Seguidores

lunes, 8 de diciembre de 2014

CAUSAS DE LAS ENFERMEDADES, EL SISTEMA INTEGRAL-HOLÍSTICO DE CURACIÓN.





                                                   Ver el vídeo: ¿Por qué enfermamos? Roly Polanco
               

                                                         

                           https://www.youtube.com/watch?v=8J9CmpoJhrg&feature=youtu.be


Basta con poner un pie y querer recuperarnos, de mirar hacia arriba para saber si hay Luz y entonces, la Luz se hará. 




La intención se define como un pensamiento dirigido para realizar una acción determinada.





ORÍGENES Y CAUSAS DE LAS ENFERMEDADES EN EL MUNDO

1-Una dualidad no integrada, los patrones morales IMPLANTADOS de bueno o malo, de puro o impuro, de correcto o incorrecto, de errores y victorias, son el detonante para que aparezca la enfermedad en el  plantea y por tanto en el cuerpo físico.

2-Hipnotismo de masas, dado al sistema múltiple de la conciencia social y por tanto global. 

La conciencia social, por su parte, puede definirse co
mo el conocimiento que una persona tiene sobre el estado de los demás integrantes de su comunidad. El individuo con conciencia social es, justamente, consciente de cómo el entorno puede favorecer o perjudicar el desarrollo de las personas.


De la misma forma, está también la conciencia emocional que es aquella que, en base a las emociones así como al entorno y a la relación con él, establece qué es lo bueno y qué es lo malo que uno puede hacer y que puede afectar a la comunidad. Podríamos decir, por tanto, que es una conciencia moral en cierta medida.

Y finalmente nos encontraríamos con la llamada conciencia temporal que es aquella que se sustenta en el establecimiento de cómo el entorno puede afectar tanto al futuro de uno mismo como al de toda la citada comunidad.

Ej. Los padres le trasmiten a sus hijos las enfermedades a través de la emisiones electromagnéticas, dado los miedos, sobre protección y sistemas de creencias por una dualidad no integrada, los niños enferman por el influjo emocional que les rodea, así también se infesta el reino animal, vegetal y mineral.

3-Ignorancia humana sobre lo que es en toda su globalidad conciensal, desconocimiento holístico del cuerpo-espíritu, sus potencialidades y herramientas. 






SISTEMA DE CURACIÓN DEBE SER INTEGRAL, CUERPO Y ALMA, ES LO QUE SE DENOMINA CONCIENCIA HOLÍSTICA. 

SEGÚN "EL SER UNO" CANALIZACIÓN:

Una persona que se mueve constantemente dentro de lugares de energía-pensamiento contaminada, está expuesta al contagio, exactamente igual como cualquier enfermedad material... Estas personas al no tener el conocimiento de cómo pueden protegerse, terminan generalmente enfermos tanto de su cuerpo físico (materia) como de su cuerpo psíquico (alma).

De tal forma se crean los impulsos nerviosos de buenas o altas vibraciones que enviamos a las células del organismo, el sistema endocrino los capta, el inmunológico los asimila.

El sistema inmunológico se compone de una red de células, tejidos y órganos que trabajan en conjunto para proteger al cuerpo.

Todos los organismos vivos emiten una corriente constante de fotones como un medio para dirigir señales no locales instantáneas de una parte del cuerpo a otra y con el mundo exterior. Biofotones se almacenan en el ADN intracelular. Cuando el organismo se producen cambios en las emisiones de biofotones enfermos.

Intención directa se manifiesta como una energía eléctrico y magnético que produce un flujo ordenado de los fotones. Nuestras intenciones parecen operar frecuencias como altamente coherentes capaces de cambiar la estructura molecular de la materia.


Esa ilusión está creada con la Luz que brota en nuestro ADN, cuando se intercomunica a través de biofotones, los cuales son el fruto de la vibración de nuestros nucleótidos. Me explico, la vibración que fluye a través de nuestro cuerpo, de nuestros órganos, de nuestras células, a través del núcleo de esas células, el ADN, genera biofotones, partículas que crean, entre todas ellas, una consciencia.

La nuestra.

El ADN es el poder de la existencia, existimos gracias a que esos biofotones hablan, se comunican, crean una melodía, una vibración concreta, correspondientes a múltiples vidas simultáneas, cuyos tonos y melodías están representadas por las cuerdas que conforman nuestro ADN. Cuerdas, hebras que se reconectan como bien dice Eric Pearl, gracias a que la vibración está aumentando en nuestro planeta, y cada vez más personas están ampliando su consciencia y su radio de acción.

El radio de la burbuja que encierra a la consciencia.


Los pensamientos dirigidos a su fin pueden afectar a los objetos inanimados y prácticamente todos los seres vivos desde los organismos unicelulares a los seres humanos. La emisión de partículas de luz (biofotones) parece ser el mecanismo por el que una intención produce sus efectos.



Salud Mental

Para que la intención sea eficaz, es necesario elegir el momento adecuado. De hecho, los seres vivos están mutuamente sincronizados y que la tierra y sus constantes cambios de energía magnética. Se ha demostrado que la energía del pensamiento también puede alterar el medio ambiente.

