Seguidores

martes, 8 de septiembre de 2015

EL OXÍGENO NOS MATA LENTAMENTE. EL PRANA MÉTODO ATLANTE DE RESPIRACIÓN CONSCIENTE Y ACTIVA.



VER EL VÍDEO EL OXÍGENO NOS MATA POCO A POCO

                            
                        


Es muy bueno aprender a respirar conscientemente, porque está demostrado que el O2 ordinario es el causante de la oxidación celular y por tanto del envejecimiento prematuro.

Según estudios, la raza humana estaba diseñada para que durara entre 500 y 700 años, de hecho lo podemos ver en las antiguas escrituras donde aparecen estos longevos, algunos hasta milenarios. Resulta que en un principio la raza humana no estaba diseñada para el oxígeno, ni para que este entrara por la nariz, sino que la vida del cuerpo era el conocido alimento del del Prana o energía vital, la cual entraba por el chakra corona, ubicado en el centro de la cabeza, esta esta energía entraba así hasta llegar a la glándula pineal.

La respiración Merkaba se basa en visualizar un tubo de luz que atraviesa todo el cuerpo desde una distancia de un palmo por encima de la cabeza hasta un palmo por debajo de los pies pasando por la glándula pineal, lo cual permite entrar en contacto directo con nuestro Ser Superior para que emerja una guía clara y confiable: “Te ofrece los medios para sanarte y ayudar a sanarse después a otros. Cuando un ser humano respira prana a través del tubo en vez de a través de la nariz y la boca, los centros superiores se abren y salen a la luz nuevas y extraordinarias posibilidades”....





Ver más en: http://rolypolanco.blogspot.com.es/2015/05/que-es-merkabah-ejercicio-de-meditacion.html


Quizás sea por eso que los niños en el vientre materno están adaptados a vivir en un ambiente líquido y nacen luego con su fontanela casi abierta, que los padres pueden notar cuando palpan esa región. Es la que está en la parte superior y frontal del cráneo, la cual se conoce popularmente como "la mollera". Esta se cierra entre los 7 y los 19 meses de edad.

También es sabido que los bebé en el útero materno no respiran por nariz, ni utiliza los pulmones, porque el cordón umbilical le abastece de oxígeno, el cual actúa de filtro. La sangre con niveles altos de oxígeno fluye a través de la vena umbilical hacia su corazón y desde allí se distribuye a todo su cuerpo. De ahí también quizás la frase de que comenzamos a envejecer desde que nacemos.
Las células necesitan oxigeno para oxidar los alimentos y así obtener energía: respiración celular


Para que los alimentos (sobre todo los alimentos energéticos como los glúcidos o las grasas) liberen esa energía, la célula los oxida completamente en un proceso llamado RESPIRACIÓN CELULAR, que ocurre en las mitocondrias y que necesita oxígeno. Ese es el destino del oxígeno que tomamos por los pulmones.


Como consecuencia de ello, el carbono de los alimentos queda completamente oxidado, es decir, queda como CO2, producto de desecho que debe ser expulsado del organismo. De esa tarea se encargan, como ya sabemos, los pulmones.


Pues el oxigeno nos mata lentamente


El oxigeno que nos da la vida nos mata lentamente. Porque el oxígeno no es solo explosivo sino corrosivo también, pues cuando toca el hierro puro lo oxida. Y si puede hacer esto con el metal, imagínense qué puede hacerle a nuestro cuerpo…


El problema es que no solo el oxígeno es corrosivo sino también sus derivados. Dentro de la mitocondria el oxígeno se transforma en energía, pero parte de este se separa en partículas llamadas radicales libres. Mientras más energía consumimos, más deterioro experimentamos. La mitocondria es como un invasor extraño, nos da energía barata y gratuita pero nos envejece.


