Seguidores

jueves, 17 de septiembre de 2015

BENEFICIOS OCULTOS DEL SUEÑO DIVINO, MELATONINA Y GLÁNDULA PINEAL, DE LA OSCURIDAD A LA ILUMINACIÓN.




EL SUEÑO DIVINO

                                                    VÍDEO:  BENEFICIOS DEL SUEÑO...



La melatonina es una hormona producida en el cerebro por la glándula pineal, a partir de un aminoácido: el triptófano. La síntesis y liberación de la melatonina se ve regulada por la luz a la que somos expuestos, siendo estimulada por la oscuridad y suprimida por la luz, por lo que esta hormona tiene mucho que ver con nuestro ritmo circadiano y las funciones de nuestro cuerpo durante el día y la noche.

Existen numerosos estudios científicos que relacionan la práctica de la meditación con el aumento de los niveles fisiológicos de melatonina.

Durante siglos se puede apreciar la importancia que se le ha dado al sueño, la famosa imagen del Buda dormido y su conexión con el más allá. Vemos además que la mayoría de los profetas iluminados han recibido los encargos divinos, revelaciones proféticas durante las horas del sueño nocturno.

Famosa es la historia en el Antíguo Testamento (AT) de Jacob:




“Y tuvo un sueño; soñó con una escalera apoyada en tierra, y cuya cima tocaba los cielos, y he aquí que los ángeles subían y bajaban por ella. Y vio que Yehovah estaba sobre ella, y que le dijo: ´Yo soy Yahveh, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac”.

(Génesis 28, 10-19 Biblia de Jerusalén)

La idea de la escala, debemos entenderla en tanto se efectúa un perpetuo movimiento ascendente y descendente. Permitir que tal movimiento se realice es, en efecto, el destino esencial de la escala. La escala sugiere algunas observaciones; sus dos travesaños verticales corresponden a la dualidad del “Árbol de la Ciencia”, o, en la Cábala hebrea, a las dos “columnas”, la de derecha y la de izquierda, del “árbol sefirótico.




Se ve que la escala ofrece, así, un simbolismo muy completo: es, podría decirse, como un “puente” vertical que se eleva a través de todos los mundos y permite recorrer toda su jerarquía, pasando de peldaño en peldaño; y, a la vez, los peldaños son los mundos mismos, es decir, los diferentes niveles o grados de la Existencia universal.

En la mitología griega  tenemos a Morfeo, el cual era considerado el dios del sueño, hijo de Hipnos, que representaba el sueño y de Nix, considerada la noche y hermanastro de Tánatos, la muerte. Se le encomendó a Morfeo la misión de crear sueños con forma humana para aquellos que dormían. 





Tenía la habilidad de recorrer el mundo con sus alas, fabricando fantasías para los humanos, y si alguién presentaba dificultades, les mecía en sus brazos y les seducía, llevándoselos al mundo onírico, en casos adquiriendo la forma de algún familiar del insomne.

Según las palabras de Novalis: "Huyó la maravilla de la tierra y huyó con ella mi tristeza - la melancolía se fundió en un mundo nuevo, insondable - ebriedad de la Noche, Sueño del Cielo, tú viniste sobre mí - el paisaje se fue levantando dulcemente; sobre el paisaje, suspendido en el aire, flotaba mi espíritu, libre de ataduras, nacido de nuevo".




¿ESTARÁ RELACIONADA LA ILUMINACIÓN CON LA SECRECIÓN DE SUSTANCIAS COMO LA MELATONINA Y SU EVIDENTE CONEXIÓN CON LA GLÁNDULA PINEAL?

Según cuenta la leyenda del Buda acostado o durmiente, también alude al trance de la iluminación:




...Al fin, sintiendo que se acercaba su hora, se envolvió en su manto amarillo y se acostó en un lecho de hojas para instruir a su discípulo predilecto, el humilde y silencioso Ananda, en las últimas cuestiones relativas a la verdad que le había sido revelada. Murió sereno y confiado, de la misma manera noble que había vivido, en un suburbio de Kusinagara. En la imagen, representación de la muerte de Buda, que, de acuerdo con la doctrina budista, significó su entrada en el parinirvana o nirvana absoluto.