Hipnosis, fenómenos estigmas y el efecto placebo también pueden ser considerados como tipos de intención, como instrucciones para el cerebro durante un estado particular de conciencia. Los casos de curación espontánea o curación a distancia de pacientes graves representan instantes de una extrema intención de controlar las enfermedades que amenazan nuestras vidas.

La intención de sanar, así como las creencias de la persona enferma en la eficacia de las influencias curativas promueven su curación.

En conclusión, los estudios sobre el pensamiento y la conciencia están emergiendo como aspectos fundamentales y no como meros epifenómenos que están conduciendo rápidamente a un cambio profundo en los paradigmas de la biología y la medicina.

Así que ahí lo tienen.

Ciencia se compromete cada vez más con la experiencia humana directa: somos más de los átomos y moléculas de las que nos componen, sino seres que emiten, se comunican, y se forman de la luz.


Todos los estados del ser son creados por la Mente. Todo pensamiento o estado anímico se origina en la Mente. Todo lo que se piensa se manifiesta. “El exterior es la reflexión del interior”

Las consideraciones relativas a este punto, también están fundamentadas en la antigua sabiduría, sustentadas de una u otra manera por diversas civilizaciones o culturas de la antigüedad. Esta basada en siete principios a saber:

Los siete Principios herméticos de la verdad.
Toth-Hermes Trismegisto.
“Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para él oído capaz de comprender”.

I. – El principio del Mentalismo:

“El todo es mente; el universo es mental.”

Todo lo que existe en el mundo fenomenal o cosmos, visible o invisible, es una creación mental de EL ABSOLUTO, es por ello que el universo es mental, sigue el mismo principio del Creador. En cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Si bien es cierto que todo está en el UNO Y ÚNICO, es igual de cierto que el ÚNICO está en todo.



Cáncer:
Estudiando la actividad de los electrolitos, las propiedades de los ácidos proteínicos/aminoácidos como actuales portadores, los efectos de las enzimas como catalizadores de proteínas, el estudio de los efectos electromagnéticos de todo lo electromagnético y ondas de sonido, átomos pesados, átomos paramagnéticos y átomos del diamagnéticos y moléculas, las impurezas del ambiente en las células vivas, puede ser teóricamente y experimentalmente demostrado que:

El cáncer es causado por una elevada actividad electromagnética de las células. Esto significa que, entendiendo la causa, podemos crear una cura.

Nada es más sorprendente que el hecho altamente improbable de que existimos.

A menudo ignoramos este hecho, ajeno a la realidad de que en lugar de algo que no puede haber nada en absoluto, es decir, ¿por qué hay un universo (conmovedoramente consciente de sí misma a través de nosotros) y no un vacío completamente inconsciente de sí misma? Tengamos en cuenta que de la luz, el aire , el agua, los minerales básicos dentro de la corteza de la tierra, y la información por lo menos tres mil millones años de edad contenida en el núcleo de una célula cigoto diploide, se forma el cuerpo humano, y dentro de ese cuerpo un alma capaz de, al menos, tratar de comprender su cuerpo y los orígenes espirituales. 


Dada la pura locura de nuestra condición existencial, y la encarnación corporal en su conjunto, y teniendo en cuenta que nuestra existencia terrenal está formado parcialmente de la luz solar y requiere que el consumo continuo de la luz solar condensada en forma de alimentos, puede que no suena tan descabellado que nuestro cuerpo emite luz. 

De hecho, el cuerpo humano emite biofotones, también conocidas como las emisiones de fotones ultra-débiles (UPE), con una visibilidad de 1.000 veces menor que la sensibilidad de nuestro ojo desnudo.

Aunque no es visible para nosotros, estas partículas de luz (u ondas, dependiendo de cómo se está midiendo ellos) son parte del espectro electromagnético visible (380-780 nm) y son detectables a través de sofisticados instrumentos modernos.

La hipótesis de Bókkon sugiere que los fotones liberados por los procesos químicos en el cerebro producen imágenes biofísicos durante la imaginería visual, y un estudio reciente encontró que cuando los sujetos imaginaban activamente luz en un ambiente muy oscuro su intención produjo un aumento significativo en las emisiones de fotos ultra-débiles.

Aparentemente biofotones son utilizados por las células de muchos organismos vivos para comunicarse, lo que facilita la transferencia de energía / información que es varios órdenes de magnitud más rápido que la difusión química.

Una investigación ha encontrado una diferencia estrés oxidativo mediado en la emisión de biofotones entre mediadores frente a los no meditadores.

Aquellos que meditan regularmente tienden a tener menor ultra-débil emisión de fotones (UPE, emisión de biofotones), que se cree que resulta de la menor nivel de reacciones de radicales libres que se producen en sus cuerpos.

En un estudio clínico que incluyó a los practicantes de la meditación trascendental ( TM ), los investigadores encontraron:

Se observaron las intensidades UPE más bajos en dos sujetos que meditan regularmente. El análisis espectral de UPE humana ha sugerido que la emisión ultra-débil es probablemente, al menos en parte, un reflejo de las reacciones de radicales libres en un sistema vivo.

