Seguidores

miércoles, 2 de septiembre de 2015

DIEZ FASES PARA QUE SE REALICE EL MILAGRO CURATIVO, BIODESCODIFICACIÓN DE LA ENFERMEDAD



¿Y SI LA ENFERMEDAD FUERA LA SOLUCIÓN?




Ver el Vídeo: "DIEZ FASES PARA QUE..."

                                                        



Si alguien nos dijera que la  enfermedad no existe, sino que se trata de de programas biológicos que llevamos en nuestro interior. Le diríamos a esa persona que está loca y que no sabe lo que está diciendo.

LOS PATRONES INTERNOS SE COMPORTAN SEGÚN EL SISTEMA DE CREENCIA DE CADA INDIVIDUO.

Casi todos enfermamos algún día (es una creencia y programa interno), sin embrago otros individuos nunca han tenido que acudir a un hospital, porque sencillamente no han enfermado en su vida.

Por otra parte, hay personas que no asimilan los medicamentos que han curado a otros y no se curan nunca, a otras se les desaparece como por arte de magia todos los síntomas diagnosticados y sanan por completo.

Se trata de que cada individuo es un universo a estudiar y tratar por separado, las causas y orígenes de las enfermedades en cada ser son muy diversa y pasan por los condicionantes psíquicos y espirituales.

Sistemas de creencias que cada cual desarrolla de manera diferente, así como el grado de despertar consciente.

SANACIÓN Y CURACIÓN SON DOS COSAS DIFERENTES.

La sanación implica toma de conciencia, es integral holística, o sea, está relacionada con lo psicosomático y todos los aspectos de ese mundo espiritual interno.

La curación es física, trata las partes dañadas, afectadas o heridas del cuerpo o vehículo en el que estamos.

Tanto sanación como curación, deben ir a la par. No es que ahora vayas a dejar las prescripciones y el tratamiento del médico, porque son necesarias para tratar la enfermedad desde el exterior. 

Tampoco deberíamos olvidar las causas que dieron lugar para que apareciera dicha enfermedad o anomalía. 

Aquí emergen los procesos psicosomáticos que hablábamos antes, entran los terapeutas  y de demás agentes, consejeros, maestros guías de ese mundo espiritual, que pudiéramos también consultar e incorporar para tratar de manera global ese mal.






SE PUDIERAN RESUMIR EN DIEZ FASES Y EN DOS ETAPAS EL PROCESO DE SANACIÓN Y CURACIÓN:


PRIMERA ETAPA: DE DESCENDIMIENTO-OSCURIDAD

FASE (1) Se descubre la enfermedad y los peligros futuros, aparecen los síntomas agresivos, surgen los miedo inevitables y las depresiones. El mundo se nos viene abajo, todo carece de sentido ante esa noticia que nos han dado...

FASE (2) Se está bajo tratamiento médico, pero hay algo que grita desde el interior que se debe hacer algo más... Comienza la búsqueda propia de alternativas curativas, es cuando el paciente sabe las causas exteriores que dieron lugar a esa enfermedad, pues ha preguntado e investigado por cuenta propia, sabe de posibles alternativas y medicamentos que debe tomar, así como medicina verde alternativa, cambios de dietas etc.

(EN ESAS DOS FASES SE ENCUENTRAN MUCHOS, PERO NO SON SUFICIENTES, SI TE VES AHÍ REFLEJADO, QUIERO DECIRTE QUE ESTÁS EN LA SUPERFICIE DEL ICEBERG).

FASE (3) La enfermedad continúa avanzando y comienzan las alertas y surgen más preguntas: 
-¿Qué estoy haciendo mal?
-¿Por qué sigo igual?
-¿Hasta dónde me llevará esta situación?
-Creo que estoy empeorando.
Todo son cuestiones dado el sistema de creencia en negativo que llevamos todos, lo cual no es ni malo ni bueno.

FASE (4) Alarma y decepción, la crisis se prolonga más cada día pues no se notan las mejoras. Las depresiones son cada vez más evidentes, quejas, rebeldías, lágrimas.


SEGUNDA ETAPA: ASCENSIÓN E ILUMINACIÓN

Cuento sufí: 

"Érase un hombre que estaba buscando las llaves que ha había perdido de su coche, y las estaba buscando a la luz de una farola.
Se le acerca alguien y le pregunta: ¿Qué estás buscando?
Y él responde: las llaves de mi coche que las he perdido.
A lo que le contesta: No te preocupes: ¿estás seguro de haberlas perdido aquí?
No, le contesta, las he perdido allá, señalando la oscuridad.
Entonces, ¿por qué buscamos aquí?
Y él le contesta: !Por que aquí hay luz!



