Seguidores

jueves, 21 de agosto de 2014

EL DESPERTAR, LA EXPERIENCIA PERSONAL Y LA VERDAD INTERNA.





                                                                                                                                                         
    

Lo más liberador y amoroso es que alguien te diga:

-A mi no me sigas, no me creas, duda de mis palabras, solo busca en tu interior esa divinidad, es tu maestro eterno y sabio, que siempre ha estado esperando por ti.

No estamos acostumbrados a esa libertad e independencia, queremos que nos confirmen que estamos por el buen camino.

Te digo algo hermano, no te has equivocado, en eso que estás aunque te invadan las dudas, es PERFECTO, es tu obra, has elaborado ese guión, eres el actor: y el protagonista, pero mucho más, ERES EL DIRECTOR, tu puesta en escena al llegar a esta realidad, es estupenda.

Por eso nadie más nos puede salvar, ni con técnicas, ni con terapias, ni liturgias, ni sermones, ni con rituales de meditaciones globales, ni aunque bajen los ángeles, los maestros ascendidos, los extraterrestres de luz, etc, pues esto solo se da desde lo individual, es algo personal.



Ya que todo lo que viene de afuera pretendiendo rediseñarte, moldearte o salvarte, no es de fiar, pues toda acción que se haga como ritual exterior, es un insulto a la Conciencia individual.

ES PEDAGOGÍA DE LA CONCIENCIA COLECTIVA.
Perdona que te decepcione querido hermano, pero no hay métodos para despertar, no hay formulas comunes de meditaciones que te hagan ascender, pretender que por pertenecer a un grupo, religión o institución, ya estás "justificado y salvado", es una hipo

cresía y engaño de la mente y el ego. 
Pues solo tu guía divinidad Cristo interno, solo él sabe y contempla en tu corazón, esos movimientos, esas entradas y salidas, solo Él sabe de tus verdades transitorias, de tus agobios, solo Él sabe discernir si te estás engañando o no.

Los trabajadores de la luz pueden estar atrapados en los mismos estados de ignorancia e ilusión como cualquier otro.

                                        

NO HAY QUE DESESPERAR NI TEMER A NADA Y NO SERÁ EL FIN DE NADA.

NI CICLOS CÓSMICOS, NI GALÁCTICOS NOS PUEDEN AFECTAR, YA QUE TODA EXPERIENCIA HA SIDO CONSENTIDA Y NO POR OBRA DE LA CASUALIDAD.

Aún aquellos que nos han manipulado, aquellos que obran en un mundo de tinieblas, en otras dimensiones paralelas a la nuestra, entidades perversas y de apariencia desagradable, también están cumpliendo su papel en esta dualidad, representan simbolizan la parte oscura.



TODO ES UNA MANIFESTACIÓN DEL GRAN PEDAGOGO INTERNO Y COLECTIVO.
Estamos por así decir en ese Centro de Luz y Amor, hemos olvidado esa Fuente que "mana leche y miel" pero no nos hemos separados de ella nunca.
Muchos preludian el fin del mundo, el holocausto de la humanidad, condenando a la raza humana, desesperados esos falsos maestros, quieren desesperarnos y esto es de calma, esto es que somos nosotros los creadores de realidades infinitas.





NO HAY QUE SALVARSE DE NADA, SOLO HAY QUE DESPERTAR, SOLO HAY QUE RECONOCER Y TOMAR CONCIENCIA DE ESA MARAVILLA QUE VIVE EN EL INTERIOR, TUYO Y DE CADA SER PERSONA.

NO HAY QUE AÑADIR NADA, PUESTO QUE ERES UN SER COMPLETO.

Por eso yo puedo si quieres acompañarte a tus infiernos creados, puedo darte algunas pistas y principios básicos, pero salir te corresponde a ti, si,  puedo bajar a tus infras, pero no puedo sacarte, sería violar el libre albedrío y sabes ¿por qué? Porque respeto tu decisión, ya que lo otro sería violentar tu proceso, atarte a mis ideas y concepto, pues mis verdades y experiencias no pueden ayudarte, apenas inspirarte.

Eres tú el que debe escalar la montaña, yo puedo mostrarte los accesorios y herramientas, pero yo no soy la montaña, no soy tu meta, puedo aguantar las cuerdas que te conducirán a siguientes niveles, para eso hemos sincronizados en esta dimensión, hemos acordado que nos encontraríamos, hemos dispuesto esto desde antes de nacer, pues es cierto, estamos implicados en este puzzle.
No podré abandonarte porque no nos tenemos, así también no nos podemos separar ya que somos cohesión y ramaje del gran Árbol de la Vida.

Cuando los trabajadores de la luz hayan completado su camino a través de la carga kármica, lo cual significa liberar cualquier tipo de necesidad de poder, ellos comprenderán que son esencialmente seres de luz. 
Esto les permitirá a ellos ayudar a otras personas a hallar su propio verdadero ser. 
Pero antes ellos deben pasar por ese proceso por ellos mismos. Esto generalmente exige gran determinación y perseverancia en el nivel INTERNO.