Seguidores

viernes, 2 de octubre de 2015

LOS BENEFICIOS DE BESAR. ¿QUÉ SE OCULTA TRAS UN BESO?






                       VER EL VÍDEO: LOS BENEFICIOS DE BESAR....
             




Los besos en la Roma antigua

En la cultura clásica greco-romana, los besos entre personas tenían distintos niveles como ocurre hoy en día, desde el más respetuoso hasta el más íntimo. Los “osculum” eran los típicos besos de mejilla y los “basia” o “savolium” eran los que se daban en la boca...

EL BESO FORMAL





Los ciudadanos romanos de un cierto estatus social similar, como pudieran ser políticos, maestros o sacerdotes se besaban en la mejilla y en público. Este tipo de beso fue conocido como osculum. 

Eran gestos de agradecimiento para cerrar algún acuerdo o contrato, o simplemente, como una señal de respecto que se estableció como ritual para determinados actos sociales, de la misma manera en la que, hoy en día, se acostumbra a estrechar las manos para dar por sentado un acuerdo.
También eran una forma correcta de saludo. 




A las personas de cierta relevancia les era permitido besar la cara del emperador, otros aristócratas de menos categoría social podían besar sus manos y las personas de más bajo estatus estaban obligadas a besarle los pies en un acto de sumisión.

Posteriormente esta costumbre pagana de besar los pies de emperadores fue adquirida por los cristianos que besaron los pies del Papa, a pesar de que la Biblia prohibía tales prácticas. (Hechos 10:25-26; Apocalipsis 19:10; 22).


EL BESO SAGRADO

Fuera de este beso formal en tiempos de Roma estuvo prohibido el beso en público, aunque si era permitido tirar besos al aire, se llevaban una mano a la boca, y soplaban lanzando un beso bien a sus seres amados, líderes políticos o 
adoración como las estatuas de los dioses.

La palabra adoración que proviene del latín ad a -, ora, (trayendo la boca,) una especie de beso sagrado, indica, que el adorador, que usualmente llevaba la cabeza tapada, se inclinaba y besaba los pies de sus dioses.
En la antigüedad clásica, este tipo de beso se utilizó en general para adorar a las divinidades, un gesto que heredó el cristianismo y que ha llegado hasta nuestros dias.

A partir del siglo II entre los cristianos se instaura el osculum como muestra de hermandad. Ya en el s.IV en las Constituciones Apostólicas, los cristianos de ambos sexos se saludaban, con “el beso del Señor” y en las misas besar en la boca a otro creyente era practicado como símbolo de paz.


Este beso recibió el nombre de osculum pacis. En la actualidad los fieles cristianos se dan la mano con el mismo significado.




En cualquier caso el famoso beso de Judas ha contribuido a relacionar el acto de besarse entre los cristianos con la traición, ya que a medida que el cristianismo se distanciaba de sus orígenes como secta judía, los pensadores cristianos fueron encontrando cada vez más conveniente culpar al pueblo judío del arresto y la ejecución de Cristo, y presentar a Judas como el arquetipo del judío traidor.

SAVOLIUM EL BESO ERÓTICO

Así que los romanos besaban en público, sólo en la mejilla, y generalmente de día, como forma de respeto, como fieles adoradores incluso llegaban a besar las túnicas de los cabecillas de turno o las estatuas de los dioses para mostrar su su sumisión.

Pero en la esfera privada y en la intimidad, tambien conocieron un beso mucho más apasionado conocido como Savolium que viene de la palabra “saliva” al que hoy nos referimos como ” beso con lengua” y con el que intercambiaron los flujos del amor.

Un gran pensador griego de comienzos de nuestra era, Plutarco, (50-125) más moralista que filósofo o historiador, cuenta en sus Moralia ( Obras morales y de costumbres) que las novias griegas mordían un membrillo para perfumar su beso antes de entrar en la cámara nupcial “a fin de que el primer beso no fuera desagradable”.

Tanto es así que los entre los antiguos griegos, se ofrecía membrillo en las bodas, un rito que al parecer provenía de Oriente.

El BESO DE LA MUERTE

En la antigua Roma era común que los familiares más cercanos al moribundo en el momento de exhalar el último aliento le besaran en la boca para recibir su alma. En realidad era un simbolismo espiritual, como un modo de conservar su alma.

Finalmente el emperador Tiberio terminó prohibiendo el beso.

En sus crónicas, los historiadores no se ponen de acuerdo si fue a raíz del escándalo provocado por la ley de abstención femenina del alcohol; o por el gesto de Judas, que entregó a Jesús besándole una mejilla; no faltan otras razones que apuntan a que en tiempos del emperador hubo una epidemia de herpes que hizo necesaria la prohibición de tan saludable acto.