FASE (5) APERTURA. El Ser comienza a sentirse atrapado, pero está intuyendo que debe dar un paso más allá. Ya ha sufrido mucho por sus malestares y ahora sospecha de que algo se oculta en su interior, comienza el proceso donde deja de identificarse como "el enfermo". Aunque no sepa cómo, se planteará nuevos retos de búsqueda y trabajo interno.

FASE (6) ENCUENTRO. Es el momento del recuerdo, su percepción de la vida se torna más hacia la introspección, se da cuenta poco a poco de que quizás sus actitudes pasadas y comportamientos hacia los demás no fueron del todo felices. Por lo que se da a la tarea de reconciliarse con él mism@. 
En esta etapa es importante saber que todo lo vivido y experimentado es válido, por lo que no hay que buscar culpables, sino asumir con valentía que somos los constructores de nuestra realidad.
Comenzar a respetarse, a valorarse, a amarse, son característica de esta etapa de ENCUENTRO CON UNO MIMO. 

FASE (7) PERDONARSE. Ya no estás en la queja, sino en la valoración objetiva de la enfermedad, ya no la odias, ni quieres enfrentarte más a ella. Se sabe ya que la enfermedad es un aviso, un alerta que hemos dispuesto para avisarnos de algo que no hemos visto en nuestro interior. Entonces surgen las lágrimas y aparece el perdón, la reconciliación con uno mismo, pues  todo ha sido bueno, es el momento de "limpiar la casa interior", es la hora de amar y aceptar por amor aquellas contrariedades u oponentes que nos habían hecho la guerra, se toma conciencia de que esos enemigos han sido también los egos internos e indolentes.

FASE (8) REPROGRAMACIÓN Y CAMBIO DE MENTALIDAD. Aquí comienza la auto-programación, se incorporan los decretos positivos conscientes. Es evidente el deseo y la decisión de incorporar nuevos diseños y patrones de conducta. En esta etapa ya se conoce la metodología de la PNL (Programación Neurolingüística). La Hipnosis Ericksoniana, El Transgeneracional y Los Ciclos Biológicos Memorizados.
EL TRABAJO SERÁ ARDUO, PERO SE NOTARÁN LOS RESULTADOS POCO A POCO.

FASE (9) EL DESPERTAR CONSCIENTE. En esta etapa, se está en comunión con todo el universo exterior e interior, aparece la acción de gracias, se va más relajado por la vida y ya han cesado los conflictos internos de culpas y culpables, de sentirse victima de todos. Desaparece la queja, la tristeza, la desesperación y la angustia. El ser reconoce que solo tiene una misión: SER FELIZ Y DISFRUTAR DE LA VIDA, sabe que solo el amor puede curar, puede conocer y discernir sus sombras interna, sus caprichos, vicios y prejuicios de amarguras, hacia él y hacia los demás. Entiende de  que sus emociones y densas vibraciones han sido las causantes de su enfermedad. 

FASE (10) ILUMINACIÓN. El  Ser conoce su misión y propósito en la vida, disfruta del ahora y es feliz en el más pequeño detalle. En esta etapa algunos se convierten en verdaderos maestros y terapeutas, pues sienten la necesidad amorosa de la entrega y el amor incondicional, comunicar su experiencia de sanación integral a los demás puede que sea ahora su tarea más imperiosa. Porque se siente curado y ha experimentado lo que se sufre en la amargura y fuera de casa, pero también se ama y se siente amado, lo cual es ya estar sanado, en eso consiste la iluminación. 

Debo dejar claro que también hay que contar con las recaídas y que la sombra interna es algo que nos acompañará mientras estemos en esta realidad dual. Un ser despierto sabe que nada le puede dañar, vislumbra desde su sima cuando viene la avanzadilla de la oscuridad y toma las medidas y herramientas pertinentes. Sus enemigos ya no son contrincantes, el ser despierto sabe que estos oponentes son una alerta para que no se entretenga ni se despiste, son una ayuda más. 

Entonces no hay que alarmase cuando los veas venir, es así como nos convertimos en el observador y protagonista de nuestra vida. El drama 
Shakespeareano es tan solo un montaje y la enfermedad un papel, el ser ya no se identifica con la etiqueta del enfermo y lo contempla como el personaje ideal que ha desempeñado muy bien su rol. 

Roly Polanco







Centro de Referencia en España de Biodescodificación-Bioneuroemoción



Para La Biodescodificación (Bioneuroemoción) la enfermedad no es estática ni proviene de fuera, es un proceso que tiene un sentido y considera que es un programa biológico que da una respuesta biológica (afección de un órgano) a un conflicto que la mente no ha podido resolver.

