Seguidores

viernes, 26 de junio de 2015

EL TERCER CHAKRA Y LA MATERNIDAD




LO QUE MUCHAS MADRES IGNORAN


Muchas madres ignoran que sus estados de ánimos afectan a su bebé, durante el embarazo y en la etapa de la lactancia, por ejemplo la cólera afectarán a sus glándulas mamarias y la criatura se encontrará estrechamente afectada también por las glándulas endocrinas: digestivas, hígado, páncreas, riñones, etc.
Dar el pecho, es dar amor, seguridad, cobijo, conexión; irreemplazables con leches de otras especies.
Debemos saber que existen los llamados centros energéticos, según la religión, filosofía y ciencia hindú se les da el nombre de Chakras. Estos centros o vórtices están en correspondencia con el sistema endocrino del cuerpo humano y son afectados en positivo o negativo, según sean nuestros estados anímicos y de comportamiento.





LOS CHAKRAS DETERMINAN
La autoestima, la acción, la vitalidad, la sabiduría espiritual y la conciencia de la universalidad de la vida y del propio sitio dentro de ella.
El centro del plexo solar es muy importante en lo que se refiere a la capacidad de conexión humana. Cuando nace un niño se mantiene un cordón umbilical etéreo conectado entre él y su madre. Estos cordones poder-personal, representan una conexión humana. Cuando una persona crea una relación con otro ser humano, crecen cordones entre sus respectivos chakras del plexo solar. 
Cuanto más fuertes son las conexiones entre ambas personas, mayor fuerza y número tendrán esos cordones. En los casos en que se está terminando la relación, los cordones se van desconectando lentamente.




El tercer Chakra es muy complejo. Conocido comúnmente como el “centro de poder”, funciona como almacén de los juicios, opiniones y creencias que hemos reunido acerca de nosotros mismos y del mundo. Estos juicios a su vez afectan nuestra autoestima y nuestra confianza en nosotros mismos. Es quizás por esta razón por lo que este centro es visto como la fuente del conocimiento que nos dice como operar dentro de la sociedad y el mundo. 

El tercer chakra, Manipura, es el centro de energía, del poder de la voluntad, del sentido de control y coordinación, es la fuerza que incita a actuar. Se ubica entre el ombligo y la boca del estómago. Su nombre en Sánscrito: Manipura, se traduce en “ciudad de joyas”. Se lo denomina así porque es un centro de fuego, un punto focal que origina calor.

Sílaba mántrica: RAM.
Nota musical: MI.
Color: amarillo.
Elemento: fuego.
Sentido: la vista.
Órgano: sistema nervioso autónomo, las glándulas adrenales, el páncreas y el hígado
Yantra: un loto rojo de diez pétalos con un triángulo invertido, también de color rojo, dentro de un círculo.



SENTIRSE FELIZ O TRISTE TIENE UNAS REPERCUSIONES FUTURAS PARA EL BEBÉ.
El sentirse firme y enérgico, con una auto-estima elevada, amor propio y tener idea de la maravilla de ser madre, de su rol e importancia para la sociedad, son factores de vital importancia para un ulterior desarrollo de las facultades psíco-físicas y espirituales del niño.

El tercer chakra se encuentra aproximadamente dos dedos por encima del ombligo. Por lo que también va estar muy vinculado con la madre y su bebé. Este centro energético es el que nos da la cualidad de la generosidad y el sentido completo de satisfacción y felicidad.

Si en el período de la gestación o lactancia, este centro energético se encuentra bloqueado, veremos más adelante que estos traumas en el plexo solar incluyen haber tenido padres hipercríticos, ser un hijo no deseado, tener un ego herido debido a un rechazo en el Amor, o una relación fallida. 

El daño al plexo solar está asociado a los disturbios de sueño y al deseo de bloquear la conciencia. Los primeros tres chakras son los que están más sintonizados con las partes primitivas de la naturaleza, aquellas a las que fácilmente nos esclavizamos.

Por tanto son los chakras más vinculado con el período de concepción y maternidad
Cuando la Kundalini ilumina este chakra, proporciona rectitud y un sentido interno de moralidad, dándonos el equilibrio en las diferentes facetas de nuestra vida, así mismo otorga generosidad incondicional, total satisfacción y una profunda paz interior.
Se suelen ver en el período de maternidad, muchas madres alteradas o deprimidas, esto puede ser debido entre otras cosas a un bloqueo o mal funcionamiento del tercer chakra.




EL TERCER CHAKRA A NIVEL EMOCIONAL

Los aspectos emocionales positivos de este chakra evidencian la capacidad para obtener logros y un temperamento caliente que disfruta ser el centro de atención y hablar con soltura.

Los aspectos emocionales negativos se ven traducidos en impotencia y sensaciones de desorientación y vida dispersa, sin objetivos bien definidos. La persona puede volverse insegura y también muy obsesiva. En el caso de las embarazadas se observan estados de ánimos muy variados y propensas a los adictivos, comidas ligeras llamadas "basura", etc.

Este chakra está asociado al elemento fuego. Yo siento que aquí se empieza a “cocinar” la vida. Desde la placenta, el cordón umbilical, nuestro futuro ombligo, esa marquita en forma de oyito en medio de nuestro cuerpo, transportó el alimento y el oxígeno para desarrollarnos dentro de la barriga de nuestra mamá.

EJERCICIO PARA LA MAMÁ EN LA ETAPA DEL EMBARAZO.

Este es un ejercicio propuesto para el Tercer Chakra:
Al levantarse en la mañana, pararse enfrente de una ventana abierta, suficientemente vestido, y hacer 20 respiraciones profundas, inhalando y exhalando con lentitud.

Conforme respirar, tratar de visualizar el aire radiante de Sol, como enriqueciendo la Tierra, las doradas corrientes penetrando la Tierra y a todos sus habitantes.
Observar esta sangre de luz amarilla fluyendo dentro de su cuerpo, penetrándolo e iluminando cada parte y el de tu bebé.

 Luego seguir adelante con su tratamiento específico, o con el día laboral, se notará una mejoría sorprendente en la circulación de los esfuerzos, en cada día y en cada circunstancia de la vida, mental y en lo material.
Hacerlo consciente y sensiblemente.

Los metales que irradian amarillo son: el oro, el bario, el calcio, el manganeso, el zinc, el cobre, el cromo, el níquel, el estroncio, el cadmio, el cobalto, el aluminio, el titanio.
Los alimentos que contienen amarillo son: pimientos amarillos, maíz dorado, plátano, calabaza, piñas, limones, melón dulce y la mayoría de las frutas y vegetales de cáscara amarilla.
El anterior artículo es un complemento de ayuda para que tengas una vida feliz y más plena en esa maravillosa etapa de la vida.
Puedes compartir.