Los radicales libres pueden dañar cualquier parte de cualquier célula del cuerpo y atacan a los genes que hay dentro de cada célula. Son moléculas de oxígeno inestables que han perdido un electrón y al tratar de robarlo de otra molécula sana, inician una reacción en cadena con efectos perjudiciales como artritis, diabetes, cáncer, enfermedades del corazón y tantas otras que atacan al ser humano con los años.


Ahora bien y dicho lo anterior, dado que todo es mental, aquello que ingresa por nuestras narices, también lo es. La tarea sería dedicarle unos minutos al día para poder trasmutar conscientemente esas energías de oxidación a positivas, de tal forma que si imaginamos respirar energía vital, así será.


Como evitarlo?


¿Qué son los radicales libres? Son moléculas "desequilibras", con átomos que tienen un electrón en capacidad de aparearse, por lo que son muy reactivos. Estos radicales recorren nuestro organismo intentando captar un electrón de las moléculas estables, con el fin de lograr su estabilidad electroquímica y con potenciales reacciones en cadenas destructoras de nuestras células.


Los antioxidantes y los radicales libres. Los antioxidantes retrasan el proceso de envejecimiento combatiendo la degeneración y muerte de las células que provocan los radicales libres. La incapacidad de nuestro cuerpo para neutralizar los radicales libres a los que nos exponemos diariamente nos obliga a recurrir a alimentos con la propiedades antioxidantes con capacidad de neutralizarlos.


Cuando cierres los ojos, visualiza y si es en un entorno saludable mejor, tan solo imagina como ingresa en tu interior ese Prana de vida, lo puedes hacer de diferentes maneras y lo dejo a tu gusto. Simplemente



Fuente: http://www.taringa.net/post/salud-bienestar/17136759/El-oxigeno-que-nos-mata-y-nos-envejece.html



RECORDANDO NUESTRO PASADO ANTIGUO


En un tiempo nosotros existimos en la Tierra en un nivel muy alto de
conciencia, que estaba muy lejos de cualquier cosa que podamos
imaginar ahora mismo.

No tenemos siquiera la capacidad para imaginar el
lugar en donde estuvimos una vez, porque quienes fuimos entonces, está
totalmente fuera de contexto con lo que somos ahora. Debido a los
eventos particulares que sucedieron entre 16,000 y 13,000 años atrás, la
humanidad cayó desde un lugar muy alto a través de muchas
dimensiones e implicaciones, decreciendo constantemente en densidad,
hasta que alcanzamos este lugar en particular, que llamamos la tercera
dimensión en el planeta Tierra, el mundo moderno.

Cuando caímos - y esto fue como una caída - estábamos en una
espiral de conciencia incontrolable bajando a través de las dimensiones
de conciencia. Estábamos fuera de control y era muy parecido a caer a
través del espacio. 

Cuando llegamos aquí a la tercera dimensión, se
llevaron a cabo ciertos cambios específicos, tanto psicológicos como en la
forma en la que funcionábamos en la Realidad. El cambio más importante fue en la forma que respirábamos prana, una palabra hindú para la energía de fuerza de vida de este universo.

El prana es más vital para nuestra supervivencia que el aire, el agua, la comida o cualquier otra sustancia y la forma en la que introducimos esta energía en nuestros cuerpos, afecta radicalmente la forma como percibimos la Realidad.

En los tiempos Atlantes y antes, la forma como respirábamos prana, estaba directamente relacionada con los campos de energía electromagnéticos que rodean a nuestros cuerpos. Todas las formas de energía en nuestros campos son geométricas...


El vértice del tetraedro que apunta hacia arriba, termina a la distancia de una

mano sobre la cabeza y el vértice del tetraedro que apunta hacia abajo, termina a

la distancia de una mano debajo de los pies. Corre un tubo desde el vértice

superior hacia el punto inferior, a través de los principales centros de energía del
cuerpo o chakras. 

Este tubo, para tu cuerpo, tiene el diámetro del círculo que
formas cuando tocas tu dedo más grande con tu pulgar. Se ve como un tubo de
vidrio fluorescente, excepto que tiene una estructura cristalina en los extremos
que encajan dentro de los dos vértices de la estrella tetraédrica.




