Seguidores

domingo, 21 de septiembre de 2014

¿QUÉ ES Y QUE NO ES EL DESPERTAR DE CONCIENCIA?


LAS TINIEBLAS NO SE COMBATEN, SE ILUMINAN

¡Qué triste es no conocerse, pero más triste es ignorarlo y juzgar a los demás!
La sabiduría autentica, no está afuera, brotará siempre de ese "manantial interno".


ACLARACIÓN:
Este texto es de total autoría, puede ser compartido, pero aclaro que solo doy mi criterio y opinión desde mis vivencias y sin imponer nada,  no me crean a mi, sientan, no traten de aprender, busquen y vivan su verdad  y experiencia. Dado que nada es absoluto, no hay fórmulas para despertar, cada cual debe descubrir su sabiduría y proceso interno, así pueda tomar de esto y aquello, pasarlo por el filtro de su conciencia, valorarlo e integrarlo.

Lo expuesto aquí  queda abierto al debate sano, sugerencias y aportes de cada cual.




OBSERVACIÓN: 
NO SE TRATA DE CUESTIONAR LOS COMPORTAMIENTOS Y CREENCIAS AJENAS.
Se trata de que tu experiencia es válida, pero no tienen que ser reconocidas para sentirte feliz y a gusto.
Sucede mucho que se pretende llamar la atención haciendo escuelas de seguidores o cómplices de doctrinas personales, en la familia, con la pareja, en el trabajo y compañeros del diario vivir, todo para complacer tu ego que se siente no comprendido, no valorado, solitario y triste.
Expande conciencia e información, ama incondicionalmente, todo lo demás vendrá a ti por añadidura.
Lo contrario es hacer violencia y atentar contra la unidad y la diversidad.
Ni siquiera nuestros hijos son nuestros, también debemos observarlos y ayudarles a descubrir su talento, animarles con consejos y sabiduría para que no se depriman y puedan elevarse, también iluminarles para que descubran su tesoro interno y aprendan a volar.

Para eso hemos venido:

PARA ESO HEMOS COINCIDIDO EN ESTE VIAJE.


Comienza el Despertar de Conciencia por preguntarse y encontrar la respuesta interna sobre:

¿Quién soy ?
¿Para qué estoy aquí?
¿Hacia dónde voy?


EL DESPERTAR NO ES:


-El despertar no es ir con un "garrote" apartando y juzgando las sombras que vemos afuera.


-El despertar no es saber muchas cosas, ni haber leído muchos libros, ni asistido a cursos de reiki, ni enviar luz y sanación a distancia.


-El despertar no es dar conferencias de espiritualidad, meditar, fundar grupos o movimientos de espiritualidad, no es activarse los chakras, la glándula pineal, hacer peregrinaciones a lugares sagrados, activar portales energéticos o meditaciones grupales por el bien de Planeta Tierra...


-El despertar no es saber de extraterrestres, Ufología, conocer de conspiraciones y tramas oscuras mundiales y del new orden, no es criticar a gobiernos o a políticos corruptos, tampoco es irse a la calle "indignado" con ansias de hacer justicia al costo que sea.


-El despertar no es tener visión remota, contactar con entidades del “más allá”, ser clarividente o medium, hablar en lenguas, asistir a templos y prácticas esotéricas, como la kundalini, cuencos tibetanos, cantar mantras, abstenerse de comer carne o alguna otra práctica exterior.


-El despertar no es abrazarse y decir frases bonitas de: Somos Uno, Namasté, Shalom o "Te veo" y luego estar en guerra con todos los de tu familia y compañeros del día a día y suicidarse porque no le has encontrado sentido a la vida, porque nadie me comprende, porque soy diferente, porque soy un fracaso...



EL DESPERTAR ES ENCONTRARSE CON UNO MISMO:


--DESPERTAR ES: Disfrutar la diversidad y poder sentarse a la mesa del "contrario y/o enemigo", amarlo aunque no pienses ni comulgues con sus sistemas de creencias.


--DESPERTAR ES: Encontrar al amado divinidad interna "el Yo Soy" en lo más profundo de tu ser.


--DESPERTAR ES: Sentir desde el corazón, una alegría equilibrada y sin euforias efímeras que no viene de la apariencia, una felicidad pura y desprovista de elementos exteriores, que no la dan los familiares, parejas sentimentales, hijos o amigos, títulos, profesión, vienes, dinero o éxito.


--DESPERTAR ES: Integrar esos opuestos eternamente en conflictos, masculino femenino, sombras y luces, bueno y malo, es trascender la dualidad.


--DESPERTAR ES: Amarse, perdonarse, comprenderse y comprender, recordar, reconciliarse con tu historia, tomar el control consciente. 


--DESPERTAR ES: Descubrir que no eres víctima, si no que tienes libre albedrío para crear y rehacer lo que ya no quieres o deseas experimentar, es tomar el control consciente y convertirte en el observador y/o participador. Tu historia es perfecta.


--DESPERTAR ES: Comprender que eso que ves afuera es una imagen holográfica y como tal no existe, (física cuántica) comprender que "todo es una ilusión", (Buda).
Así también tu cuerpo físico es mental, que nos eres de este mundo, pero has venido a amarlo, por tanto formas parte de esa totalidad y unidad.


---DESPERTAR ES: Es ir más allá de la etiqueta impuesta por la sociedad o asimilada por ti, que vas más allá de ese rol o papel que estás interpretando ahora. 


--DESPERTAR ES: Curarse y ayudar a que ese otro, tu otro yo, imagen y espejo, cure también. Es descubrir el potencial interno y ayudar a que ese otro también descubra su luz y energía, es no quedarse con lo aprendido o talento, es ofrecerlo y devolvérselo al universo, así retornará a ti nuevamente, es no atar, ni retener, es liberarse y ayudar a liberar.


--DESPERTAR ES: Es reconocer que no vas a morir, que la muerte es y ha sido un modo de sembrar miedos a las conciencias, que eres un ser ilimitado, Ser conciencia entidad de Luz eterna.


--DESPERTAR ES: Llegar al saber que ya sabes en ese amor en la unidad de conciencias, es descubrir que no tienes que ser iluminado pues ya eres luz, no tienes que ser, ni buscar más salvadores, mesías.
Es reconocer y vibrar con eso interno invisible como tu maestro y guía, algo que la apariencia y el ego niegan, pero ya eres eso que buscas, solo tienes que reconocerlo.
Eres la "Tierra prometida", "El tesoro del campo", eres "El hijo pródigo de vuelta a casa", eres el “Guerrero que va en pos de su princesa amada”, el Alma, eres la paz y la dicha está en ti, no la busques más afuera, el Amor Universal está en ti.


ESO ES PARA MI EL DESPERTAR.

Namasté.