Seguidores

viernes, 17 de enero de 2014

EL TDAH Y LA VIBRACIÓN ÍNDIGO ¿PARA QUÉ HAN VENIDO?

                                                                 Marisol Cano Cano

Podríamos tener todos la frecuencia índigo, pero: ¿Qué es tener la frecuencia índigo, es algo raro, mágico o extraordinario ? No, veamos que es tener la frecuencia índigo:


                               



Todos los seres humanos podríamos desarrollar tal frecuencia que vibra en el tercer ojo ,es decir en el entrecejo o tercer chakra. Esto podría ayudarnos a vivir de una forma diferente, a sentir diferente, no daríamos poder en prioridad a lo material, tampoco lo intelectual se impondría en nuestras preferencias.


Una forma diferente a relacionarse con los demás y sobre todo con la vida, vivir con la frecuencia del amor, pero con mayúsculas .

Nuestra capacidad cerebral no solo trabaja con nuestro hemisferio izquierdo racional, intelectual, también lo hace con las psicomágicas, la que es consciente de una realidad mas allá de lo ven nuestros ojos o podamos tocar con nuestras manos y sentir con los sentidos.

Los niños índigos tienen estas capacidades mas equilibradas que los demás. Pero los demás pueden  trabajarlas mediante técnicas, cursos o terapias alternativas, como la alquimia espiritual de las flores del mediterráneo (flores áureas).

Cuando hablo de espiritual no me refiero a seres que llegan con un alto conocimiento en temas de creencias en Dios o místicas, si no mas bien como seres muy conscientes de qué somos y a lo que hemos venido, seres que tienen inquietudes en su interior.

Estas inquietudes son las que desarrollamos todos los seres humanos, adquirir conocimientos de que aquí y entre nosotros puedan haber seres angelicales, seres de otras dimensiones, guías, maestros o simplemente hermanos mayores de luz que nos acompañan en nuestro viaje experimental .


Son conscientes de vidas pasadas, entienden que si los humanos somos seres eternos, no es posible que nos hayan creado tan solo en esta realidad y que venimos de otras vidas anteriores-

Son personas que no se cuestionan siquiera la duda de la reencarnación mucho menos la existencia de seres angelicales. Todas estas ideas chocan con la mente consciente, la intelectual, pero para ellos es tan cierto ese mundo, como para ti el hecho de nacer, reproducirse y morir. 

                            

Todo ello bien integrado en un enfoque sobre la posibilidad de que podamos venir de distintos planetas,  tan sencillo como que la muerte es simplemente un paso a continuar en otra realidad también existente en otros planos paralelos, dicen con frecuencia que estan en contacto con seres que les visitan y que estan con ellos en la misma habitación, algo que infunde a los mayores algo de inquietud e incluso miedo, tratando de ocultarla, de reprimirla, olvidando así que todos nosotros hemos visto, sentido y hablado de estos sucesos. 

¿Quien no ha hablado de ángeles, de nuestros amigos invisibles o de hadas en nuestra habitación? 

Sucediendo que no nos acordamos ya, eramos pequeños, permitíamos que el hemisferio derecho campara en total ámbito de respuesta, el izquierdo no nos hacia la guerra sobre lo que era apropiado, correcto o simplemente real o no...

No nos aniquilábamos nuestros propios pensamientos, pasándolos todos ellos por el filtro de lo real o irreal,  lo fantasioso o no, el bien o el mal. Permitíamos que el hemisferio derecho se expresara libremente en respuesta de nuestras potencialidades, alimentadas por los cuentos y leyendas de nuestra infancia mas remota.

Nuestros padres no salían a buscar información en Google o Facebook o en conferencias y charlas del tema, tampoco tenían la oportunidad de buscarla, con lo cual lo que hacían era intentar normalizarnos en nuestras "actitudes extrañas", de manera rudimentaria nos moldeaban con las herramientas disponibles a su alcance. 

