Seguidores

miércoles, 27 de enero de 2016

EL EFECTO DEL PADRE NUESTRO EN LOS CHAKRAS Y LAS GLÁNDULAS ENDOCRINAS








VER EL VÍDEO: EL EFECTO DEL PADRE NUESTRO EN LOS CHAKRAS Y LAS GLÁNDULAS ENDOCRINAS






Antes de abordar este tema, debo apoyarlo en que existe una hipótesis de un viaje de Jesús a India, Tíbet, Nepal y los Himalayas fue formulada por el periodista y viajero ruso Nicolás Notovich en el libro La vida desconocida de Jesús. 





Según su versión, los lamas le dieron a conocer unos manuscritos que hablaban del profeta Issa (nombre oriental de Jesús), describiéndolo como un niño nacido en Israel de padres pobres y piadosos, «por cuya boca habla Dios». Notovich sostiene que consultó una copia escrita en lengua pali en el monasterio de Hemis (Ladakh), y que el original se conservaría en Lhasa, capital del Tíbet y sede tradicional del Dalai Lama.




Siempre según Notovich, Jesús habría estudiado los textos sagrados budistas e hindués y pasado largos periodos en las ciudades santas de Benarés y Rajagrhiba, entre otras localidades de India, Tíbet y Nepal.

En 1929, el hindú Swami Abhedananda publicó una supuesta traducción bengalí de esta fuente, aunque con algunas diferencias. Éstas podrían deberse a que tuvo acceso a otra copia. 

En su Diario, el famoso artista místico ruso Nicolás Roerich citó varios fragmentos muy similares a los recogidos por Notovich en su libro, pero provenientes de otra fuente. Su hijo Jorge Roerich defendió su autenticidad. También lo avaló la pianista Elizabeth Capari. Esta mujer mantuvo que durante un viaje a Hemis en 1939, un lama le habría mostrado unos pergaminos, afirmando: Este libro dice que su Jesús estuvo aquí.






De acuerdo con esta teoría, las claves de la sabiduría de Jesús se situarían por tanto en dos puntos emblemáticos de la tradición iniciática universal. Por un lado, el antiguo Egipto, y también la doctrina de la Luz y las Tinieblas de la religión persa de Zoroastro. Por otro, los milenarios conocimientos del panteón hindú, con su miríada de dioses y de energías, y el budismo, unido al Mahavirismo jainista de la India y a la antigua religión del Himalaya, animista y de poderosas vibraciones, como las del Bon-po. 


Finalmente, también habría conocido la filosofía de la China ancestral. Cuando Jesús regresó a Palestina para liberar el cuerpo (de la dominación romana), y alma de sus hermanos de sangre (de su ignorancia), ya habría completado su iniciación, convirtiéndose en el Cristo: el gran Iluminado de Dios.

Es en el contexto de esta imagen de Jesús que adquiere especial importancia el supuesto documento que estaría celosamente custodiado en el monasterio Hemis, a 45 kilómetros de Leh, capital de Ladakh.








Por lo que sería lógico pensar ahora que el maestro Jesús, estaba al corriente de esta espiritualidad oriental, que luego fue suprimida por el emperador de Roma y por tanto por la tradición católica, ordoxa y protestante cristiana.


Sin ánimos de hacer proselitismo religioso, ya no es mi intención, entre otras cosas, porque soy aconfencional, les comparto esta sabiduría esotérica heredada, que más allá de todo ísmo e institución nos podría ayudar en nuestro camino en este despertar espiritual y holístico.


Sabemos que existen siete vórtices energéticos que tenemos activos o no en el cuerpo físico. Siendo vórtices de energía que dan vida los chakras reaccionan constantemente a la información que el organismo absorbe y emite. 

A continuación estudiamos el efecto que tiene el PADRENUESTRO en las glándulas endocrinas.

“La enfermedad llega al cuerpo a través de los venenos segregados en los centros glandulares por las actitudes negativas.

Inversamente… se podría provocar la curación, trabajando en un sentido positivo sobre éstos centros glandulares. Se debe actuar sobre ellos, reanimarlos, reparar sus energías en movimiento, despertarlos.

Una herramienta de base es: “la meditación” Y también cada verso del Padrenuestro, corresponde a uno de éstos centros glandulares, y que la recitación meditativa de ésta plegaria, puede tener un efecto dinamizante sobre las glándulas endocrinas enfermas.

