Seguidores

miércoles, 11 de noviembre de 2015

EL PODER OCULTO DE LA MÚSICA




¿La música que escuchas eleva o baja tu vibración?

La música es vibración.






La Música que Eleva Nuestra Vibración y la Música que la Baja

La música es un canal por excelencia por el cual podemos expresar toda clase de sentimientos y emociones tanto positivas como negativas, la eterna bipolaridad, blanco o negro, el bien y el mal…y de esta incesante lucha la música no podía escapar: actualmente contamos con una gran variedad de géneros musicales, unos elevan nuestra vibración y otros la merman. La música que escuchamos y que escogemos por libre albedrio es también un espejo-reflejo de lo que vivimos, de cómo nos sentimos y sobre todo de la clase de pensamientos que tenemos.

Entre la música que contribuye a mantenernos en un estado de armonía y elevar nuestra vibración tenemos a la música: Clásica, New Age (Meditativa), Instrumental, Sonidos de la Naturaleza, la Celtica, la Opera, Mantras, entre otros.



El secreto oculto del agua modificada en dependencia de la frecuencia vibratoria. 


“ Los mensajes ocultos del agua”.





Los cristales que se forman en el agua, en el punto de congelación, revelan cambios sobre la estructura molecular cuando dirigimos hacia ellos pensamientos o sentimientos muy específicos, es lo que nos revela el DR. Masaru Emoto (especialista japonés que ha dedicado años a investigar la estructura del agua) en su obra “ Los mensajes ocultos del agua”.

Según este científico , el agua que proviene de manantiales no contaminados, muestra una formación hermosa de cristales, que aumenta aún más cuando se expone a música agradable. Nos muestra también diferencias fascinantes generadas en los cristales cuando el agua se le expresan palabras diferentes, como gracias o estúpido.

Por lo tanto, de acuerdo con el Dr. Masaru, es posible determinar cómo repercuten en la composición química del agua las vibraciones que emite la música, el sonido de las palabras, ciertas imágenes y pensamientos, manifestando claros patrones llenos de coloridos, brillantez y armonía en sus formas.

Los pensamientos positivos dibujan bellas formas en los cristales del agua.

Lo curioso , es que si los pensamientos son positivos, las estructuras de los cristales de agua son de formas bellas y si , por el contrario, son pensamientos negativos las estructuras se muestras en formas caóticas, así como en el caso de aguas contaminadas o que hayan sido expuestas a música como el heavy metal o palabras malsonantes, forman cristales opacos y con formas asimétricas e irregulares.

De ser cierto todo esto, inmediatamente surge una pregunta ,si los pensamientos pueden provocar esos cambios a una gota de agua, entonces,¿ qué pueden provocarnos a nosotros que estamos formados por más de un 70 % de este líquido? Vale la pena considerar enfocar nuestros pensamientos en positivo.

Hay que tener nuestra mente abierta.

Los mensajes del agua nos permiten descubrir que las “palabras tienen una influencia directa con el agua”.



¿Qué características debe tener la música sanadora y de alta vibración?

“Ser monótona, continua y rica en armónicos o sobre tonos. Instrumentos indios como la tampura y el sitar, hechos según la octava natural del cuerpo humano, resuenan con nuestro organismo. Todos éstos ayudan a sanar al hombre al ser inmunomoduladores. La voz humana es el mejor instrumento que cumple esos requisitos. Los cantos de los monjes tibetanos y los Hoomi de Mongolia, ricos en sobretonos, también inducen la respuesta de quietud. Lo que la música debe transmitir es la intención de sanar”. Dr. Rafael Varela Monte de Oca.

Cuando la música es armoniosa nuestra alma esta gozosa, nos hace sentir relajados, contentos, nos conecta con nuestro Yo-Interno, cuando la música nos incita a bailar y a cantar nuestro cuerpo esta listo para recibir los beneficios de la Luz. Cuando la música nos toca estamos listos para el amor, nos sentimos sensuales, románticos, pasionales, con una gran vitalidad





La Música que Baja Nuestra Vibración

En contraparte, tenemos la música oscura, aquella que baja nuestra vibración y energía. Que nos hace sentir tristes, deprimidos, enojados que exalta y venera todas las emociones negativas, su letra es el reflejo de pensamientos y mentes perturbadas e infelices que buscan afanosamente contagiar a otros seres de sus frustraciones, de su falta de amor a la vida y hacia si mismos. Algunos de sus géneros mas conocidos son la música Dark wave (Neo-classical), Drag (o Witch House), Rock Gótico, Electronic body music, Punk y su máximo exponente el Heavy Metal. De este ultimo se derivan numerosos subgéneros: tales como el Trash metal, Death metal, Metalcore, Groove metal, entre otros.

Esta música estridente, de baja vibración manipula frecuencia alta y bajas provocando un estrés y un grado de excitación muy alto para nuestros sentidos. Desencadenando diversos trastornos en todos niveles físico, mental y espiritual. Si la frecuencia es baja “aletarga nuestras capacidades y funciones primordiales. En la música las bajas frecuencias no solo llaman a la entidades de bajo nivel y a los espíritus demoniacos sino que permiten que estos se manifiesten en el lugar en el que se esta produciendo la emisión sonora de este tipo” Georgette Rivera.

La música de baja vibración como el Heavy Metal también ha sido objeto de estudio científico, el Doctor Masaro Emoto en sus experimentos sobre los efectos de la música en el agua concluyó lo siguiente al exponer una muestra de agua a dicha música: “Esta música esta llena de ira y parece estar denunciando al mundo”.

Asimismo, con frecuencia se incita a quienes escuchan este tipo de música (principalmente la juventud su principal blanco) a la violencia, al suicidio, al miedo, a la cólera, al uso de simbología satánica (siendo los mas utilizados la mano cornuda icono del Heavy metal, la calavera, la lengua extendida hacia fuera, la cruz invertida y el pentagrama), en fin siempre buscando la forma de acentuar los sentimientos y pensamientos mas ínfimos del ser humano. Haciendo parecer la realidad como que no vale la pena vivir, mostrando solo el lado oscuro. Cuando en realidad hay más cosas positivas que resaltar de nuestro entorno, hay mas Luz de lo que pensamos, pero hay que comenzar desde adentro.

No podemos cambiar a las personas y al mundo, pero si tenemos el control absoluto de nuestras vidas, de nuestra poderosísima Mente, a medida que asumamos ese control nuestras vidas y nuestro entorno también se vera mágicamente transformado: Es la Ley de la Atracción. Entonces rodeémonos de personas y situaciones positivas, busquemos las cosas lindas y maravillosas que nos ofrece el Universo a cada instante, como es la música.

Basado en un articulo de Lorena López de Lacaille 







http://hermandadblanca.org/2010/12/14/¿la-musica-que-escucha-eleva-o-baja-su-vibracion/