Seguidores

viernes, 31 de julio de 2015

EL SER HUMANO NACE ACONFESIONAL, LA TRAMPA Y MANIPULACIÓN DE LA SECTAS




EN ESTOS MOMENTO DE MI VIDA SIENTO QUE NO PERTENEZCO A NINGÚN BANDO, SOY LO QUE SOY MÁS ALLÁ DE TODA ETIQUETA, MÁS ALLÁ DE ESA DUALIDAD QUE ENCASILLA, QUE JUZGA LA OSCURIDAD COMO ALGO ABOMINABLE Y VALORA LA LUZ COMO LO MÁXIMO A ALCANZAR. 

AMBAS POSICIONES SON ILUSIONES DEL EGO

Cuando hablamos de sabiduría ancestral, estamos rescatando aquello oculto y liberador que nos han vedado, aquello que está enterrado en el subconsciente colectivo. Es el secreto que llevamos todos, pero tras la apariencia y el velo de la ignorancia.

EL SER HUMANO NACE ACONFESIONAL




Porque no nacemos con una identidad religiosa, ideología o filosofía de vida, porque llegamos a esta realidad sin etiquetas de pertenencias.

El movimiento espiritual New Age apuesta por aunar bajo un mismo techo a todas las religiones y claro está para eso harán falta de nuevos gurú, pastores y sacerdotes para que guíen al rebaño.


Pero lo cierto es que sería otra religión más, por lo que tampoco hace falta apoyar este proyecto, ni apostar por la unidad de todas la religiones, ni mucho menos por una espiritualidad que unifique.

Tan solo deberíamos entender que no hace falta, ya que es en el respeto por lo diverso lo que nos hará disfrutar, así ser libres de dogmas, libres de estatutos  y demás leyes que se impondrán.

El ser persona es lo que es y nada nos engrandece, nadie nos llena, nada nos define, nada nos nutre, nadie nos puede dar el espíritu de vida, eso lo tenemos que encontrar y vivirlo, porque nadie nos puede dar lo que ya tenemos.

Porque eso oculto que mora en el interior, debemos descubrirlo y desentrañarlo.

De ahí vienen las decepciones, porque las liturgias y los servicios religiosos, que en su momento jugaron su papel.



¿TE HAS PREGUNTADO?

¿POR QUÉ OTRA PERSONA DEBE INTERCEDER, DAR O ADMINISTRAR LO QUE YA ES Y LLEVAMOS POR ETERNIDADES?

No existe otra respuesta, que por nuestra ignorancia, porque desconocemos el TESORO INTERNO.

POR ESO LAS DOCTRINAS DE LA CULPA Y EL PECADO, SON INSTRUMENTOS DE SOMETIMIENTO PARA LAS CONCIENCIAS.




El miedo es lo que hace que acudamos a esos centros de espiritualidad, unos, porque quieren ser curados de alguna enfermedad, otros porque creen que han sido posesos por demonios, otros porque quieren sentirse ungidos y justificados.

LA RAÍZ ES LA IGNORANCIA, POR ESO ES MÁS FÁCIL MANIPULAR Y TENER BAJO CONTROL A LA MASA SEDIENTA Y DORMIDA.

Cuando el pueblo y la masa dormida necesitaba de Chamanes, de Pastores, de Sacerdotes para recibir algo divino, u ofrecerle a un dios lejano, airado, un sacrificio para purgar culpas, para obtener en definitiva lo que ya teníamos. Pero esto, no son nada más que gestos y acciones simbólicas de aquello que habita, llena y conforma nuestra Totalidad.





EL MAESTRO INTERIOR 

En cada ser hay un líder, un gurú, un sacerdote, un maestro, por eso lo importante es dar con ese guía interno.

LA TAREA DEL MAESTRO, DEL GURÚ, DEL PROFETA, DEL PASTOR Y DEL SACERDOTE, ES HACERLE VER AL DISCÍPULO SU VALÍA Y ESENCIA, PUES EN CADA SER HUMANO, HAY UN MAESTRO, UN GURÚ, UN PASTOR Y UN SACERDOTE.

Otra cosa es que los egos de estos guías y pastores exteriores necesiten de la permanencia e ignorancia de sus discípulos, para seguir administrandoles y ofreciéndoles, lo que ya tienen, lo que es propiedad genuina, aquello que siempre a estado.

"Es el tesoro escondido en el campo, que aquel que lo encuentra, va y vende todo para adquirir esa parcela"... Es una imagen de tu tierra, es la tierra prometida, es el aceite, la lámpara que debe estar encendida y preparada,  el Cristo interior el esposo que viene cuando tú lo aceptas, no porque alguien te lo conceda o administre, sino cuando tú en conciencia lo reconozcas en tu ser.




LA SEGUNDA VENIDA ES ESA

Es el Todo que está en la parte que somos nosotros lo que debemos encontrar, para no depender de nadie más.



LA MADUREZ DEL ESPÍRITU HUMANO, ES IR MÁS ALLÁ DE TODA ATADURA PATRIARCAL, COMPLEJOS DE CULPAS Y MIEDOS BÍBLICOS INFUNDADOS. 

Por eso no tenemos que pagar más diezmos, ni ofrendas, porque no seremos más justificados, ni menos tacaños, dios no necesita de nuestro dinero, ni de más nada que no sea esa entrega incondicional hacia ese que tenemos a nuestro lado, porque ese otro es Dios, ese otro es Cristo, ese otro eres tú. Por ahí pasa la auténtica prosperidad y abundancia.

Esa es la verdadera liturgia, ese es el verdadero templo, porque el verdadero culto  al Dios universal es el Amor incondicional a todos los seres.

Gracias por estar, yo honro eso que eres y no tenemos que pensar igual, ni profesar el mismo credo para poder amarnos. Esa es la verdadera religión, el Amor universal.

Namasté