Antes de la caída de la Atlántida, solíamos traer el prana desde arriba y desde abajo de este tubo simultáneamente y los dos flujos de prana se encontraban dentro de uno de nuestros chakras. Siempre ha sido un aspecto importante de esta antigua ciencia, cómo y en dónde se encuentran estos flujos de prana, lo que ahora sigue siendo materia de estudio a través del universo.
Otro punto principal en el cuerpo humano es la glándula pineal, localizada en el centro de la cabeza, ésta representa un factor enorme en la conciencia. Esta glándula se ha degenerado de su tamaño original, comparable a una pelota de ping pong, hasta su tamaño actual, el de un guisante seco, porque olvidamos cómo utilizarla hace mucho tiempo, y si no la usas, la pierdes.
La energía pránica solía fluir a través del centro de la glándula pineal. Esta glándula, de acuerdo con Jacob Liberman, autor de "Light, the Medicine of the Future" (Luz, la Medicina del Futuro), se ve como un ojo y en algunos aspectos es literalmente un globo ocular. Es redonda y tiene una apertura en una porción; en esa apertura hay una lente para enfocar la luz. Es hueca y tiene adentro receptores de color.
Su principal campo de visión - aunque esto no ha sido determinado científicamente - es hacia arriba, hacia los cielos. Tal como nuestros ojos pueden ver en un ángulo de 90 grados a nuestro alrededor, la glándula Pineal puede también ver tanto como 90 grados desde su posición establecida. Así como no podemos ver hacia la parte posterior de nuestras cabezas, la glándula Pineal no puede ver hacia abajo en la dirección de la Tierra.
Contenidas dentro de la glándula Pineal aún en su tamaño encogido están todas las geometrías sagradas y la comprensión de la forma exacta de como fue creada la Realidad. Todo está allí, en cada persona. Pero esta comprensión no es accesible para nosotros, porque perdimos nuestros recuerdos durante la Caída y sin nuestras memorias, comenzamos a respirar de una forma diferente. En lugar de tomar el prana a través de la glándula pineal y circularlo hacia arriba y hacia abajo de nuestro tubo central, comenzamos a respirarlo a través de nuestra nariz y boca.
Esto provocó que el prana esquivara la glándula pineal, lo que dio como resultado que veamos las cosas en una forma totalmente diferente, a través de una interpretación distinta de la Única Realidad (llamado bueno y malo o conciencia de polaridad). El resultado de esta conciencia de polaridad nos mantiene pensando que estamos dentro de un cuerpo viendo hacia fuera, separados de alguna forma de lo que "está allá afuera." Esto es simple ilusión. Se siente real, pero no existe ninguna verdad en absoluto para esta percepción. Es simplemente la visión de la realidad que tenemos desde este estado al que caímos.




Texto extraído de "EL ANTIGUO SECRETO DE LA FLOR DE LA VIDA" (VOLUMEN I)
Por Drunvalo Melchizedek





El Prana y Métodos de Respiración Consciente y Activa



Respiración Normal y Respiración Activa

Además del beneficio físico derivado de una respiración normal, el poder mental del hombre, su felicidad, el dominio sobre sí mismo, claridad de vistas, moralidad y aun su crecimiento espiritual, pueden ser aumentados y potencializados con una respiración consciente y activa.

La ciencia de la respiración, como muchas otras enseñanzas, tiene doble aspecto: uno esotérico o interno y otro esotérico o externo. Su faz fisiológica puede ser denominada como la parte externa o esotérica del asunto, y el aspecto que vamos a considerar ahora, como la esotérica o interna. 


Los ocultistas de todas las edades y países siempre han enseñado, por lo general en secreto, a un número reducido de discípulos, que existe en el aire una sustancia o principio del cual deriva toda actividad, vitalidad y vida.
¿Qué es el Prana?





