPO Y ALMA.
EN EL NOMBRE DE MI YO SOY, QUE ASÍ SEA, HECHO ESTÁ. 

Fuente consultada: http://avfenix8237.blogspot.com.es/2014/03/como-limpiar-proteger-y-fortalecer-el.html