Es sabido además de las prácticas de los monjes, tanto de oriente como de occidente del aislamiento en celdas a oscuras y algunas de estas bajo tierra.

De hecho se han encontrado de estas celdas donde los monjes se aislaban durante largas jornadas para así llegar a la iluminación. Estamos hablando de prácticas milenarias. 

POR LO QUE SE PUEDE INTUIR ENTONCES QUE ESTOS SABIOS ANCESTRALES, YA CONOCÍAN DE ALGUNA MANERA LOS BENEFICIOS DEL ESTAR A OSCURAS PARA QUE SE ACTIVEN ESTAS SUSTANCIAS INTERNAS QUE LE PROPORCIONABAN AL MONJE PRACTICANTE, VITALIDAD, SALUD Y SOBRE TODO ILUMINACIÓN.





La melatonina es producida por la glándula pineal del cerebro y el filósofo René Descartes llamó esta pequeña glándula “el asiento del alma“, así como en la tradición espiritual hindú, las técnicas de meditación se utilizan para dirigir el flujo de energía a través de siete centros de energía en el cuerpo o Chakras, para activar o reprimir selectivamente sus glándulas.

La glándula pineal se corresponde con un Chakra situado en la parte superior de la cabeza, llamado “Corona” y se cree que tiene una influencia directa sobre la felicidad.

La relación científica entre la melatonina y la meditación fue explorado en 1995 por investigadores de la University of Massachusetts Medical Center en un programa sobre la reducción del estrés y relajación.



Los investigadores encontraron que las mujeres participantes en el estudio, que había meditado tuvieron niveles de melatonina significativamente mayores, en comparación con las mujeres que no lo hicieron.

Otro estudio encontró que la meditación antes de acostarse aumenta los niveles de la melatonina para la noche, no habiéndose producido este aumento cuando los participantes del estudio, no meditaron antes de ir a dormir, por lo cual esto sugiere que la práctica regular de la meditación es necesaria, para obtener un sueño reparador.





Por sus características anatómicas, muy pronto llamó la atención de los médicos. La primera descripción de la glándula pineal se atribuye a Herófilo de Calcedonia, en el siglo III a. C., quien la vinculó a funciones valvulares reguladoras del «flujo del pensamiento» en el sistema ventricular.




Galeno (siglo II a. C.) describió su anatomía y la llamó konarium (cono de piña), denominación que ha perdurado hasta nuestros días junto con la de pineal, pinea (piña en latín). Parece ser, además, que Galeno observó que la estructura pineal tenía un parecido estructural más grande con las glándulas que con los núcleos del sistema nervioso.






El siguiente avance en el conocimiento de esta glándula se produjo en el Renacimiento. Singularmente, Andrés Vesalio aportó una descripción anatómica muy precisa en su obra De Humani Corporis Fabrica (1543).

 René Descartes la calificó de «tercer ojo» en su trabajo póstumo De homine (1633), no tanto por su papel en el control del fotoperíodo, sino porque, según su concepción dualista, constituía el correlato físico del alma. 




Descartes le asignó también una función fisiológica: como parte del sistema nervioso, la glándula pineal se encargaba de la percepción del entorno. Con este planteamiento se llegó hasta el siglo XIX, cuando se abordó la glándula pineal de los mamíferos desde diferentes perspectivas —anatómica, histológica y embriológica— y se mostró su similitud con la epífisis de vertebrados posicionados más abajo en la escala filogenética.







Rick Strassman, académico e investigador de la Universidad de Nuevo México y protagonista en estudios de los efectos de la DMT en humanos entre 1990 y 1995, relaciona la glándula pineal con el sexto chakra o Ajna Ajna del que habla la tradición védica, la ventana de Brahma que se nombra en el hinduismo, el Ojo Celestial del cual hablaban los antiguos chinos, el Palacio Niwan que los taoístas conocen o el «asiento del alma» que Descartes exponía.








