Seguidores

martes, 10 de febrero de 2015

SANACIÓN CUÁNTICA, BENEFICIOS, VENTAJAS, PROCEDIMIENTO



La Sanación Cuántica pertenece al campo de la medicina de la energía y dentro de este ámbito es considerada un complemento de los tratamientos médicos convencionales. Se aplica de forma rápida y sencilla y es muy efectiva en la restauración del nivel energético y del campo electromagnético del individuo. La mayoría de las personas que la reciben logran experimentar vitalidad y mejoría en muchas de sus dolencias sean estas de origen físico, mental, emocional o espiritual, además de una profunda relajación y sensación de paz y armonía.

La medicina de la energía es un concepto amplio que incluye diversos sistemas, tales como la Acupuntura, el Reiki, la Reflexología, el Shiatsu, entre muchos otros, y se basa en la creencia de que los cambios en la “fuerza vital” del cuerpo, incluyendo los campos eléctricos y electromagnéticos, afectan a la salud humana y pueden favorecer su curación.

La Sanación Cuántica es un método que utiliza la energía radiante o solar, también conocida como energía vital universal, para mantener la salud o ayudar a recuperarla cuando se halle deteriorada por diversos tipos de enfermedades, sean éstas de origen físico, mental, emocional o espiritual. Consiste básicamente en anclar la energía para luego esparcirla sobre ciertos puntos y regiones del cuerpo del paciente, prácticamente sin necesidad de tocarlo, lográndose durante su corta aplicación (15 a 20 minutos) mejorar el funcionamiento del organismo y alcanzar un estado de paz y armonía en general.

La Sanación Cuántica es considerada en el ámbito médico como una terapia complementaria, en este sentido, quienes acudan a recibir la sanación no deben suspender los tratamientos médicos por su cuenta independientemente del bienestar percibido, ni esperar ser recetados, ni obtener mayores explicaciones de su estado de salud o tiempo de recuperación, pues no es potestad de un sanador hacerlo. Hay una gran diferencia entre ser médico y ser sanador, sus labores pueden y deberían complementarse, pero ambos trabajan en contextos muy diferentes. Los sanadores cuánticos aeónicos no examinan a los pacientes, ni les ordenan hacer exámenes o pruebas, ni elaboran diagnósticos, ni prescriben o retiran tratamientos. Los sanadores ayudan al paciente a crear salud en todos los aspectos de la vida, y lo hacen canalizando la energía radiante para equilibrar y limpiar sus sistemas energéticos.

BENEFICIOS

Los beneficios alcanzados mediante la aplicación de la Sanación Cuántica no se limitan solo a la recuperación de la salud física, sino que su campo de acción abarca aspectos que en definitiva son más importantes que el alivio o erradicación de alguna dolencia o enfermedad de la anatomía humana. Los beneficios de este método de sanación abarcan también el aspecto mental, emocional y espiritual del hombre. En general se logra:

Acelerar la respuesta a los tratamientos médicos convencionales.
Aliviar y en muchos casos eliminar el origen de las dolencias físicas.
Eliminar tensiones, cansancio, …
Reducir la ansiedad o estrés, el insomnio, el nerviosismo, la tristeza, …
Disminuir la agresividad e irritabilidad.
Superar miedos, temores, fobias, traumas, …
Fortalecer la voluntad para superar vicios, como el alcohol o las drogas.
Aumentar la claridad mental.
Aumentar la frecuencia vibratoria del organismo y en consecuencia, elevar el nivel de conciencia.
Favorecer el despertar espiritual.

VENTAJAS

El corto tiempo empleado en su aplicación, no más de 15 a 20 minutos.
El estado de relajación profunda que se alcanza en este corto tiempo.
El estado de tranquilidad, paz y armonía interior que se experimenta una vez concluida la sesión.
La cómoda posición del paciente, acostado boca arriba, mientras recibe la terapia.

PROCEDIMIENTO

El método de la Sanación Cuántica consiste básicamente en anclar la energía radiante y proyectarla, mediante determinado movimiento de las manos, hacia ciertos puntos de la anatomía humana, denominados puntos de sanación. Estos puntos tienen una ubicación específica y se trabajan sobre las dos polaridades energéticas del cuerpo humano, con la finalidad de lograr su nivelación o equilibrio. Además consta de otras fases mediante las que se realiza la relajación profunda, se armonizan los chakras principales, se reprograman los sistemas del organismo, se remueve la energía tóxica de la enfermedad y se limpia el campo aural de los individuos que la reciben. Incluye también otras prácticas que se aplican adicionalmente, según sea el caso, para el tratamiento de enfermedades específicas.

El procedimiento de la Sanación Cuántica es sencillo y práctico de aplicar, tiene una duración aproximada de 15 a 20 minutos, se proporciona solo una vez por semana, salvo en el caso de pacientes que padezcan una enfermedad grave, los cuales se tratan cada cinco días. La sanación se debe realizar en un recinto acondicionado única y exclusivamente para estos fines. Se puede practicar en hospitales, clínicas o en los hogares particulares en el caso de aquellas personas que debido a su gravedad se les imposibilita asistir al recinto de sanación.

Este método no debe ser adulterado ni combinado con otros métodos de sanación en el mismo recinto o en el mismo espacio-tiempo, debido a que este hecho causaría una combinación energética que desde todo punto de vista es contraproducente tanto para el paciente como para el mismo sanador.

La Sanación Cuántica tiene otras modalidades que la complementan, como lo son la práctica de la sanación a distancia realizada cuando los pacientes no pueden asistir al centro de sanación, ni el sanador puede acudir a su encuentro y la autosanación, mediante la cual el sanador tiene la posibilidad de administrarse sanación a sí mismo.


Fuente: http://www.marcelomontecinoscabrera.net/SanacionHolistica/sanacion-cuantica/