PRANA (प्राण – prāṇa), palabra sánscrita que significa energía absoluta. Prana es el principio de energía manifestado en todas las formas vivientes y que las distingue de las inanimadas. Podemos considerarlo como el principio activo de la vida o fuerza vital si se quiere. Se encuentra en todas las formas, desde la ameba hasta el hombre, y desde la más elemental de la vida vegetal hasta la más elevada de la vida animal. Prana compenetra todo, se haya en todas las formas animadas, y como la filosofía oculta enseña que la vida está en todo – en cada átomo-, podemos deducir de sus enseñanzas que prana está en todas partes y en todas las cosas, y que la aparente falta de vida en algunas de ellas es solamente un grado menor de manifestación.

La respiración consciente del prana es llamada “la respiración del espíritu de vida”.

En la respiración ordinaria absorbemos y extraemos una cantidad normal de prana, pero por la respiración controlada y regulada (generalmente conocida como respiración yogui), no ponemos en condiciones de extraer una cantidad mayor, que se concentra en el cerebro y centros nerviosos para ser utilizada cuando sea necesario. Podemos almacenar prana de la misma manera que los acumuladores almacenan la electricidad.

Los numerosos poderes atribuidos a los ocultistas avanzados, son debidos, en gran parte, al conocimiento de este hecho y al uso inteligente de esta energía acumulada. Los yoguis conocen que, por ciertas formas de respiración, pueden establecer determinadas relaciones con el depósito de prana y disponer de él para sus necesidades. No sólo fortalecen de esta manera todas las partes del cuerpo, sino que el cerebro mismo puede recibir un aumento de energía del mismo origen, las facultades latentes pueden ser desarrolladas y se adquirirse poderes psíquicos.






MÉTODOS DE RESPIRACIÓN: Como realizar la práctica correctamente

Clasificamos la respiración en cuatro métodos generales, que son:
Respiración alta.
Respiración media
Respiración baja.
Respiración completa yogui.

Daremos una idea general de los tres primeros métodos y hablaremos con más extensión del cuarto, sobre el cual está principalmente basada la ciencia yogui de respirar.

1) Respiración alta

Esta forma de respiración es considerada en occidente como respiración clavicular. El que respira de esta manera eleva las costillas, las clavículas y hombros, contrayendo al mismo tiempo el abdomen, el cual empuja su contenido contra el diafragma, el que a su vez se levanta.

En este modo de respirar se emplea la parte superior del pecho y los pulmones, que es la más pequeña, y, por consiguiente, sólo una mínima parte de aire penetra en ellos.

Además de esto, cuando el diafragma se levanta, no puede tener expansión en esa dirección. El estudio anatómico del pecho convencerá a cualquier estudiante de que por este medio se gasta un máximum de esfuerzo para obtener un mínimo de beneficio.

La respiración alta es probablemente la peor forma de respirar que se conoce, y exige el mayor gasto de energía con la manera suma de provecho. Es malgastar energías para obtener pobres resultados.

Muchas enfermedades de los órganos vocales y de la respiración pueden atribuirse a este método bárbaro de respirar, y el esfuerzo impuesto a los órganos tan delicados da por resultado las voces roncas y desagradables que oímos en todas partes. Muchas de las personas que respiran de esta manera concluyen por adoptar la práctica repugnante de respirar por la boca.

Al que tenga algunas dudas sobre lo que hemos dicho respecto a esta forma de respirar, le aconsejamos el siguiente experimento: expeler todo el aire contenido en los pulmones, y puesto de pie, con las manos a los lados, levante los hombros y clavículas e inhale. Observará que la cantidad de aire que absorbe es mucho menor que la normal. Luego, inhala después de haber bajado las espaldas y clavículas, y habrás recibido una lección objetiva de respiración mucho más fácil de recordar que palabras impresas o habladas.

