Seguidores

martes, 28 de julio de 2015

LA REALIDAD OCULTA MIENTRAS DORMIMOS (PARTE DOS) MÁS ALLÁ DE LOS SUEÑOS, CUANDO LA CONCIENCIA DESPIERTA



 CUANDO SE DESPIERTA, LA ILUSIÓN DEL MÁS ALLÁ, TAMBIÉN DESAPARECE. 




Ver el vídeo. La realidad oculta...


.

No estamos quietos, ni aún en los sueños, estamos intranquilos en nuestro ahora y nos movemos de aquí para allá... Cuando ves a un anciano postrado en una cama, está con los ojos cerrados, pero se está moviendo y cuando despierta del letargo, se torna intranquilo y agresivo, pues no acepta que debe estar ahí en ese lugar como atrapado en su cuerpo deteriorado y gastado, no lo acepta, comienza a dar manotazos y a gritar como pidiendo auxilio. Luego cierra los ojos y comienza nuevamente su peregrinar, solo así le vuelve la paz, porque continúa su marcha. Solo así se siente libre, solo así encuentra la paz.

Aunque el ser duerme, la mente no para de crear lugares, unas veces al pasado, otras al futuro, pues todo es en la conciencia, porque todas las experiencias se están dando en ese ahora. El drama personal puede que se repita una y otra vez, el ser se debate en esos conflictos de la dualidad, haciendo pruebas con otras alternativas en los sistemas de probabilidades múltiples y dimensionales, no para.

Pero lo cierto es que al dejar el cuerpo físico, nuestra alma se identifica de inmediato con alguna forma que le de una identidad, porque lo necesita, el ego también es multidimensional, también puede que nos acompañe en ese "más allá". Por eso son los fantasmas, son esa proyección holográfica de la conciencia, algunos se presentan con la apariencia de ancianos, a otros se les puede observar como motas de luz, pero siempre en movimiento.

En ese sentido metafísico, el despertar del ser, sería trascender todas esas formas antes adquiridas en los miles de cuerpos físicos, pero ese es el temor del ego engañado, ya que en su ilusión hipnótica acepta esas experiencias como válidas y cree, apuesta por esas identidades o etiquetas de femenino o masculino, del padre o la madre, del hijo y la hija, etc.








LAS IMÁGENES Y PERSONAJES DE LA DUALIDAD ILUSORIA


En eso llamado "más allá", nos encontraremos con todas esas creaciones, que yo le denomino del multi-ego de la conciencia cósmica, dual e ilusoria.
Los dos equipos tienen que desempeñar su papel de manera convincente , y el equipo oscuro realmente ha abrazado su papel como escoria vil, lista para matar, violar, torturar y hacer cualquier tipo de cosa depravada con la que puedan salirse con la suya.
Por otra parte los falsos seres de luz con sus diferentes categorías, también se le manifiestan a las almas de los humanos, estos supuestos seres benévolos, se dedican a advertir, indicar, otras veces dan ordenes a los humanos con estrategias y técnicas diversas para hacerle frente a este enemigo de la oscuridad.

Pero ambas partes son meras creaciones, se sospecha de un llamado demiurgo, un Señor oscuro que los ha creado, todo para que le alimentemos, tanto si nos vamos el bando oscuro, como nos centramos de buen corazón y ofrecemos nuestras vidas al servicio de esa parte falsa de luz.

El lado oscuro está diseñado para ser increíblemente repugnante, por lo que la mayoría de las “almas buenas” se inclinarán hacia el otro extremo de la polaridad, buscando el abrazo “amoroso” de alguna de las religiones patriarcales de falsa luz.

Siento decir que ambas polaridades son una trampa y se constituyen en una prisión holográfica del ser, solo  hasta que despierte.





¿QUÉ PASA CUANDO DEJAS DE IDENTIFICARTE CON IMÁGENES O PROTOTIPOS DE DUALIDAD?

-Creo es la iluminación y el despertar de inmediato. Esa conciencia descubre que no pertenece a nada, ni a nadie, descubre que es un punto de luz en ese fractal universal, descubre que no está atado a ningún sistema creacional o conciensal. Entonces es cuando viene lo interesante, el ser va más allá y alcanza definitivamente la verdadera luz (y no la luz falsa creada por los egos que le hará reencarnar una y otra vez). Entonces se diluye en esa nada de donde ha partido, entonces es libre nuevamente, pero no por eso desaparece, ese es el miedo del ego, que cree va a desintegrarse, porque entiende que dejará de ser, cuestión básica y reto de su estado ilusorio.

AL DEJAR ESTA REALIDAD, EN EL MÁS ALLÁ NOS ENCONTRAREMOS SI ESTAMOS AÚN DORMIDOS, CON UNA OSCURIDAD ILUSORIA, PERO TAMBIÉN CON UNA LUZ FALSA. DE AHÍ LOS MITOS DEL INFIERNO Y EL PARAÍSO, DE LOS PURGATORIOS Y DE LOS TÚNELES HACIA LA LUZ.