La Biodescodificación (Bioneuroemoción) es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola.


¿SON LAS ENFERMEDADES SON PROGRAMAS BIOLÓGICOS? 

El estudio de la Biodescodificación (Bioneuroemoción) se apoya en la experiencia de numerosos investigadores y practicantes como : Anne Schutzenberger, Marc Fréchet, Groddeck , Hamer, Salomón Sellan y Claude Sabbah entre otros, que han demostrado que las enfermedades no existen como tales sino que se trata de programas biológicos cargados de sentido.





La enfermedad es un programa biológico de supervivencia para suprimir el estrés fruto de los conflictos que afectan a todo ser vivo.

Para definir lo que es la Biodescodificación (Bioneuroemoción) hemos de partir de la premisa de que en la naturaleza todo está codificado, en el universo todo es información, por lo tanto, en nuestro organismo también tienen que estar esa información.

Sabemos por ejemplo que el ADN contiene información codificada, pero hay más información a la que no hemos podido acceder, como por ejemplo, la que se encuentra en el inconsciente biológico, el cual puede activar una solución biológica de adaptación frente a shocks biológicos o emocionales, como sería el caso del ser humano.

El ser humano puede tener un shock emocional pero para el inconsciente esto equivale a un shock biológico.

La diferencia está en que un shock biológico es real y objetivo, mientras que uno emocional está en la mente de la persona y la mente no puede diferenciar entre una cosa que pasa en realidad y una cosa que creo que está pasando.

La Biodescodificación (Bioneuroemoción) es una nueva aproximación a la salud desde un punto de vista práctico que se interesa, sin excepción, en todos los síntomas y enfermedades tanto físicas: angina, cáncer, esclerosis en placas, diabetes, alergias, etc como psíquicas: depresión, fobia, obsesiones, etc.

La Biodescodificación (Bioneuroemoción) es el arte de acompañar a la persona a encontrar la emoción oculta, esencial (el resentir) asociada al síntoma que hay (la enfermedad) para descodificarla y así favorecer la curación mediante la liberación de la emoción que hay en el inconsciente y trascender dicha emoción transformándola.

La Biodescodificación (Bioneuroemoción) pretende llevar a la persona que se encuentra enferma al siguiente paradigma:







¿Qué es lo que me ha llevado aquí?


La Biodescodificación (Bioneuroemoción) parte de la sintomatología de las enfermedades y estudia los programas biológicos, que la naturaleza tiene para adaptarse al medio.


Para la Biodescodificación (Bioneuroemoción) la enfermedad no es estática ni proviene de fuera, es un proceso que tiene un sentido y considera que es un programa biológico que da una respuesta biológica (afección de un órgano) a un conflicto que la mente no ha podido resolver.

La Biodescodificación (Bioneuroemoción) es una disciplina de investigación cuyo objetivo es descubrir, encontrar, identificar el sentido Biológico de la enfermedad y descodificarla.


La Biodescodificación (Bioneuroemoción) es una metodología que se utiliza para optimizar los tratamientos que cualquier paciente recibe, sean alopáticos, complementarios o tradicionales.


La Biodescodificación (Bioneuroemoción) estudia a partir de la sintomatología de las enfermedades, los programas biológicos que la naturaleza tiene para adaptarse al medio.


Nota Importante:


· La Biodescodificación (Bioneuroemoción) no es una terapia mas ni se puede englobar en ningún tipo de medicina o técnica, sin embargo está al servicio de todas.


· La Biodescodificación (Bioneuroemoción) se puede mezclar con todo, está al servicio de todas las terapias, por lo que hace mejor a cualquier terapeuta.


· Ser Biodescodificador NO consiste en bajarse unos apuntes y buscar en un diccionario de correspondencias síntoma- enfermedad.


· Cada caso tiene su resentir y hay que saber encontrarlo.


La formación como Biodescodificador es un proceso que consiste en un cambio de paradigma, se ha de aprender a pensar en BIO.
La Biodescodificación pretende optimizar los tratamientos que el paciente recibe.


La biodescodificación nos enseña a escuchar, a escuchar nuestro cuerpo, una escucha biológica, no psicológica. Es la búsqueda de los códigos biológicos que hay detrás de todo síntoma y la comprensión emocional que los activa, para que, de esta manera, se puedan descodificar y activar unos nuevos códigos, gracias al cambio de perspectiva que el paciente obtiene en la búsqueda.


Nos enseña a acompañar a nuestro paciente a este lugar que él no quiere ir, el inconsciente, este lugar oscuro que Carl G. Jung le llamaba sombra.


