Seguidores

viernes, 9 de octubre de 2015

DESMONTANDO AL FALSO DIOS JEHOVA-YAHVÉH, IRASCIBLE Y COLÉRICO, CELOSO Y VENGADOR.



"Dios celoso y vengador es el SEÑOR; vengador es el SEÑOR e irascible. El SEÑOR se venga de sus adversarios, y guarda rencor a sus enemigos"...Nahúm 1:2


Tristemente este pasaje lo han proclamado con orgullo creyentes de las tres grandes religiones que existen actualmente.

-Sistemas de creencias implantadas por las religiones del control.
-Y si así lo crees, así será.

Pero debemos saber que nuestra alma no pertenece a nadie, ni a entidades oscuras o del bajo astral, ni a espíritus elevados llamados ángeles de luz. Somos uno:

En los estados angelicales no hay jerarquías de superioridad.

El misterio del ser humano está escondido en su interior y ese arcano es LA DIVINIDAD INTERNA.


Eso es precisamente lo que los manipuladores de conciencia han ocultado sembrando ideas falsas de condenaciones, juicios finales o cielos aburridos. Pero nada es estable para la conciencia humana y somos multidimensionales, nada es permanente porque estamos en evolución y desarrollo continuo, porque el Alma es inmortal, no es de nadie y no pertenece a nadie... Y esto no me cansaré de repetirlo.




Por otra parte, la Biblia es el resultado de muchos escritos y libros que también han sido experiencias de los hombres con la divinidad, a saber, por palabras de Jesús: "Vosotros no sabéis a quién adoráis"... y eso es muy importante. Debido a la ignorancia, entidades externas o llamados dioses poblaban la tierra en un principio, estos se hicieron pasar por el dios verdadero, exigiendo sacrificios de sangre para calmar su sed, pedían ofrendas, se erigieron los templos y se escribieron así las escrituras (La Biblia y las Tablillas Sumerias). De allí descendieron los “dioses” sumerios. Estos mismos Anunakis son mencionados en la Biblia como los “nefilim” (Gn. 6) por sus mismos seguidores y/o sacerdotes de sus altares asquerosos y pestilentes de sangre humana y animal. 

Por eso existe un interesante y extraño paralelismo entre las religiones sumeria y hebrea. Veamos un poco y someramente. 

Enlil era uno de los Dioses que conformaba la Trinidad suprema del panteón, conjuntamente con Enki y Anu. Ellos son sólo superados por An y Ki, los Dioses creadores. Según su mitología, el mundo nace cuando el cielo (An) se separa de la tierra (Ki) dando lugar al origen y con ello, a la trinidad mencionada.







Según la tradición, Enlil era un Dios completamente irascible y se trata casi siempre en forma negativa, como por ejemplo, en la descripción del Diluvio Mesopotámico, donde la inundación la provoca este Dios abriendo las puertas del cielo para así eliminar a los molestos humanos de la Tierra.

"Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llevaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Estos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre..." Génesis, 6, 1-4
En el principio, Elohim (los dioses) creó (crearon) el cielo y la tierra. (Génesis 1:1)
Estoy hablando precisamente de la cultura del Medio Oriente, conformada por Israel y demás países como el Irak de hoy etc.







Estos pueblos son la fuente primaria de los escritos llamados Biblia.
Por eso todo el Antiguo Testamento y La Torá, están plagados de sus leyes e historias manipuladas, de guerras santas donde miles de hombres eran sacrificados y pasados a espada, "los niños aplastadas sus cabezas en la rocas y las mujeres violadas"...

En Éxodo 32,26-28, el Padre ordena a Moisés que cada uno debe matar a su propio hermano, a su amigo y a su pariente. Siendo muy bien cumplida la ordenanza y ejecutada por los hijos de Leví, los sacerdotes de la época, en un mismo día fueron vilmente asesinados por el capricho del dios bíblico. Hablamos de más de veintitrés mil seres humanos.

Esto Dice el Señor Dios de Israel: "Ponga cada cual la espada a su lado; pasad y traspasad por medio del campamento desde una puerta a otra puerta y cada uno mate aunque sea al hermano, y al amigo y al vecino..." Todo eso eran órdenes dadas por Jehova.




En particular, invito a que investiguen más y puedan ver esas historias contadas por los vencedores, ahora desde otra óptica y no como épicas anécdotas ya que precisamente descubriríamos despojados de todo fervor religioso, la gran trama de perversión de estos dioses que siempre culpaban a los humanos por no hacer la voluntad de ellos, sus amos. 

En Levítico 1,2-9 y 3,6-17 encontramos a un Dios al que le gusta la sangre de los sacrificios. Ofrenda encendida de olor grato a Yahvé. Vianda es de ofrenda que se quema en olor grato, pues toda la gordura de los animales es de Yahvé.

Eso sí, pide explícitamente, que ya que están en ello, que se lo sazonen. "Todo lo que ofrezcáis en sacrificio, lo habrás de sazonar con sal… En todas tus ofrendas pondrás sal ". (Lev. 2,13)
No me fío nada de ese dios perverso y celoso, racista y machista...que escoge pueblos "ELEGIDOS" para someter y doblegar a otros.

Para mi ese no es el Dios verdadero, creo que es una entidad muy inteligente y sanguinaria, que ha estado presente en la historia del ser humano con fines muy oscuros.

Esa es en parte la causa de las desgracias de la humanidad, que durante siglos hemos creído y adorado, hemos rendido culto en millones de templos esparcidos por el orbe, llegan hasta nuestros días los olores de sus víctimas sacrificadas.


Pero aún hoy siguen engañando a miles de incautos, que llenos de miedos,
continúan adorando a esta entidad. Siguen tras las profecías de sus profetas, todo ello por el terror que han alimentado durante siglos en las conciencias. 

Pues de eso se trata, así es como se alimentan, por nuestras energías de bajas depresiones. Les nutrimos así, a través de la ignorancia y ceguera humana, somos su majar favorito porque estos seres o entidades, saben lo valioso que mora y vive en cada ser humano.