Seguidores

jueves, 26 de febrero de 2015

LA ENERGÍA DE LOS PENSAMIENTOS, IMPORTANCIA DE LOS DECRETOS





IMPORTANCIA DE LA PALABRA QUE SE PRONUNCIA O SE PIENSA:

SON DECRETOS QUE IRÁN A PARAR A ALGUNA PARTE DEL UNIVERSO, EXTERIOR E INTERIOR.


"Una afirmación de sus labios no va a convencer a estos vehículos conscientes de que ustedes han cambiado completamente su manera de vivir por siglos. Van a tener que DIRIGIR DENTRO DE ELLOS una RADIACIÓN POSITIVA que hará añicos y transmutará los patrones de su pasado y pondrá en su lugar los patrones de perfección para el futuro". Maestro El Morya

Por tanto, los decretos han sido conscientemente presentados al intelecto del hombre a fin de que pudiera usarlos como un balance por el mal uso de la palabra hablada, y por los patrones imperfectos de pensamiento creados a lo largo de muchas centurias de encarnaciones.

Cada pensamiento es registrado en algún rincón del cosmos, son realidades con energía y vibración propia, dado nuestro libre albedrío. Las emociones son las encargadas de crear verdaderos universos cuánticos, de oscuridad y de luz.

Todo se compone de energía que está en constante movimiento.

Desde el interior de nuestras células y átomos hasta la lejanía del multiverso, el campo de la existencia es una continua expresión verbal de acción creativa, un magnifico baile de energía cósmica inteligente. Durante estos tiempos de energía acelerada, nuestro mayor reto consiste en aprender a manejar la energía sutil interna para poder evolucionar hacia la siguiente fase, que consiste en la toma de conciencia.





LOS PENSAMIENTOS SON VERBOS, SON PALABRAS, SON ACCIÓN.

PARA EL CEREBRO NO EXISTE DIFERENCIA ENTRE EL ACTUAR Y EL PENSAR.


Todos los decretos deberán ser hechos con PROFUNDO SENTIMIENTO, VISUALIZANDO LO QUE SE ESTÁ DICIENDO. La mera repetición de palabras sin sentimiento ni visualización no tiene valor. Los decretos deben ser hechos un poco más rápido que el hablar ordinario, sin embargo, no tan rápido que no podamos visualizar lo que estamos diciendo.

Si las palabras habladas son dadoras de paz y armonía en su expresión, la consciencia brillará entonces con la Luz de la Divinidad y el individuo se convertirá en una presencia confortadora para toda vida a su alrededor.

"Para recalificar la energía en sus cuerpos físicos y en sus cuerpo etérico, mental y emocional, ustedes deben comenzar por descargar un balance de energía que resplandecerá dentro de ellos y hará añicos esos patrones que han establecido mayormente a través del uso de la palabra hablada y la acción física. La eficacia de sus decretos no está sólo en que salen a los éteres sino también en que son CARGADOS y CARGADOS dentro de sus cuerpos etéricos los cuales traen un alineamiento positivo y control de su entera consciencia.

.. "Cuando durante siglos han dicho "soy incapaz', “estoy enfermo”, “estoy afligido”, han construido dentro de esta vestidura etérica —dentro de lo que el mundo llama el subconsciente— ciertos surcos de energía. Esta es una consciencia que ha aceptado lo que han decretado para sí durante millones de años. Lo mismo han hecho con su cuerpo emocional y su cuerpo mental mediante el uso de la vida".

.. "Es la angustia necesaria para su progreso espiritual? ¿No! Sin embargo, debemos cambiar las "condiciones" de la consciencia que hacen que la an¬gustia parezca necesaria. El hombre aprende a través de la experiencia, mediante la aplicación de la Ley Cósmica o por medio del sufrimiento. Cada quien puede escoger su propio maestro." Maestro Morya


LOS DECRETOS SON ACCIÓN, SON VERBOS, SON PROFECIAS.

Cuando Dios hizo la palabra, la hizo para decretar, porque nos da ejemplo en Génesis 1 y 2, Dios habló sus decretos y empezó una transformación en todo el mundo; así que los decretos son también una profecía, y viene de un vocablo griego que quiere decir: antes de hablar, es decir que ocurren sucesos respecto de los cuales ya se había hablado antes, se lanzó el decreto, ejemplo: “sea la luz” y fue la luz. Así que cuando decreto algo en el mundo espiritual estoy esperando que esto se haga una realidad en mi vida, y ¿quiénes pueden decretar? Todos aquellos que están revestidos de autoridad en el mundo espiritual.