2) Respiración media

Este método de respiración es conocido por los estudiantes occidentales como respiración intercostal, y aunque menos defectuosa que la respiración alta, es muy inferior a la baja y al a yogui completa. En la respiración media el diafragma sube, el abdomen se contrae, las costillas se levantan un poco y el pecho se dilata parcialmente.

Esta respiración es muy común entre los hombres que no han estudiado el asunto; pero como hay dos métodos mejores, hacemos una simple referencia a ella, principalmente para llamar la atención sobre sus insuficiencias.

3) Respiración baja

Este sistema es muchísimo mejor que cualquiera de los precedentes; desde hace algunos años muchos escritores occidentales han pregonado su bondad, explotándolo bajo los nombres de respiración abdominal, respiración profunda, respiración diafragmática, etc., etc., y han hecho mucho bien llamando la atención del público sobre este asunto, pues ha inducido a muchas personas a emplearlo en vez de los método inferiores y perjudiciales ya mencionados.

Aunque muchas autoridades occidentales hablan y escriben de este método como la mejor forma de respirar, los yoguis saben que éste no es sino una parte de un sistema que ellos han empleado durante siglos y conocen como respiración completa. Se debe admitir, sin embargo, que es necesario estar familiarizado con los principios de la respiración baja antes de poder tener una idea clara de la respiración completa.

Pero volvamos a considerar el diafragma. ¿Qué es? Hemos visto que es el gran músculo divisor entre el pecho y sus contenidos, y el abdomen y sus contenidos.

Cuando está sin movimiento presenta una superficie cóncava hacia el abdomen, es decir: el diafragma, visto desde el abdomen, parecería como el cielo visto desde la tierra, el interior de una superficie curva. Por consiguiente, el lado del diafragma que mira hacia los órganos del pecho es semejante a la superficie arqueada, protuberante, de una colina.

Cuando el diafragma funciona, la protuberancia baja, y el diafragma hace presión sobre los órganos abdominales y empuja hacia afuera el abdomen.

4) Respiración completa yogui

La respiración completa yogui contiene todo lo bueno de la alta, media y baja respiración, sin sus particularidades censurables. Ella pone en juego todo el aparato respiratorio, cada parte de los pulmones, cada célula de aire y cada músculo respiratorio. Todo el organismo respiratorio obedece a este método de respirar y con el mejor gasto de energía se obtiene la mayor suma de beneficio.

La capacidad del pecho alcanza sus límites normales y cada parte de la maquinaria realiza sus funciones y trabajo natural.

Una de las características más importantes de este método de respirar es que los músculos respiratorios entran por completo en juego, mientras que en las otras formas de respirar se utiliza sólo una parte de estos músculos. En la respiración completa, entre otros músculos, aquellos que contralorean las costillas trabajan activamente, lo que aumenta el espacio en el cual los pulmones pueden dilatarse, y también ofrecen un punto de apoyo adecuado a los órganos cuando lo necesitan, aplicando la Naturaleza a este proceso el principio de la palanca.

Por este método el diafragma está bajo perfecto control, es capaz de ejecutar debidamente sus funciones y prestar el máximum de servicio.

A continuación trataremos la práctica de la respiración completa y daremos todas las instrucciones y ejercicios necesarios para la adquisición de este método superior de respirar.





¿Cómo se adquiere la respiración completa yogui?

La respiración completa yogui es la respiración fundamental de toda la ciencia yogui de la respiración, y el estudiante debe familiarizarse plenamente con ella y dominarla por completo antes de poder obtener resultados.

No debe contentarse con aprenderla a medias sino que debe trabajar seriamente hasta que llegue a constituir su método natural de respiración. Esto exigirá trabajo, tiempo y paciencia, pero sin ello jamás se obtiene nada de importancia.

El estudiante debe preparase a practicar y trabajar seriamente si desea recoger algún fruto. Los resultados obtenidos por el completo dominio de la ciencia de respirar son grandes y ninguno que los haya alcanzado querrá volver a los viejos métodos; dirá, por el contrario, a sus amigos que se considera sobradamente recompensado por todo su trabajo. Lo decimos para que se comprenda bien la importancia y la necesidad de dominar este método fundamental de la respiración completa.