El “padrenuestro” es en principio mucho más antiguo que el judaísmo, puesto que se le encuentra ya en las plegarias de Tell el-Amarna.








CORRESPONDENCIA ENTRE LOS VERSOS DEL PADRENUESTRO Y LAS PRINCIPALES GLÁNDULAS ENDOCRINAS,DADAS POR (REZAR EL PADRE NUESTRO A CONSCIENCIA, SENTIR LO QUE ESTAS DICIENDO O LEYENDO)

1.- PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN EL CIELO: – abre la pituitaria (glándula maestra del cuerpo).










2.- SANTIFICADO SEA TU NOMBRE: – abre la glándula pineal.










3.- VENGA A NOSOTROS TU REINO: – abre la tiroides.









4.- HÁGASE TU VOLUNTAD ASÍ EN LA TIERRA: – abre el timo. (ENTREGAR TODO AL PADRE Y SE HAGA SU BENDITA VOLUNTAD)






5.- COMO EN EL CIELO: – abre la tiroides.






6.- EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA GRACIAS POR DÁRNOSLO HOY: – abre las gónadas (glándulas sexuales masculinas y femeninas).








7.- Y GRACIAS POR PERDONARNOS NUESTRAS DEUDAS (OFENSAS), ASÍ COMO NOSOTROS PERDONAMOS A NUESTROS DEUDORES (A QUIENES NOS HAN OFENDIDO): – abre las suprarrenales, también llamadas adrenales. (PERDONAR Y PEDIR PERDON EN CADA MOMENTO Y SIEMPRE)







8.- GRACIAS POR NO DEJARNOS CAER EN LA TENTACIÓN: – abre las células de Leyden (o glándulas de Leydig, que no son verdaderamente una glándula, sino un conjunto de células secretoras de hormonas, localizadas bajo el ombligo y por encima de las gónadas)

9.- GRACIAS POR LIBRARNOS DEL MAL: – abre el Timo

10.- PUESTO QUE TUYO ES EL REINO: – abre la Tiroides.

11.- EL PODER: – abre la glándula Pineal.

12.- Y LA GLORIA: – abre la pituitaria.


Con el sentimiento de agradecer, creamos otra realidad por estar atrayendo a nuestras vidas más gratitud y no más necesidad”

Cristo ha sido muy mal malinterpretado por el mundo... Incluso los principios más elementales de sus enseñanzas han sido profanados –crucificados a manos del dogma, los prejuicios y la falta de entendimiento- y la profundidad esotérica de esos principios ha quedado en el olvido... Bajo la supuesta autoridad de doctrinas del cristianismo, forjadas por el hombre, se han librado guerras genocidas y se ha quemado a gente en la hoguera bajo la acusación de brujería o herejía... 




¿Cómo podemos rescatar a estas inmortales enseñanzas de las garras de la ignorancia?... Es preciso conocer a Jesús como un Cristo oriental, como un yogui supremo, que manifestó completo dominio sobre la ciencia universal de la unión con Dios y, por lo tanto, pudo hablar y actuar como un salvador que contaba con la voz y la autoridad de Dios... Jesús ha sido occidentalizado en exceso...





Todos somos hijos de Dios, desde el comienzo hasta la eternidad... Las controversias surgen de los prejuicios, y el prejuicio es fruto de la ignorancia... No debemos sentirnos orgullosamente identificados, con el hecho de ser estadounidenses o indios o italianos o de cualquier otra nacionalidad, pues ésta es sólo un accidente de nacimiento...


¡Desecha las máscaras!...y cuando digo esto, no me estoy refiriendo a ese falso dios entidad Yahvéh, inventado y manipulador de las religiones, me refiero a la Fuente verdadera de energía y amor.






Sé tú mismo y  no mediante vanas proclamas y oraciones aprendidas de memoria, ni por medio de los fuegos artificiales, de eruditos sermones concebidos con el propósito de loar al falso dios amo y señor y reunir adeptos, ¡sino a través de la realización!... Identifícate, no con el estrecho fanatismo disimulado bajo el disfraz de la sabiduría, sino con la Conciencia Crística... Identifícate con el Amor Universal, que se expresa al servir a los demás tanto material como espiritualmente... 

Entonces sabrás quién fue Jesucristo y podrás decir, desde el alma, que todos formamos parte de la misma familia... que todos somos hijos del Único Dios...