Afirmaciones: una herramienta para crear la vida que deseamos

Las afirmaciones son declaraciones que se escriben o repiten verbalmente en forma regular para ayudar a provocar un cambio en distintas áreas del individuo. Las afirmaciones son una herramienta más para crear la vida que deseamos. El poder de las afirmaciones está íntimamente ligado al poder de las palabras.

Las palabras tienen una energía propia. Hay palabras que construyen y otras que destruyen. Por consiguiente hay afirmaciones que construyen y otras que destruyen o nos mantienen indefinidamente en el estado o condición que deseamos cambiar o modificar.

Por ejemplo:

• “Mi vida no cambiará jamás.”
• “A mí siempre me pasa lo peor.”
• “Uno vino a esta vida a sufrir.”
• “Mis días son un caos.”
• “Otra vez más de lo mismo que no quiero.”
• “Que suerte tienen los demás”
• “Yo no puedo tomarme vacaciones.”
• “Yo no puedo tener un día simple.”
• “Yo siempre me meto en problemas.”
• “La gente no me entiende.”
“No encuentro la salida.”
• “Siempre la misma historia.”

Estar atentos a nuestro vocabulario es fundamental para ayudar a nuestros pensamientos a darles una dirección diferente y por sobre todas las cosas positiva. Las afirmaciones son oraciones en general cortas que expresan un estado ideal que uno desea obtener.

Por ejemplo:
• “Tengo paz en mi vida”
• “Vivo rodeada/o de amor”
• “Amo mi trabajo y la gente con quien me vinculo laboralmente”
• “El dinero fluye en mi vida de forma fácil”
• “Gracias por mi sanación”

¿Qué sucedería si revertimos las afirmaciones negativas mencionadas anteriormente y las convertimos en positivas? ¿Qué sucedería si hiciésemos un pequeño cambio a esas frases fijas que repetimos a diario con nuestra voz o en nuestra mente? Tal vez empecemos a sentir que un leve rayo de sol o de esperanza entra a nuestras vidas. Recordemos que la esperanza es una emoción indispensable para manifestar lo que deseamos. La esperanza es una puerta que se abre ante nosotros diciéndonos que lo que queremos puede suceder,
prepara el terreno y nos induce a seguir haciendo nuestro trabajo individual. Nos dice, “Es posible. Inténtalo.”

Por ejemplo en vez de decir: “Mi vida no cambiará jamás.” Decidimos decir ahora: “Mi vida puede cambiar.”

• “A mí siempre me pasa lo peor.”
“Algo bueno puede sucederme hoy a mí.”
• “Uno vino a esta vida a sufrir.”
“Uno puede ser feliz en esta vida.”
• “Mis días son un caos.”
“Puedo crear un día simple y tranquilo a pesar de todo.”
• “Otra vez más de lo mismo que no quiero.”
“Elijo ver lo que me sucede de forma diferente y positiva.”
• “Yo no puedo tomarme vacaciones.”
“Yo puedo permitirme tomar vacaciones.
• “Yo no puedo tener un día simple.”
“Me permito tener un día simple.”
• “Yo siempre me meto en problemas.”
“Hoy elijo vivir situaciones donde genero armonía.”
• “La gente no me entiende.”
“Empiezo a entenderme a mí mismo y a la gente.” “La gente
empieza a entenderme y yo los entiendo a ellos.”
• “No encuentro la salida.”
“Existe una salida.” “Puedo encontrar una salida.”

Existen afirmaciones para la salud, la abundancia, el amor, la amistad, cualquier cosa que deseemos cambiar o atraer a nuestras vidas. Lo importante es entender como se crean y utilizan. Creandotuvida provee una lista de afirmaciones grabadas y escritas como guía. Si te sientes identificado con alguna de ellas puedes usarla o modificarla para tu necesidad específica. De lo contrario crea tu propia afirmación lo cual tiene aun un valor mayor. Cuando se trabaja con afirmaciones es fundamental que sean expresadas como la palabra lo indica en “forma positiva”.