CONCLUSIÓN

De esta manera, y de la propia censura comenzó a derivarse el beso entre los esposos romanos que con el tiempo, sería toda vez más apasionado. En fechas mucho más cercanas, ya en los años cincuenta del pasado siglo, Hollywood evitó los besos apasionados en el séptimo arte, lo que contribuyó, posteriormente, a que la gente los demandara y décadas posteriores se imitasen estos” besos de película” en la calle y en todo su esplendor.

Besar apasionadamente es sano, libera endorfinas puede quemar hasta 6.4 calorias por minuto y lo que es más importante alarga nuestra vida y la hace más placentera. Por lo tanto, para vivir días felices, estar más sanos y vivir más tiempo, practiquemos el beso en el dia a dia.


Fuente anterior: http://arquehistoria.com/los-besos-en-la-roma-antigua-14771




Según algunos los investigadores, para detectar si la otra persona es (genéticamente) compatible con nosotros.

“Los científicos no están totalmente seguros de por qué besamos”, escribió la investigadora Sheril Krishenbaum en su libro “The Science of Kissing” (La ciencia del beso, 2011).


En otras palabras, existe poco análisis sobre este tema y según Krishenbaum, esto puede deberse a que hay muchos “desafíos a la hora de interpretar lo que significa un beso”.





Pudiera ser:


Cuando besamos, hacemos un movimiento con la boca muy similar al que hacíamos cuando tomábamos leche de nuestra madre, una de las actividades que más placer genera en el cerebro humano.


Origen y significado del beso.


Un beso es el acto de tocar algo con los labios, generalmente a otra persona.

Aparece como una instintiva forma de demostrar afecto y se da por primera vez de la madre hacia su hijo.

Numerosas interpretaciones buscan el origen del beso en el impulso de succión del bebé, las tendencias canibalísticas (el mordisco amoroso), o la costumbre de tribus primitivas de olfatearse y olerse.

Se habla también de que su origen se remota hasta el hombre del Cromagnon, cuando la mujer del Cromagnon alimentaban a sus crías másticando la comida hasta hacerla puré que luego pasaba de su boca a la de su pequeño.

Así como se mencionan varias versiones en cuanto al origen del beso, son también varios sus significados a lo largo de la historia. Se describe el beso de codicia y traición en la biblia, el primero se refiera a cuando Jacob besa a Isaac, su padre y le hace creer que es Esaú, el primogénito; con la intención de quedarse con la bendidón de su padre y con la jefatura de la familia. El otro se refiere al que le da Judas a Cristo en la mejilla, con éste entrega al Hijo del Hombre y se condena para siempre.

El Kamasutra por su parte describe tres clases de besos: el nominal, en el que los labios apenas se tocan; el palpitante en el que se mueve el labio inferior, pero no el superior; y el beso de tocamiento, en el que participan labios y lengua.

Otros datos históricos acerca del beso, especifican que fue hasta el siglo VI cuando éste ya no solo era una muestra de afecto entre madre e hijo sino también entre los adultos, que luego se extendió por Europa y casi todo el mundo.

Como muestra de afecto paso a ser también una expresión de amor hacia la otra persona. Sin embargo y durante la Revolución Industrial, quedo prohibido. La gente ya no podía besarse en público.

                                       

Posteriormente y ante tal prohibición, allá por los años 60, la gente se reveló y para demostrarlo hacia lo que no se podia: besarse en público.

Por otro lado la gente solía besar la mano de aquella persona con un nivel social más alto, o el de mayor jerarquia en la familia como los padres, abuelos o bisabuelos o bien quien tuviera un cargo importante en determinado ámbito como el padre de la iglesia, los cardenales, los obispos, etc; ese beso era muestra de respeto más que de afecto; en cambio se besaban en la mejilla dos personas de iguales condiciones como muestra cercanía.

A las damas por su parte y para no faltarles al respeto también se les besaba en la mano, en vez de la mejilla.

En otras culturas como la Celta, se decía que el beso tenía poderes curativos, mientras que en la Edad Media, el caballero que besaba a una dama estaba obligado a casarse con ella.

Aunque todavía en algunas sociedades el beso aun no es aceptado, en otras partes del planeta tierra sigue vigente. Ya sea para demostrar afecto, cariño, ternura o amor; un beso será siempre bienvenido; siempre y cuando se de con respeto y discreción.

Fuente anterior: http://www.amor.com.mx/origen_y_significado_del_beso.htm


¿Por qué se besan los humanos si la mayoría de los animales no lo hacen?

