Seguidores

domingo, 28 de septiembre de 2014

PROGRAMADOS PARA EL ENFRENTAMIENTO




NOS EDUCARON Y PROGRAMARON PARA EL ENFRENTAMIENTO


PRIMERAMENTE NOS DIVIDIERON ENTRE RELIGIONES, FRONTERAS, IDEOLOGÍAS Y PARTIDOS, LUEGO NOS ENTRENARON COMO A “GLADIADORES PARA QUE DIÉRAMOS LA TALLA EN SUS CIRCOS”.





Nos programaron para que creyéramos en una democracia y la libertad de expresión de trincheras y bunkers contra nuestros semejantes.

Estos programadores que “mueven los hilos” hicieron las armas, los ejércitos, crearon el problema, las crisis económicas, pobreza, desigualdades entre los pueblos, ignorancias culturales, rivalidades entre las religiones, enfermedades y terrorismos.

Así se crearon los enemigos y los motivos para el enfrentamiento. Luchando los unos contra los otros, odiando al hermano de ese partido diferente, los padres en contra de los hijos y viceversa, los rojos contra los verdes, la derecha contra la izquierda. 





Apartándonos de aquellos que piensan y creen diferentes, surgieron así las rivalidades ancestrales y contiendas sin fin.

La psicología del enfrentamiento es muy primaria, se da desde la infancia, la traemos en nuestros genes. Esta apela siempre a la violencia como un recurso para lograr sus objetivos, unas veces verbalmente, otras con hechos en concretos.



Es una vía para exigir derechos, hacer justicia muy a lo bestia, no razona, no llega a acuerdos, no es tolerante, solo quiere y busca probar fuerzas para conquistar algo, un poder temporal de los unos en contra de los otros, siempre malos y corruptos, siempre equivocados y culpables de todas las desgracias. A cambio y en detrimento de ese otro rival “que no entiendo, que no comprendo y por tanto necesito venganza para ser feliz y por fin libre”.

EN DEFINITIVA EN ESA FALACIA DE LOS “ENEMIGOS EXTERIORES” NOS PASAMOS LA VIDA. Y OLVIDAMOS LO MÁS IMPORTANTE: “ESE OTRO SOY YO”, ESE QUE QUIERO DESTRUIR TAMBIÉN PERTENECE A LA RAZA HUMANA, ES MI HERMANO, AUNQUE SEA UN PERVERSO Y CRIMINAL.

El problema una vez más, no está afuera, el drama y caos que vemos fuera es el reto a resolver internamente. Cuando dejemos de seguir el juego de los enfrentamientos, estaremos comenzando a madurar como humanidad. Estaremos comenzando a dejar de esperar que ese otro cambie para ser feliz, estaremos tomando realmente el control sobre nuestras vidas.

Decir no al sentimiento de sentirse víctima, despreciado, marginado y discriminado, es comenzar a curar, pues ya sabemos que las emociones de odios, venganza, resentimientos y amargura de corazón, solo atraen más de los mismo, son el detonante de todos las guerras exteriores y enfermedades físicas. 





LA PAZ Y LA PROSPERIDAD ES UNA CONQUISTA INTERNA, LAS ESTRUCTURAS POLÍTICAS NO TIENEN QUE CAMBIAR PARA QUE EXISTA UN MUNDO MEJOR


METANOIA, CAMBIO INTERIOR E INTROSPECCIÓN

Metanoia (del griego μετάνοια, metanoia, cambio de la mente) en la psicología analítica de Carl Gustav Jung denota un proceso de reforma de la psique como un medio de autocuración.

El término deriva de los términos en griego antiguo μετά (metá) (que significa "más allá" o "después") y νόος (noeō) (que significa "percepción" o "comprensión" o "mente"), y adquiere diferentes significados en diferentes contextos.

Todo “cambio” comienza por una metanoia interna, por una introspección consciente, un encuentro a través de la meditación con esa divinidad interna de cada individuo. Es el descubrimientos de las sombras, el poderlas reconocer a través de la Luz y el discernimiento que da la sabiduría.

TODO CAMBIO FELIZ EN EL EXTERIOR, REFORMAS Y UTOPÍAS, SERÁN SIEMPRE EL RESULTADO DE ESE TRABAJO A REALIZAR EN LO PERSONAL. 





EL GRAN ENGAÑO DE LA UTOPÍA


Sabemos muy bien todo lo que el llamado “comunismo y socialismo” han intentado hacer desde esa diáspora interna. Creando verdaderos infiernos dictatoriales de “igualdades proletarias”, conceptos de unidad sin diversidad, todos uniformados y enlatados, dictaduras que han dejado profundas huellas de represión y sometimientos a tiranos, más leyes, más culto a la personalidad de “mesías y redentores políticos, encarcelamientos a intelectuales y religiosos, prosecuciones de todo tipo, a todo lo que fuera “diferente” y “atentara contra los derechos del pueblo trabajador”.

En esos países del cual soy testigo, se alzaron las banderas de la “libertad” y la democracia proletaria, favoreciendo a unos y cometiendo a su vez, más injusticia y desigualdades. El poder se concentró en una minoría que ostentaba un liderazgo “progresista” y “bien hechor”.






LA “REBELIÓN EN LA GRANJA”

Rebelión en la granja (en inglés, Animal Farm) es una novela satírica del británico George Orwell. Publicada en 1945, la obra es una fábula mordaz sobre cómo el régimen soviético de Iósif Stalin corrompe el socialismo. En la ficción de la novela un grupo de animales de una granja expulsa a los humanos tiranos y crea un sistema de gobierno propio que acaba convirtiéndose en otra tiranía brutal. Orwell, un socialista democrático y durante muchos años un miembro del Partido Laborista Independiente, fue un crítico de Stalin. La novela fue escrita durante la Segunda Guerra Mundial y, aunque publicada en 1945, no comenzó a ser conocida por el público hasta finales de los años 1950.

Además, la obra constituye un análisis de la corrupción que puede surgir tras toda adquisición de poder, en cualquier nivel. Así, la obra posee un doble nivel de interpretación posible, por lo que su mensaje puede trascender el caso particular del régimen soviético y ser captado incluso por niños que ni siquiera conocen la historia de la Unión Soviética.

Por esta razón el libro ha sido utilizado a menudo como herramienta educativa incluso en los primeros años de la escolaridad de algunos países. Está considerada una de las más demoledoras fábulas acerca de la condición humana.

Para terminar, debo dejar claro que no me inclino hacia ningún partido político o corriente religiosa e institución oficial. Solo quiero y pretendo llamar la atención y/o reflexionar sobre algo que nos debería unir a todos, más allá de todos los “ismos” y etiquetas. 



SOMOS UNO, LA RAZA HUMANA, CON UNA PATRIA, NUESTRO PLANETA TIERRA Y UNA RELIGIÓN, EL AMOR UNIVERSAL. 


Namasté