Según relata en su libro DMT: The Spirit Molecule, de sesenta voluntarios a los que inyectó DMT, muchos de ellos relataron encuentros convincentes con presencias no humanas inteligentes, alienígenas, ángeles y espíritus, y casi todos sintieron que las sesiones se encontraban entre las más profundas experiencias de sus vidas.

Strassman postula que la glándula pineal aloja el espíritu o alma desde el 49º día tras la concepción, que «es capaz de recibir información, en lugar de únicamente generar esas percepciones», y que «permite al cerebro percibir la materia oscura o universos paralelos, reinos de existencia habitados por entidades conscientes».Se ha comprobado que la DMT es un potente alucinógeno.





LOS RITMOS CIRCADIANOS




Resulta que cuando nos cambian la hora y por mucho que lo neguemos, nos afecta. Afecta a nuestros ritmos biológicos y a nuestras funciones fisiológicas . Todo esto se debe a que nuestro cuerpo tiene su propio reloj, que también es conocido con el nombre de sistema circadiano.


 En condiciones naturales los ritmos biológicos se ajustan a los ciclos ambientales, el más importante de los cuales es el de luz y oscuridad.
Los ritmos circadianos constituyen el reloj biológico humano que regula las funciones fisiológicas del organismo para que sigan un ciclo regular que se repite cada 24 horas, y que coincide con los estados de sueño y vigilia. El sueño y la vigilia están asociados a los estímulos de luz, que el cerebro asocia con una mayor actividad fisiológica mientras que, en la oscuridad, se inhiben estas funciones, llegando al mínimo entre las 3.00 y las 6.00 horas.

Durante el descanso nocturno, el organismo humano entra en letargo, la temperatura corporal baja hasta los 35º, disminuye la presión sanguínea y se reduce la secreción de hormonas. La capacidad de alerta y de movimiento también se encuentran reducidas, por lo que es más difícil concentrarse o reaccionar ante un imprevisto y, por lo tanto, disminuye el rendimiento laboral y se multiplican las posibilidades de sufrir un accidente.

Si este periodo no se emplea para descansar, esto afectará negativamente a la salud física y psíquica del individuo, porque se disocian los ritmos biológicos y los elementos naturales que sirven para sincronizarlos, especialmente la luz, y se establecen sincronizadores artificiales. El organismo sufre por partida doble: por un lado ha de realizar un esfuerzo para permanecer activo en la fase de letargo natural (nocturna) y, por otro, debe esforzarse para dormir en la fase de activación (diurna).

A consecuencia de la alteración de este ritmo biológico, las personas que se ven obligadas a trabajar en turno de noche duermen entre cinco y siete horas menos por semana pero, aunque pudiesen descansar en un lugar oscuro y aislado de ruidos, la calidad del sueño diurno es inferior a la del nocturno y se reduce el tiempo total de sueño, aumentando los despertares, por lo que resulta difícil que lleguen al número de horas de sueño recomendadas para un adulto (entre siete y ocho diarias) y, en caso de conseguirlo, el descanso no es totalmente reparador.



Melatonina, la hormona del sueño

Qué es la melatonina?



La historia de la melatonina comenzó a principios del siglo XX, cuando Mc Cord y Allen comprobaron que al inyectar extractos de glándula pineal a renacuajos, ranas, sapos y peces se producía un aclaramiento del color de la piel de éstos. Además observaron que tales extractos revertían el efecto “oscurecedor” de la hormona melanocito estimulante (MSH) causando la agregación de los gránulos de melanina en los melanocitos de la piel de rana.


No fue hasta los años cincuenta, cuando el demartólogo norteamericano Aaron B. Lerner , interesado en la causa del vitíligo (`la falta de pigmentación que determina la aparición de manchas blancas sobre la piel´), consiguió aislar, a partir de glándulas pineales de vaca, el factor activo que podía aclarar el color de la piel e inhibir la MSH. Lerner y su grupo sugirieron que esa sustancia se llamase melatonina dado los efectos que tenía sobre las células que contenían el pigmento melanina.