Según un artículo publicado por Melissa HogenboomBBC Earth





¿Repulsivo?

Si lo piensas un poco, podrías llegar a la conclusión de que besarse es extraño, incluso repulsivo.

Intercambias saliva con alguien, a veces por un tiempo prolongado.

Además, con un beso se pueden traspasar hasta 800 millones de bacterias, no todas buenas para la salud.

Aun así, seguramente todos recuerdan su primer beso con todo lujo de detalles, ya sean vergonzosos o placenteros.

Y la práctica sigue jugando un papel importante en todo nuevo romance.

Al menos es así en la mayoría de las sociedades. Menos de la mitad.





Quizá en Occidente se pueda considerar que besarse de forma romántica es un comportamiento universal, pero un estudio publicado recientemente sugiere que menos de la mitad de las culturas del mundo lo practican.

El beso romántico podría ser una invención reciente.

Además, es algo extremadamente raro en el reino animal. Así que, ¿qué es lo que hay detrás de ese comportamiento?

Si cumple su función, ¿por qué no lo hacen todos los humanos y los animales?

De acuerdo a un nuevo estudio llevado a cabo en 168 culturas, sólo el 46% de las sociedades practican el beso como gesto romántico.

Investigaciones anteriores habían estimado que era común en el 90% de las culturas del mundo. Pero este nuevo estudio excluyó los besos entre padres e hijos y se centró solamente en el beso romántico, el que las parejas se dan en los labios.

Tras analizar las sociedades cazadoras-recolectoras, los investigadores no hallaron evidencias de que sus miembros se besen, ni que tengan deseos de hacerlo.

Algunos incluso lo consideran repugnante.
Inhalando el alma

Según reportes, para la tribu mehinaku de Brasil llamado beso romántico es intolerable.





Y dado que el de estas sociedades es el más cercano al estilo de vida de nuestros ancestros, es probable que ellos tampoco se besaran.I


El beso no existe en todas las culturas.

Por ello, el estudio descarta la creencia de que besarse de forma romántica sea un comportamiento universal, señala William Jankowiak, de la Universidad de Nevada, en Las Vegas, Estados Unidos.

Más bien parece un producto de las sociedades occidentales, una costumbre que pasó de generación en generación, añade.

Y existe evidencia histórica que respaldan esta teoría.

El besarse como se hace hoy en día parece una invención bastante nueva, dice Rafael Wlodarski, de la Universida de Oxford, en Reino Unido.

El experto ha pasado años buscando evidencias de cómo ha cambiado esa práctica. La prueba más antigua la encontró en unos textos en sánscrito de más de 3.500 años.

En estos se describía el beso como la acción de inhalar el alma del otro.


Besarse es una manera de acercarse lo suficiente como para olfatear los genes de la potencial pareja"
Según los expertos...
Getty

Asimismo, descubrió que los jeroglíficos egipcios representan figuras humanas unas cerca de otras, pero no con los labios pegados.

Entonces, ¿es el beso algo natural para nuestra cultura pero que otras han suprimido? ¿O una invención del humano moderno?
Pistas en la naturaleza

El comportamiento de los animales pueden dar una idea al respecto.

Los parientes más cercanos de los humanos, los chimpancés y los bonobos, también conocidos como chimpancés pigmeos, se besan.

El primatólogo Frans de Wall, de la Universidad Emory de Atlanta, EE.UU., ha sido testigo de ello más de una vez. Ha observado a chimpancés besarse y abrazarse después de haberse peleado.




Por lo tanto, para estos la práctica, más común entre machos que entre hembras,es una forma de reconciliarse. En otras palabras, no es un comportamiento romántico.

Los chimpancés se besan para reconciliarse.

Sus primos los bonobos se besan con más frecuencia y muchas veces utilizan la lengua al hacerlo. Quizá no es sorprendente, ya que son unos seres muy sexuales.

Cuando los humanos se encuentran, se estrechan la mano. Los bonobos tienen sexo; es su forma de saludarse.

Y también usan el sexo en otras situaciones. Aun así, sus besos no son particularmente románticos.
Excepcionales

Pero más allá, estos dos primates son excepciones en el mundo animal. Por lo que se sabe hasta ahora, el resto de animales no se besan.

Puede que acerquen sus rostros o se acaricien, pero incluso los que tienen labios no los unen, apretando los unos con los otros, ni comparten saliva. No necesitan hacerlo.

Los jabalíes machos, por ejemplo, producen un olor acre que las hembras encuentran atractivo.





La clave de ello son las feromonas llamadas androstenonas, que desencadena en las hembras el deseo de aparearse.

Las hembras de muchas especies usan el olfato para identificar buenas parejas.

