Seguidores

domingo, 27 de septiembre de 2015

NO ES LO MISMO SANACIÓN QUE CURACIÓN




ALGO SOBRE TU SABIDURÍA INTERNA QUE DEBES SABER.


No aceptes la enfermedad o cualquier otra anomalía física como algo pasajero, casual, esa es la trampa interna del ego, es el programa que llevamos todos. Porque nos han dicho que "algún día debemos enfermar", entonces desde pequeños comulgamos de manera obediente con ese software.

Nada es por casualidad y nada irrumpe o aparece en nuestra vida por azar. Olvidarse del problema no es la solución, así como tampoco deberíamos obsesionarnos. Porque siempre estará ahí alertándonos de algo que debemos trabajar y solucionar desde ese interior que no hemos visto. Debemos saber que toda enfermedad es una vía para la ascensión de conciencia y para el Despertar integral de Ser. 

Se trata de poner en práctica ese conocimiento interno natural y heredado de otras vidas que todos poseemos.

Procurar una salud holística (integral), no es ego, ni menosprecio a los "designios de Dios", o un destino (karma) x traído desde antes de nacer.

SI DESPIERTAS AHORA, SE PUEDE CAMBIAR.

Porque tenemos libre albedrío, no somos victimas de nada ni de nadie, ni de lazos, nudos ancestrales o los llamados "contratos" de vidas anteriores. Porque todo depende de nuestra decisión y grado de despertar.

La divinidad nos quiere sanos y prósperos. Por tanto, desentrañar las raíces y causas sería la suma de toda esa sabiduría que deberíamos sacar a la luz.
Esto no es ser positivos o está basado en un optimismo de fe ciega a toda ultranza, es ciencia y está comprobado.

ASÍ COMO CREAMOS LA ENFERMEDAD, TAMBIÉN TENEMOS LOS RECURSOS INTERNOS Y HERRAMIENTAS PARA QUE SE REALICE EL LLAMADO MILAGRO CURATIVO.

Esto es, nuestras células responden a nuestras emociones, ellas están para obedecernos y esa es nuestra herramienta.

PODEMOS SANAR Y AUTO-CURARNOS.

La sanación es integral-holistica. Está relacionada con todas las partes de aquello que somos, incluye los cuerpos sutiles y el cuerpo físico.

La curación está en correspondencia con el vehículo, con la carrocería, o sea, el cuerpo físico, contenedor del Espíritu o Alma.

Me explico mejor: Cuando un coche (carro) se rompe, tiene un accidente y o una abolladura, lo llevamos de inmediato al taller de mecánica, sería el hospital y la asistencia médica requerida para que solucione el daño exterior.

Pero el conductor (nosotros), debe pasar una escuela, debe instruirse para corregir el por qué de ese accidente, ya que no hay casualidades y si causalidades, de eso se trata. Porque las dos deberían de ir juntas, curación y sanación. Si este conductor no sana sus despistes o se aprende las leyes del tránsito y el funcionamiento interno de su vehículo, muy pronto se verá en problemas. 

Se comienza por una pregunta sabia:
"Para qué me está pasando esto" y no la famosa pregunta de la víctima: "Por qué a mi".

Luego surge la no aceptación, la duda sana y comienza la investigación del drama creado, así se buscan soluciones y comienza el proceso de biodescodificación de la enfermedad, sería la gran tarea y el reto.

Tener en cuenta que aquí de nada sirve luchar o darse golpes en el pecho de "mea culpa", eso no soluciona nada, por el contrario, los complejos de culpas, prolongan la situación creada. 

Se trata de amar la enfermedad y no taparse los ojos como el avestruz, se trata de llegar a sus raíces y mirarle a los ojos con valentía, o sea, "atreverse a meter el dedo en la llaga". 

Encontrar la terapia adecuada, cambios de dietas y de actitud ante la vida y relación con los demás seres, perseverar en los decretos (del YO SOY propios y en voz alta), de auto-afirmación, no darse por vencid@,ni "arrojar la toalla" antes de tiempo, porque si aún vives, es porque siempre habrá otra oportunidad. 

SIEMPRE HABRÁ MÁS, PORQUE SOMOS ENERGÍA INACABABLE.

Aumentar ese amor propio y creencia en uno mismo y tomar conciencia de que:

PODEMOS SANAR Y AUTO-CURAR, ES EL GRAN RETO Y AVENTURA MARAVILLOSA DE AMOR.