La melatonina resultó ser un nuevo tipo de compuesto biológico: un indol metoxilado, cuya actividad biológica requería un grupo metilo adyacente a un átomo de oxígeno. Su estructura química era N-acetil-5-metoxitriptamina.

El descubrimiento y la caracterización química de la melatonina fue de incalculable importancia, no sólo para entender la función de la pineal , sino por el papel que posteriormente se le atribuyó en el campo de la Cronobiología. 










Así pues, se propuso que la información lumínica llegaba a la glándula pineal tras viajar por la retina, el GCS y los nervios simpáticos, regulando la actividad de las enzimas implicadas en la síntesis de la melatonina. Posteriormente la hormona viajaría por la sangre y actuaría sobre las gónadas.

De esta manera se planteó la pineal como un transductor neuroquímico que poseía una vía de aferencia nerviosa y una de eferencia hormonal.












Reloj biológico

En humanos, la melatonina es producida por la glándula pineal, la cual está localizada en el centro del cerebro, en la superficie dorsal del diencéfalo. La melatonina forma parte del sistema de señales que regulan el ciclo circadiano, pero, es el SNC quien controla el ciclo circadiano en la mayoría de sus componentes de los sistemas paracrino y endocrino, más que la melatonina en sí.



El reloj biológico tiene su localización concreta en el cuerpo, y más concretamente en el cerebro, los núcleos supraquiasmáticos son los encargados de recibir la información y la glándula pineal de responder a esta mediante la secreción de melatonina. 

Esta secreción presenta un patrón circadiano, con niveles bajos durante las horas de luz y elevados durante las de oscuridad. Se observan cambios en las concentraciones pineales de melatonina y sus precursores, así como en la de los enzimas que intervienen en su síntesis, como es el caso de SNAT y HIOMT, para responder rápidamente a cambios en la luz.

Normalmente, la producción de melatonina por la glándula pineal es inhibida por la luz y estimulada por la oscuridad. Por esta razón la melatonina ha sido llamada "la hormona de la oscuridad". La secreción de melatonina alcanza su pico en la mitad de la noche, y gradualmente cae durante la segunda mitad de la noche.

La melatonina exógena reajusta la mayoría de ritmos en vertebrados e invertebrados. Incluso, afecta a plantas y organismos unicelulares. La melatonina induce actividad en animales nocturnos y lleva al sueño en los diurnos.

Muchos consumidores de melatonina han experimentado un mayor realismo y frecuencia en sus sueños, y mejora la calidad del mismo.



Estudios recientes han concluido que la administración de melatonina en mujeres premenopáusicas produce una mejora significativa en el funcionamiento tiroidal y los niveles de gonadotropinas, así como una restauración de la fertilidad y la menstruación, y previene la depresión asociada con la menopausia.

Otras funciones de la melatonina incluyen la de mantener la salud de las células y regular la regeneración de los tejidos que sufren algún desgaste, controlar el mal humor y disminuir la fatiga.

Cuando la melatonina disminuye (efecto que puede producirse por una atrofia de la glándula productora, por los efectos de la edad o como consecuencia de otras enfermedades) ocurren ciertas alteraciones biológicas en el organismo. Por ese motivo, los especialistas suelen acudir a terapias de reemplazo de melatonina para paliar los efectos.


Las Alteraciones del Sueño: la Importancia de la Melatonina

Con el estilo de vida actual, a menudo no se presta la suficiente atención al cuidado de la salud y de las consecuencias que tienen las alteraciones del ritmo natural del cuerpo. En numerosas ocasiones, nuestra salud se resiente de forma considerable al forzar al cuerpo a mantenerse despierto largo tiempo, a no descansar el tiempo adecuado,...