Se ha documentado que distintos cambios fisiológicos y bioquímicos siguen el largo plazo la práctica de la meditación y se infiere que la meditación puede afectar la actividad de los radicales libres.[13]

Curiosamente, una hierba conocida por su uso en la reducción del estrés (incluyendo la inducción de descensos apreciables en el cortisol), y el estrés oxidativo aumentado asociado, ha sido probado clínicamente para reducir el nivel de biofotones emitidos en sujetos humanos.

Conocido como rhodiola, un estudio publicado en 2009 en la revista Investigación Fitoterápica encontrado que aquellos que tomaron la hierba por 1 semana tiene una disminución significativa en la emisión de fotones en comparación con el grupo placebo.


Pero, ¿cómo conseguimos iluminar esta habitación en la que vivimos, cómo podemos dar Luz a esta oscuridad, para comprender dónde hemos estado viviendo?


A través de la cantidad de biofotones, de todas esas pequeñas linternas que genera nuestro ADN e iluminan nuestra mente. Así que cuantas más cuerdas del ADN suenen, más biofotones se generan y más Luz se crea en el cerebro. La Luz la está creando la cantidad de vibración que percibimos y que se irradia por nuestro cerebro.

"El electromagnetismo, el cual está cargado de pensamientos malsanos, de emociones procreativas del ego y de energía-negativa-electrones, se está colmando de energía-positiva-protones. Este cambio se debe a la elevación energética del pensamiento elevado del humano, el cual está alimentando al electromagnetismo de energías-pensamientos de LUZ y de QUARKS que representa al elemento AMOR." (El Ser Uno)

Y, por supuesto, no es no es lo mismo que vibren cien patrones mentales, que dos mil. No es lo mismo vivir con cien ideas, que dos mil. No es lo mismo ser de ideas fijas, que ser flexible, vivir limitado que aprender y expandirse.

La consciencia, por tanto, la información creada por la energía, esa energía que nos permite saber que existimos está siendo creada, en todo momento, gracias a la Luz que genera la vibración de nuestro ADN. Un ADN que muta con la expansión de nuestra consciencia, tal y como se confirma tras el experimento llevado a cabo por el bioquímico británico Rupert Shaldrake: demostró que las ratas sometidas a complejos laberintos son seis generaciones después más inteligentes a la hora de resolver los laberintos.

¡Seis generaciones y sus inteligencias se han disparado! Es decir, mamíferos sometidos a una vida de plenitud cerebral a nivel reptiliano. Una plenitud que podemos alcanzar si fuéramos capaces de equilibrar la vibración de nuestros dos hemisferios, el analítico y el emocional, tal y como intenta promover la nueva educación. 

Podemos evolucionar si dejamos que fluyan las frecuencias de vibración en nuestro ADN, podemos conseguir que nuestra consciencia se eleve, que vibren más patrones simultáneamente, que haya más Luz en nuestro cerebro.

Porque de eso se trata, de que haya más Luz. Para conseguirlo es necesario que vibren más partes de nuestro cerebro simultáneamente, y ¿cómo se consigue eso? Gracias a la interconexión de patrones mentales. No de neuronas, sino de patrones. Pongamos el ejemplo de facebook: ha conseguido unir a consciencias individuales, y agruparlas en redes sociales que se conocen y crean juntas. Ya no hablamos de consciencias individuales, sino grupales. Si se me permite el término, súperredes. Súperredes sociales cuyos ingredientes son redes sociales.

Como las células de nuestro cuerpo creando entre todas un cuerpo.

Los patrones humanos se están interconectando gracias a que cada vez el cerebro vibra en mayores frecuencias, cada vez tenemos más consciencia, conocemos más cosas, tenemos más experiencias complejas, formadas por experiencias básicas. El otro día escuchaba a mi suegro decir: “antes la gente se entretenía con nada, y ahora cada vez son cosas más raras lo que necesita”. Y así es. Complicamos y poliestructuramos la realidad, a medida que interconectamos nuestras ideas y nuestros conocimientos a lo largo y ancho de este planeta.

Estamos tejiendo una inmensa red cuántica, siempre idéntica en extensión y forma a la red electroquímica que conforma nuestro cerebro.

Para poder ver más luz, por tanto, para que nuestra burbuja se rompa y podamos ver más allá necesitamos sentirnos felices… Y no, no vamos a ser felices si esperamos a que la burbuja se rompa. En realidad, lo tenemos que hacer nosotros. Nadie vendrá desde fuera, con un martillo, a romperla.

LA MEDICINA DEL AMOR, EL "AMA A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO"

ÁMATE POR TANTO Y CURARÁS.


El amor, tan traído y tan llevado, y tan calumniado, es una fuerza renovadora.
El amor es magnífico porque crea cohesión. En el amor todo está vivo, como un río que se renueva a sí mismo. En el amor siempre uno puede renovarse, porque todo lo ordena.
En el amor no hay usurpación, no hay desplazamiento, no hay miedo, no hay resentimiento, porque cuando tú te ordenas porque vives el amor, cada cosa ocupa su lugar, se establece el equilibrio, entonces se restaura la armonía y sanas.