Pero si se descuida la base fundamental, toda la construcción se derrumbará tarde o temprano.

Tal vez la mejor manera de enseñar cómo se adquiera la respiración completa yogui sería comenzar por simples instrucciones sobre la respiración misma, seguidas de observaciones generales, y después dar ejercicios para ampliar el pecho, los músculos y pulmones, que han quedado incompletamente desarrollados, debido a imperfectos métodos de respiración. Antes de pasar adelante diremos que esta respiración completa no tiene nada de forzado o anormal, sino que, por lo contrario, es volver a los primeros principios, volver a la naturaleza.

El sencillo ejercicio siguiente permitirá formar una idea clara de lo que es la respiración completa:
De pie o sentado, con el busto en posición vertical y respirando por las fosas nasales, se inhala firmemente llenando primero la parte inferior de los pulmones, lo que se obtienen poniendo en juego el diafragma, el cual al descender ejerce una leve presión sobre los órganos abdominales y empuja la pared frontal del abdomen. Después se llena la región media de los pulmones, haciendo salir las costillas inferiores, esternón y pecho. Luego se llena la parte alta de los pulmones, adelantando la superior del pecho, levantando éste, incluyendo los seis o siete pares de costillas superiores. En el movimiento final, la parte inferior del abdomen se contraerá ligeramente, cuyo movimiento da apoyo a los pulmones y también ayuda a llenar su parte superior.

A la primera lectura podrá aparecer que esta respiración consiste en tres movimientos distintos. Sin embargo, no es ésta la idea exacta. La inhalación es continua y toda la cavidad torácica desde el diafragma hasta el punto más elevado del pecho, en la región clavicular, se dilata con movimiento uniforme. Debe evitarse las inhalaciones bruscas y esforzarse por obtener una acción regular y continua. La práctica dominará pronto la tendencia a dividir la inhalación en tres movimientos y dará por resultado una respiración continua y uniforme.

Bastarán pocos ensayos para que se pueda completar la inhalación en un par de segundos.

Retener la respiración algunos segundos.
Exhalar muy despacio manteniendo el pecho en posición firme, entrando un poco el abdomen y elevándolo lentamente a medida que el aire sale de los pulmones. Cuando el aire ha sido exhalado completamente, aflojad el pecho y el abdomen. Una pequeña práctica hará fácil esta parte del ejercicio, y una vez adquirida, el movimiento se ejecutará casi automáticamente.

Se notará que por este método de respirar todos los órganos del aparato respiratorio entran en acción y todas las partes de los pulmones funcionarán.






Práctica espiritual de la respiración completa

Respiración Purificadora Yogui

Esta respiración purificadora ventila y limpia los pulmones, estimula las células, tonifica los órganos respiratorios y contribuye a mantener un buen estado general de salud, refrescando además el sistema entero, estimula y vigoriza los nervios, desarrolla la fuerza, energía y vitalidad.

Sentado y con el cuerpo erguido Inhalar una Respiración Completa contando mentalmente hasta ocho (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8).

Retener el aire en los pulmones durante ocho conteos.

Exhalar lentamente por las fosas nasales, contando hasta ocho, como anteriormente.

Descansar entre respiraciones, sin detener la marcha; contando hasta ocho.
Vuelva a repetir el paso 1, haciendo 10-15 repeticiones; aumente el número de repeticiones a medida que su capacidad lo permita.

Algunos yoguis modifican este ejercicio, reteniendo la respiración mientras cuentan hasta cuatro (1, 2, 3, 4), y exhalando después, contando ocho (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8).


Fuentes:

http://www.cienciacosmica.net/products/primera-practica-espiritual-la-respiracion/

http://eternoviajerodelyoga.blogspot.com