La importancia de la Melatonina


Los ritmos naturales del cuerpo están controlados por la melatonina, una hormona secretada por la glándula pineal situada en el cerebro de todos los vertebrados. Esta sustancia es la principal responsable de la regulación de la vigilia y del sueño. A su vez, la producción de melatonina está regulada por la presencia de luz siguiendo un patrón circadiano (del latín circa, 'alrededor de' y dies, 'día') aumentando considerablemente su concentración tras el atardecer, estimulada su producción con la ausencia de luz.

Existen además otros factores que influyen en la secreción de melatonina, como son la edad y el estrés al que nos vemos sometidos en el día a día. De este modo, dependiendo de la persona y de cómo se desarrollen estos factores en cada individuo, su vida tendrá una concentración de melatonina distinta, lo que influye en:
El estado anímico: depresión o alegría.
El estado físico: cansancio o viveza.
La sincronización de ritmos biológicos.
La protección del ADN y del sistema inmune.

No podemos olvidarnos también de los pacientes de cáncer, que tienen un gran riesgo de presentar insomnio y trastornos del ciclo sueño-vigilia. Las perturbaciones del sueño es un factor muy común en esta población.





Valoración de los trastornos del sueño

La melatonina se secreta desde los 6 meses de vida hasta alcanzar su concentración máxima en la adolescencia temprana (10-14 años), estabilizándose a los 40 años de edad cuando comienza a disminuir su síntesis. Alrededor de los 55-60 años de edad, la producción de melatonina puede llegar a ser tan baja que comience a causar problemas para conciliar el sueño y el descanso se vea mermado.







Nivel de secreción de melatonina y su evolución con la edad.



Por estos motivos, interesa evaluar el perfil de secreción de melatonina para relacionarlos con el ritmo natural de vigilia/sueño y poder así actuar a fin de restablecer estos ciclos y posibilitar el descanso de la persona.

En LABCO contamos en nuestro catálogo de pruebas con un sencillo análisis de esta hormona mediante el estudio de la concentración de melatonina en la saliva. El estudio está especialmente indicado en personas con alteraciones del sueño a partir de los 50 años y en general, en personas de cualquier edad que deseen gestionar proactivamente su salud.

Conócete a ti mismo y adelántate a los problemas de salud.

Se ha comprobado que la liberación de melatonina es un proceso de fototransducción que se estimula en oscuridad: el ojo envía señales nerviosas a través del tracto retinohipotalámico, hace escala por el núcleo supraquiasmático, sale por la médula al ganglio cervical superior, y de allí a la glándula pineal (donde finalmente se produce melatonina). Por tanto, la glándula pineal es un transductor neuroendocrino. La glándula pineal puede detectar algo de luz, en los lagartos se puede considerar como un "tercer ojo" rudimentario, sensible a los cambios de luz.

En el Homo sapiens se produce una síntesis constante de melatonina que disminuye abruptamente hacia los 30 años de edad. Después de la pubertad se produce una calcificación llamada "arena cerebral", que recubre la glándula pineal, pero ésta sigue mandando melatonina. 


Estudios recientes observan que la melatonina tiene, entre otras funciones (además de la hipnoinductora), la de disminuir la oxidación; por esto, los déficits de melatonina casi siempre van acompañados de los siguientes efectos psíquicos: insomnio y depresión, mientras que, en la metabolización, el déficit de melatonina parecería tener por contraparte una paulatina aceleración del envejecimiento.

Existen alimentos que poseen precursores de la melatonina. Entre éstos los más comunes son: la avena, las cerezas, el maíz, el vino tinto, los tomates, las patatas, las nueces y el arroz.


El reemplazo de melatonina puede ser muy efectiva para combatir las disfunciones sexuales, los efectos del envejecimiento y sobre todo, regular el sueño y controlar los desordenes. El tratamiento de reemplazo hormonal de melatonina, suele ser seguro y no crea dependencias al medicamento.

La melatonina ha sido estudiada como un tratamiento potencial al reflujo gastroesofágico, cáncer, trastornos de la inmunidad, enfermedades cardiovasculares, depresión, trastorno afectivo estacional, trastornos del sueño del ritmo circadiano (circadian rhythm sleep disorder en inglés), disfunción sexual, e insomnia en los ancianos. Liberando de manera prologada la melatonina ha mostrado buenos resultados en el tratamiento del insomnio en los adultos mayores.