 QUE MUCHOS HAN DADO TESTIMONIO, LUEGO DE TENER REGRESIONES, SUEÑOS LÚCIDOS O EXPERIENCIAS FUERA DEL CUERPO.

AMBAS REPRESENTACIONES SON SIMBÓLICAS, CON SUS RESPECTIVOS SERES Y PERSONAJES MITOLÓGICOS. 





La barca de Karonte o las diferentes criaturas diabólicas que viene a castigarnos, otros a protegernos, no son más que meras creaciones de la mente egóica de la conciencia universal, donde nosotros no somos solamente espectadores, sino que también le damos apoyo, consistencia y credibilidad.

Porque la tarea aún no ha terminado, para aquella alma que tiene que reencarnar nuevamente, por tanto, el drama de la ilusión continuará mientras estemos sujetos a esa espiral del Samsara.

En definitiva es un drama creado por los sistemas múltiples de conciencias, con sus Infiernos, Mara (budista) Demonios (para los occidentales) con sus Nirvanas, Paraísos, también ambos con sus respectivos ángeles, malos y buenos, es la dualidad en el más allá, pero también es una ilusión de las almas con sus egos dormidos.

Pero el ser puede despertar en cualquier momento y cuando lo hace, trasciende esa apariencia y dualidad, aún también y después de la muerte física.


POR ESO, NO HAY QUE SEGUIR A NADIE,  SOLO TU VOZ INTERIOR E INTUICIÓN, ASÍ NUNCA QUEDARÁS CONFUNDIDO.

La luz divina no es controladora, manipuladora, mandona o juzga de ninguna manera. La Fuente infinita no impondrá una agenda, aunque te apoyará en tu misión. No te dará  “órdenes” por seres de luz divina pura. No te enviará a misiones infinitas y no te instará a algo que resulte en pérdida de energía para tu alma, a diferencia de los impostores en la falsa luz espiritual.

Los seres de luz divina verdadera son solidarios, aman, nutren, y se preocupan por ti como individuo. Siempre dejan un rastro de paz y nunca te sentirás  cansado o agotado, porque has estado en contacto la Fuente de Luz divina y auténtica. 


Los verdaderos seres de la Luz, tienen y siente por naturaleza, gran respeto por las almas y los seres humanos que se ofrecieron a reencarnar en el sistema de este mundo actual.
Saben que nosotros somos ellos, pero en otros niveles dimensionales.

Comprenden la unicidad de todos los seres. De hecho, te ayudarán e inspirarán, pero nunca te pedirán que realices, pactos, ofrendas, sacrificios, jamás te dirán que abras portales dimensionales, pues los auténticos seres de luz saben que estamos como humanidad despertando desde la experiencia y cada pueblo, cultura y país tiene su ritmo, por eso no le exigirán nada al género humano y mucho menos cosas que no puedas lograr o no hallas descubierto por ti mismo. 

Los auténticos seres de Luz, respetan sobre todo el libre albedrío y confían en nuestra evolución conscientes como humanidad, la verdadera Fuente de energía de vida y Amor es solo eso, no nos juzga, no está triste por los pecados de nadie.

Los seres de luz pura, como están en otros estados de conciencia, no miden el tiempo como nosotros lo hacemos linealmente, ellos no se enfadarán porque el tiempo se acaba, ni mucho menos emitirán sentencias de juicios finales y batallas de Armajedón.

Todas esas profecias de catástrofes y juicios finales que nos han acompañado durante la historia y están registradas en los libros inspirados de la religiones o han sido reveladas por profetas seglares, provienen del Multi-ego de la conciencia social dormida. Y de los oscuros  manipuladores que necesitan de nuestras energías.


La raza humana nunca ha sido de nadie, ni fue creada para servir, ni seguir a nadie. Aunque somos uno y todo lo demás bonito de paz y amor New Age...

VAMOS MÁS ALLÁ





Quiero terminar ahora con un cuento que lo ilustra: 

Un monje se debatía con seres malévolos y otros venían en su ayuda (representan su dualidad interna). Hasta que un día dejó de temer a esos seres perversos que se le presentaban como gigantes, notaba como decrecían en tamaño y poco a poco fueron convirtiéndose en unos pequeños y ridículos pitufos...Pero se entristeció, ya que tampoco veía a sus ángeles o seres de luz buenos, ya no se les manifestaban como antes, entonces acudió a su maestro y le narra lo acontecido. La respuesta del maestro no se hizo esperar: "Hijo mio, como dejasteis de temer, ya esos seres no tenían poder sobre tí y por eso desaparecieron para siempre.

-¿Y los ángeles de luz? También, ya no hacían falta, pues todo estaba en su mente, tanto la parte oscura, como la iluminada.

De ahí que la iluminación es ir más allá de la dualidad, es descubrir que lo bueno o lo malo son tan solo papeles y roles dispuestos para que la obra se desarrolle.

Esos dramas son creaciones de tu Ser Total, del maestro interior tuyo y por tanto, poseen una sabiduría y pedagogía de amor infinita. Se suceden una y otra vez, hasta que despiertes.