Por ejemplo jamás decir:

• “No quiero pobreza en mi vida” sino “Estoy abierta/o a recibir abundancia en mi vida”
• “No quiero atraer hombres avaros a mi vida” sino “Vibro generosidad. Atraigo un hombre generoso a mi vida”

Saber lo que uno no quiere es fundamental para producir un cambio. Pero inmediatamente nos enfocamos en lo que queremos atraer, modificar o cambiar y lo comunicamos en forma positiva.


Recordemos: no poner la atención en lo que no queremos en nuestras vidas (que es lo que normalmente nos pasa) ya que de ese modo estaremos creando más de lo mismo.


Hay que concentrarse en lo que genuinamente queremos que nos suceda. Es un trabajo al principio difícil para muchos ya que debemos
abandonar viejos hábitos. Pero podemos tomarlo como ir al gimnasio sabiendo que cuanto más entrenemos en mejor estado físico estaremos.

Las afirmaciones pueden ser una gran herramienta para cambiar hábitos negativos y dar lugar a lo nuevo en nuestras vidas. Hay momentos en que sentimos que debemos dejar una afirmación o modificarla porque esa área ha cambiado.

Por ejemplo:
El Sr. González pedía un cambio en su trabajo. Su afirmación inicial era“Trabajo en forma relajada y alegre.” Si luego de varios días o semanas siente que empieza a disfrutar más de su trabajo y se encuentra sonriendo y socializando con sus compañeros, puede cambiar a otra afirmación ya que siente que la primera lo ha ayudado a provocar un cambio positivo. Tal vez la próxima afirmación es: “La alegría de mi trabajo se extiende al resto del día.” Esto también puede suceder naturalmente como consecuencia de la afirmación anterior. Me siento mejor en mi trabajo, me siento mejor en mi vida. Causa y efecto.

PODEMOS PERMITIRNOS JUGAR CON LAS AFIRMACIONES.

 

INVADIR LOS ESPACIOS QUE HABITAMOS CON ELLAS, ESCRIBIENDO CARTELES Y COLGÁNDOLOS EN LUGARES ESTRATÉGICOS QUE NOS AYUDEN A
RECORDARLAS. LAS GANAS DE CREAR LA VIDA QUE DESEAS TE INSPIRARÁ PARA VER DE QUE FORMA PUEDES APLICAR LAS AFIRMACIONES DE MANERA POSITIVA PARA TÍ.

Las afirmaciones a veces nos suenan tan ideales que creemos es imposible crear esas realidades que añoramos. Si digo “Eso a mi no me puede pasar” o “Es imposible que suceda” invalidoautomáticamente la primer afirmación. Muchas personas repiten las afirmaciones al principio como un juego y luego ven la fuerza que tienen sobre uno esas pequeñas frases cargadas de positivismo.

Es de suma importancia que se repitan con el sentimiento que nos despertaría obtener lo que estamos afirmando. Para aquellas personas a las cuales les cuesta recrear el sentimiento que les producirían vivir lo que la afirmación indica se les aconseja hacer lo siguiente:

Ejemplo:
El Sr. González esta repitiendo la siguiente afirmación: "Atraigo abundancia económica a mi vida. El dinero fluye fácilmente y con alegría" El Sr. González repite y repite esta afirmación
pero detrás de ella hay siempre una vocecita que escucha o está a nivel inconsciente que le dicta: "Eso no es posible. Nunca hay suficiente. Es absurdo e imposible" Lo que se le recomienda al Sr. González es que repita su afirmación en momentos que la situación que está viviendo lo ayuda a recordar el sentimiento de felicidad, paz, balance, poder o abundancia que está buscando. Por consiguiente cuando el Sr. González firma un cheque para pagar la cuenta de luz, el alquiler o sus vacaciones es recomendable que no lo haga pensando en la escasez, el miedo a no tener suficiente o enojado por tener que pagar una deuda sino que el Sr. González tratará de conectarse con el sentimiento de alegría y sensación de poder o abundancia y seguridad que le da el hecho de tener el dinero para pagar una deuda no importa cuan grande o pequeña sea.
”Puedo pagar el diario, atraigo más abundancia a mi vida.” “Puedo pagar mis vacaciones, vivo en abundancia” “Hoy pagué el alquiler, el Universo provee.”