Puede mejorar la desalineación circadiana y el trastorno afectivo estacional.  Investigaciones básicas indican que la melatonina puede jugar un papel en la modulación de los efectos de las drogas de abuso tales como cocaína.  Melatonina también puede funcionar como antioxidante.

Un estudio de 2004 encontró que la melatonina aumentó significativamente el tiempo total de sueño en las personas que sufren de la privación del sueño.

Para muchos tipos de trastornos del sueño, la melatonina no es eficaz. Un análisis de 2006 encontró que, a pesar de que es seguro para el uso a corto plazo (de tres meses o menos), no hay evidencia de que la melatonina sea efectiva en el tratamiento de trastornos secundarios del sueño o los trastornos del sueño que acompañan a la restricción del sueño, como el jet lag y el desorden de sueño por turno de trabajo.

En un estudio de 2005, los investigadores concluyeron que, si bien "hay una cierta evidencia que sugiere que la melatonina es efectiva en el tratamiento del síndrome de la fase del sueño retrasada (SFSR), hay pruebas que sugieren que la melatonina no es eficaz en el tratamiento de la mayoría de los trastornos del sueño primarios a corto plazo (4 semanas o menos).


 La administración de melatonina genera un sueño natural y progresivo. Además no produce dolores de cabeza el día después de su consumo. La melatonina es ideal para aquellas personas que no pueden dormirse con facilidad y suelen dar vueltas en la cama. Al contrario de lo que ocurre con otros medicamentos que se utilizan para dormir, la melatonina no inhibe el acto de soñar.

El tratamiento de reemplazo hormonal de melatonina debe ser indicada por un médico. En condiciones normales de salud, una persona podrá ingerir entre 1 y 3 mg diarios de melatonina, que debe ser suministrado una hora antes de dormir. Para que la dosis sea adecuada, la persona que ingiere Melatonina no deberá tener dificultades para despertar por las mañanas, ni dificultades para dormir por las noches.

¿Quienes deben evitar el consumo de melatonina?

  • Mujeres embarazadas
  • Alérgicos
  • Enfermos auto-inmunes
  • Pacientes con algún tipo de cáncer (linfoma, leucemia, entre otros)
  • Niños.
  • Mujeres que estén pensando en tener un hijo próximamente (la hormona puede actuar como anticonceptivo).


RECOMENDACIÓN PERSONAL

No cambies el horario del sueño nocturno, para hacerlo en otras horas del horario diurno, ya que no es igual. Es bien sabido del envejecimiento prematuro de aquellos que se dedican a realizar labores en esos momentos de la madrugada, es el caso de las llamadas prostitutas, que se les puede observar en sus rostros un desgaste no acorde con su edad biológica. Así también pasa con los excesos y abusos durante la juventud,  de marchas nocturnas y juergas sin medidas, lo cual se verificará a la larga, en un envejecimiento de la piel, arrugas y demás secuelas que trae una vida no organizada y planificada sanamente.

Evita levantarte durante la madrugada y sobre todo sobre las tres de la mañana, mucho menos prendas una luz o verifiques la hora por tu móvil o celular, ya que al darte esa luz en los ojos, interrumpirás el proceso natural que se está efectuando en tu glándula Pineal. La secreción de melatonina se interrumpe y esa noche se detendrá su proceso hasta el siguiente día. 








Fuentes consultadas:
 https://es.wikipedia.org/wiki/Melatonina

http://www.salud-belleza.com/melatonina-hormona-sueno
http://www.labco.es/es/Noticias/Noticias.aspx?idc=1392
http://cronobio.es/Melatonina/Melatonina-Tercera.htm
http://biogenmol.blogspot.com.es/2010/10/cambio-de-hora-y-ritmos-circadianos.html
http://www.webconsultas.com/mente-y-emociones/trabajo-y-tiempo-libre/los-ritmos-circadianos-2363