Nosotros actuamos igual, buscamos la solución a nuestros males en un lugar cómodo llamado consciente. Allí encontramos las explicaciones que nos interesan. En el consciente nos podemos justificar, razonar y explicar lo sucedido. Pero la solución está en el inconsciente, aquel lugar oscuro donde no queremos ir, porque en él se encuentran las auténticas razones que no queremos ver ni escuchar.


Hay que tomar consciencia de que la emoción es la clave, es la que nos permite vivir, es el motor.
Nuestro cerebro vehicula las emociones gracias al cerebro emocional, es como un cerebro dentro del cerebro. Este cerebro cuenta con una arquitectura distinta, con una organización celular diferente, e incluso propiedades bioquímicas distintas del resto del neocórtex. Este cerebro emocional suele funcional independientemente del neocórtex.

El cerebro emocional controla todo lo que rige el bienestar psicológico y una gran parte de la biología del cuerpo. Los desórdenes emocionales son consecuencia de las disfunciones de este cerebro. Estas disfunciones tienen su origen en experiencias dolorosas vividas en el pasado y sin relación con el presente, pero que se hallan impresas de manera imborrable en el cerebro emocional. Estas experiencias acostumbran a controlar nuestras percepciones, incluso varias décadas después.

La tarea del psicoterapeuta es reprogramar el cerebro emocional de manera que se adapte al presente en lugar de continuar reaccionando a situaciones del pasado. Para ello, hemos de olvidarnos de utilizar enfoques donde la razón y el lenguaje sean los protagonistas, porque estos son muy poco permeables. Hay que utilizar métodos que nos lleven al cuerpo y que tengan influencia directa sobre el cerebro emocional.
Estos métodos de tratamiento, activan los mecanismos naturales de autocuración, capacidades innatas que recuperan el equilibrio y el bienestar.

El objetivo de la biodescodificación, es que el paciente se haga consciente de estas emociones ocultas por razones educativas, culturales, religiosas, tabús, etc.

Por lo tanto, la biodescodificación desarrolla la aptitud para identificar, regular tu propio estado emocional y el de los demás, así como la aptitud de comprender el desarrollo natural de las emociones.

El estudio de la biodescodificación, es el estudio de tres libros en uno:

* La edad cronológica, la edad contemporánea, osea desde nuestro nacimiento hasta el presente

* El Proyecto Sentido, o sea, antes de la concepción, la concepción, nacimiento y hasta los tres años de vida.

* El Transgeneracional, o sea, todo aquello que recibimos de nuestros ancentros y que repercuten hasta la tercera y cuarta generación.

La biodescodificación, pone luz y comprensión a estos dos cerebros llamados cognitivo y emocional, y que llamaremos consciente e inconsciente. Estos cerebros son relativamente independientes entre sí.
El inconsciente es más rápido y está mas adaptado a reacciones para la superviviencia. El inconsciente dirige nuestra vida cuando el consciente está prestando atención a otras cosas. Este inconsciente al que llamaremos inconsciente biológico, es muy sensible a estados emocionales alterados (psico-shocks), que disparan al inconsciente para adaptarse a la nueva situación.
Cuando hay una desconexión entre los dos estados cerebrales, cuando no hay coherencia emocional (pensar-sentir-actuar), no podemos percibir las señales de nuestro inconsciente biológico, y este tiene que expresarse a través del síntoma, del cuerpo.






Objetivos de la Biodescodificación-Bioneuroemoción


Encontrar el sentido biológico del síntoma o enfermedad para que para el enfermo/paciente tome consciencia de “para qué su inconsciente está dando esta solución biológica” y no continúe pensando que la enfermedad es algo externo y que no tiene nada que ver con él, sino que comprenda, que dentro de ese síntoma/enfermedad hay una información del inconsciente que le quiere decir algo. Eso nos permite entrar en el paradigma que nos apunto Jung, de que la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre y no es el hombre el que tienen que curar a la enfermedad.


Llegar a la emoción oculta, no expresada por motivos de religión, cultura, etc., a la que llamamos resentir para que la persona pueda hacerla consciente y la pueda expresar verbalmente y así comience su proceso de curación.


La Biodescodificación (Bioneuroemoción) conduce a la persona que se encuentra enferma al siguiente paradigma: ¿Qué es lo que me ha llevado hasta aquí? ¿Para qué mi biología se expresa de esa manera?
Aprender y adquirir una escucha y una comprensión biológica de los síntomas que tras un tratamiento conducirá al enfermo de nuevo hacia la salud.




http://www.naturalenric.com/