Desde el punto de vista de las hembras esto es algo bueno, ya que los machos con más androstenonas son también los más fértiles. Y su sentido del olfato es tan preciso que no necesitan acercarse para besar a los machos.

Algo similar ocurre con muchos otros mamíferos. Por ejemplo, la hembra del hámster emite una feromona que hace que los machos se exciten.

Y los ratones siguen un rastro químico similar para encontrar parejas que sean genéticamente diferentes y minimizar así el riesgo de incesto accidental.
Más bien el olfato que la lengua

Con frecuencia, los animales liberan feromonas con la orina.

"Su olor es mucho más penetrante", describe Wlodarski. "Y si hay orina en el ambiente pueden encontrar compatibilidades a través de ella".

Pero no solo los mamíferos tienen un gran sentido del olfato. Un macho de la viuda negra, una especie de araña, al oler las feromonas producidas por una hembra puede saber si ésta comió recientemente o no.

Gracias a ello puede aparearse con la que lo haya hecho, minimizando así el riesgo de ser devorado.




Los machos de la viuda negra huelen a su potencial pareja para saber si ya comió. De esta manera tiene menos probabilidades de ser ingerido por su pareja.

Por lo tanto, los animales no necesitan acercarse a una potencial pareja para saber si les conviene o no.

Sin embargo, los humanos tienen un sentido del olfato terrible que mejora al acercarse.

Y aunque parezca que el olfato no es el principal recurso que utilizamos para evaluar las aptitudes de otros, los estudios han demostrado que juega un papel importante a la hora de elegir pareja.

Una investigación publicada en 1995 concluía que las mujeres, como los ratones, prefieren el olor de los hombres que son genéticamente distintos a ellas.

Tiene sentido, ya que al aparearse con una pareja con genes diferentes aumentan las posibilidades de tener una descendencia saludable.

Así que besarse es una manera de acercarse lo suficiente como para olfatear los genes de la potencial pareja.
Forma aceptable de olfatear

En 2013 Wlodarski analizó en profundidad las preferencias de varias culturas a la hora de besarse. Preguntó a cientos de personas qué era lo más importante a la hora de besar, y descubrió que el olor era más relevante en los periodos en los que las mujeres eran más fértiles.

En ese sentido, resulta que los hombres también secretan su versión de las feromonas y las mujeres las encuentran atractivas.



Los elefantes usan la trompa para mostrar afecto.

Están presentes en el sudor y cuando las mujeres están expuestas a ellas su nivel de excitación aumenta ligeramente.

"Las feromonas juegan un gran papel para los mamíferos a la hora de elegir pareja", dice Wlodarski.

"Y nosotros hemos heredado toda nuestra biología de los mamíferos, sólo le hemos añadido unos cuantos matices con la evolución", añade.

Así, el experto considera que el beso es sólo una manera culturalmente aceptable para acercarse lo suficiente a otra persona para detectar sus feromonas.

En algunas culturas el acercamiento para olfatear desembocó en el contacto físico de los labios, dice Wlodarski. Aunque es difícil señalar cuándo ocurrió, reconoce.

"Aunque ambos comportamientos sirven al mismo objetivo".





Según este punto de vista, si quieres encontrar la pareja perfecta podrías renunciar a los besos y empezar a olfatear gente.

Así además evitarías gérmenes ajenos.

Eso sí, tendrás que prepararte para las miradas curiosas.



Fuente anterior: 
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150715_vert_fut_por_que_humanos_beso_yv







En noviembre de 2014, un estudio realizado por científicos en Noruega reveló una gran pista sobre los besos:


-En un beso de 10 segundos se transfieren 80 millones de bacterias.


-Ese intercambio refuerza nuestros sistemas inmunitarios y nos permite combatir mejor las enfermedades.


-Investigaciones anteriores demostraron que besar eleva los niveles de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, y provoca un incremento de la oxitocina, también conocida como “la hormona del amor” (la misma que sube durante la lactancia), la cual refuerza el lazo entre parejas.


-La cercanía de un beso nos permite usar otro sentido: el olfato, que puede darnos más información sobre el ADN de otra persona.

En conclusión: besamos para mantener la especie, además, es una muestra de amor muy ligado y vinculado con lo materno.

Luego en el intercambio amoroso de pareja, el beso es fundamental, ya que se realiza por varias razones, de tipo sexual estímulo sexual y para expresar ese amor intenso. Al establecerse el contacto de los labios, se activan puntos erógenos los cuales ayudarán a que la relación sea más placentera.

Por eso, no dejes de besar nunca, aunque debemos también tener presente la higiene adecuada, ya que es parte de ese todo amoroso.


Abrazos y besos.