Seguidores

viernes, 28 de agosto de 2015

¿ERES UN ALMA ANTIGUA? ALGUNAS SEÑALES



Toda alma es eternamente joven y antigua, pues proviene de eternidades, aunque no se debe medir según nuestro tiempo y percepción lineal, el alma es multidimencional y a temporal, no envejece, no pertenece a nadie y no posee género sexual definido, puede reencarnar en el roll masculino hoy, pero quizás ayer desempeñaba el papel femenino.


VER EL VÍDEO: ¿ERES UN ALMA ANTIGUA? ALGUNAS SEÑALES





Nuestra alma es inquieta viajera, por eso no se quedará quieta nunca, siempre estará experimentando y creando mundos, siempre estará experimentando como una niña inquieta.

Algunos seres humanos han reencarnado en este planeta desde hace miles de años y su misión ha sido muy variada, por eso la raza humana es tan diversa y no deberíamos dada la apariencia de catalogar cada experiencia ni como perdida, ni como malograda, ni peores ni mejores.

Toda vida es genial, por muy sosa u oscura que aparente, es una historia de amor fascinante.






A continuación te daré algunas pistas o señales para que reconozcas tu situación como alma antigua o recién reencarnada.
  • Un alma vieja ya no juzga, pues sabe que ese rol del verdugo y del presidiario, también él lo vivió.
  • Un alma vieja siente amor por toda esa humanidad, tanto la que dicen "perdida", como la "encontrada", descubre que no hay distinciones, sabe que se sufre en ambos polos. Por eso un alma vieja disfruta pero no se queda, no atrapa, comparte con el amigo, pero sigue de largo. 
  • Un alma vieja es siempre amorosa, porque ha recibido mucho amor, sabe de la angustia del ser humano, sabe que detrás de cada rostro hay un hermano, porque sabe de tribulaciones, sabe lo que es sentirse solo, pero también sabe de la soledad de los que piensan lo tienen todo y están vacíos por dentro. 
  • Un alma vieja se irrita, pero no le dura el enojo hasta el mediodía. 



  • Un alma vieja se ríe de ella misma y encuentra en cada detalle el buen motivo para una carcajada, aunque parezca una tontería.
  • Un alma vieja aunque vista de harapos, sabe que es princesa, por eso puede que sea algo despistada con los bienes terrenales.
  • Un alma vieja dará de su mayor tesoro a todos y nunca se cansará de amar, aunque se queje en algún momento, pronto se le pasa. Así criará a sus hijos, le saldrán canas y sus ojos se despedirán de ellos más chispeantes que nunca.
  • Un alma vieja desde joven conoce con facilidad su talento, misión o propósito y no lo desperdicia, sabe que es bueno en su oficio y artes, por eso lo pone a dispocisión de los demás.
Roly Polanco



CATORCE ASPECTOS O SEÑALES DEL ALMA VIEJA (ANTIGUA) 

Por Simona Villela




1. Tienes a pensar mucho acerca de todo. Siempre estás encontrando un significado más profundo en tus relaciones, interacciones simples con los extraños, y en el mundo que te rodea.

2. Disfrutas de la soledad y lo utilizas como un tiempo para reflexionar sobre tu vida y todo lo que sucede en ella. Continuamente buscas una comprensión más elevada y eres increíblemente introspectivo acerca de la vida.

3. Siempre has tenido una madurez mucho más elevada para tu edad. Cuando eras un niño la gente comentaba sobre lo maduro que eras y probablemente disfrutabas sentándote en la mesa de los adultos, en vez de en la mesa de los niños. No es que no podías divertirte siendo un niño, es sólo que a veces pensabas que las conversaciones de los adultos eran mucho más interesantes.

4. Disfrutas de las cosas sencillas, como tomar café y leer las noticias, desayunar con los amigos, cocinar una buena comida, o leer un buen libro.

5. Tienes una perspectiva filosófica sobre la vida y ves el mundo en una escala más grande que la mayoría de la gente. Cuando te enfrentas a problemas intentas verlo como una experiencia de aprendizaje y consideras tus luchas tan sólo como una parte de tu camino.

6. No le das mucho valor a la posesión de elementos materiales caros. Encuentras que consigues mucho más de tus relaciones personales y experiencias, que de cualquier cosa que puedas tener.

7. Te centras en la auto-realización y gozas con la libre expresión a través de la escritura, el arte, la música, u otras corrientes.




8. Eres sensible y espiritual en la naturaleza. Tiendes a confiar en tu instinto sobre las cosas porque rara vez te equivocas. Simplemente tienes “una sensación” sobre las cosas y puedes leer bien a la gente.

9. Te sientes conectado con ciertos períodos de tiempo y te encuentras más interesado en el arte, la historia o la cultura de esa década.

10. Incluso si tienes un gran círculo social lleno de amigos y conocidos, siempre te has sentido un poco diferente a los demás. Es posible que no pienses necesariamente que eres un solitario pero sin duda estás cómodo estando solo y entiendes la diferencia entre estar solo y ser solitario.

11. Independientemente de donde vayas, pareces ser el tipo de persona con la que los extraños se sienten inclinados a hablar. Hay algo en ti que hace que otros quieran derramar su historia de vida a tan sólo minutos de conocerte.

12. A veces sientes un sentido de separación entre ti mismo y el “mundo real”. Reconoces que tienes una manera de pensar acerca de la vida en términos de dinero, posesiones, relaciones, etc, y luego está el enfoque convencional de la vida que mayoría de la gente tiene. No crees que una es mejor que la otra, sólo son diferentes.

13. Tienes un alto nivel de empatía y aceptación hacia los demás y comprendes la importancia del perdón. Debido a esto tus amigos siempre van en busca de consejo o te cuentan un secreto que no le diría a nadie más. Ellos saben que los escucharás sin juzgar.

14. Saboreas los momentos de tranquilidad en la vida que pueden parecer anticuados a los demás. Tal vez esto significa ir hacer un paseo dominical por el campo o escribir una carta (una carta real, no un correo electrónico) a un amigo que vive al otro lado del país.


Fuente: http://www.upsocl.com/inspiracion/14-senales-de-que-eres-un-alma-vieja/