Recordemos que lo importante de este ejercicio es recordar, revivir, sentir la emoción que nos produciría obtener lo que buscamos. Estamos trabajando con nuestra mente y los hábitos, a ellos no los debilitaremos con puro razonamiento. Han estado conviviendo con uno por años y nos han dictado la vida que hemos estado viviendo hasta hoy. 

LAS AFIRMACIONES SON UNA DE LAS

DISTINTAS HERRAMIENTAS QUE TE PUEDEN

AYUDAR CREANDO TU VIDA. PARA CIERTAS

PERSONAS PUEDEN SER MUY EFECTIVAS Y

PARA OTRAS NO. MEDITAR O SIMPLEMENTE

CONECTARSE CON LA RESPIRACIÓN SON

OTROS DE LOS TANTOS EJERCICIOS QUE

NOS AYUDAN A VINCULARNOS NUEVAMENTE

A NUESTRA ESENCIA, A ESE SER QUE

SOMOS Y QUE A LA VEZ TANTO CUESTA

REDESCUBRIR.

Con esa emoción recobrada o recordada repite tu afirmación haciéndola creíble a tu experiencia “Atraigo abundancia económica a mi vida." Le costará mucho más esta vez al subconsciente oponerse a ese sentimiento genuino que nos da la experiencia real. Vivo en abundancia: puedo pagar mi periódico, puedo pagar mi café, puedo pagar el alquiler de mi casa o la luz y el gas. Pongo atención en lo que tengo y pido más de ello. No pongo atención en lo que no tengo y creo mas de lo mismo (que no deseo).

Nota: recordar que hay mucha gente que desearía estar en nuestro lugar y se sentirían afortunados, invadidos de felicidad y abundancia. Este no es un pensamiento de conformismo sino que nos ayuda a no caer en estados de necesidad falsos o magnificados por nuestra incapacidad de ver lo bueno que nos rodea. Hacer una lista de nuestros logros es siempre un muy buen principio.

Por ejemplo:
• Terminé mis estudios
• Abrí mi propia empresa
• Pinté mi casa
• Arreglé la puerta/el auto…
• Ayudé a mi vecino/hermano/amigo
• Limpié mi cuarto/un cajón/mi casa
• Ordené mis papeles
• Le hice compañía a un amigo/enfermo/anciano
• Viajé por mi país/por el mundo/ por la ciudad
• Conseguí un empleo/ aumento/ ayuda/ más pacientes/más clientes/una promoción/ una recomendación…
• Vencí mi miedo a…

La lista es infinita y no importa cuán grande o pequeño sea lo alcanzado. Lo que cuenta en este ejercicio es recobrar el sentimiento de logro, de éxito: recordar haber tenido la intención de hacer algo y haberlo logrado.

Cuando queremos cambiar un aspecto en nosotros o nuestra vida y decidimos usar afirmaciones para que nos ayuden en el proceso, personalizarlas y comenzarlas con la palabra ELIJO las hace más poderosas y nuevamente nos asisten a callar la voz subconsciente que se resiste al cambio. Por ejemplo: “Elijo atraer abundancia a mi vida"


Nota: recordar que las afirmaciones tienen poder sobre uno, no un tercero. Tener en cuenta siempre que lo que deseamos manifestar en nuestras vidas es "para nuestro bien y el bien de todas las personas involucradas."

La vida diaria y su stress nos hace olvidar que hemos creado nuestra realidad y vivimos como autómatas muchas horas del día guiados por nuestros hábitos.

Las personas somos seres libres que estamos eligiendo todo el tiempo los pasos que damos. Este poder de elección es el que nos da libertad junto con responsabilidad. Estamos a cargo de la realidad que vivimos. No somos víctimas. Tal vez una buena afirmación en este caso sería:

• “Soy un ser libre y creo mi vida con felicidad y libertad.”
• “Creando mi vida siento que recobro el poder sobre ella.”
• “Creando mi vida camino feliz por ella.”
• “Creando una vida de amor y paz doy cada paso en este día.”
• “Creando mi vida soy feliz y libre.”
• “Creando mi vida irradio amor a los demás y a mí mismo.”
• “Creando mi vida vuelvo a sonreír.”
• “Creando mi vida aprendo a respetar a los otros creadores.”
• “Creando mi vida inspiro a otros a hacer lo mismo: crear felicidad.”
• “Creando mi vida empiezo otro día.”