Ahora todo es distinto, los padres y madres del este siglo se preocupan por buscar información, contrarrestarla,  opiniones varias de distintos profesionales. Aplicar unas normas u otras, si no funciona un método se busca otro inmediatamente, todo lo contrario a nuestra generación, antes se ponían unas normas generales para la familia entera y todos y cada uno de los miembros debía respetarlas, independientemente de si eran iguales o no, claro, esto ultimo era lo que menos se tenia en cuenta. Allí cumplían las normas de la casa "hasta el gato".

Ahora todo es distinto, se busca ayuda en los mejores profesionales, buscar los mejores métodos de enseñanza psicopedagogica parece ser hoy una prioridad, de unos padres cada vez por otra parte con menos tiempo, para educarles en lo que verdaderamente merece la pena, educarles en el amor y en la unidad, en el respeto y en la libertad de cada Ser. 

Hoy disponemos de información cada vez mas especifica de lo que realmente parece lo mas correcto en cada caso, atendiendo las cualidades de cada Ser individualmente y no colectivamente. Al menos esto debería ser nuestro objetivo principal. Un niño con TDAH,  TGD, el síndrome de Down es el receptor ideal de una vibración índigo, porque simplemente se dedican a sentir, no racionalizan el si esta bien o no, tan solo sienten, se expresan mas allá de los calificativos del ego nacidos en el hemisferio izquierdo, el encargado del razonamiento. 

La intuición, la percepción, el impulso, la espontaneidad, la creatividad, el poder dar forma física a lo que sientes, a lo que nace en tu alma, es una liberación, un arte que pocos se dan el gusto de llevar a la practica, precisamente porque lo catalogan como bueno o malo, apropiado o inapropiado y dejándose llevar por la represión aniquilamos cualquier instinto de libertad de crear. 

                         

Los seres Índigos fluyen en la libertad de sus instintos naturales sin enmarcarlos en la abstracción por vergüenza, miedo o represión. 

Los cambios que esta sociedad experimentará en breve se esta dando de una forma progresiva, sin violencia, sin guerras, sin imposiciones o dictaduras de Ser racional. De esta forma tan espontanea nacerá la nueva generación que muchos califican Índigo, un sentir y ser diferente, con la bandera del Amor elevado al cuadrado. Ellos aman todo tal cual es, admiten la diversidad del TODO integrándolo de manera natural.

Los índigos no son nuevos en el planeta, no son una etiqueta ni un calificativo, son una forma de ver y sentir la vida desde el origen hasta el final, entendiendo que el motor director de el mundo es  el Amor por que somos amor y nacemos de el amor. Esto es la principal causa y la única de la existencia de el ser humano ¿Podríamos imaginar una mejor?

Lo que parece tan mágico tan solo tiene esta finalidad, EL AMOR, por darle vida al universo, al cosmos. Todos hemos elegido venir a esta realidad en un acto enorme de amor por los que se quedaron, nuestros hermanos, si lo hicimos fue por amor a ellos, al bajar a esta dimensión y conseguir elevarnos en el amor, pasando por esta densidad que caracteriza la 3D sintiendo y experimentando hasta el ultimo de sus procesos y todo ello para hacer que este planeta se eleve en el amor y junto a él a todos sus seres. Los índigo son por así decirlo su expresión mas palpable,  no son nuevos seres, no son raros, ellos tan solo Son.

¿Por que no es útil la utilización de las etiquetas? 

Tiene el mismo sentido que ponerle por nombre al "caballo blanco" de Santiago: "caballo blanco".
 Si es blanco en su esencia y en su forma, no precisa nombrar dos veces su condición para definirlo. El nombre de ÍNDIGO viene dado por que el tercer ojo, (sexto chakra) vibra en el color azul cobalto, el nombre viene de ahí, porque en esta realidad lo precisamos para diferenciar las cosas y nuestro cerebro necesita de nombres que ayuden a captar el concepto final, para entender es que se recurre a la etiqueta. Este y solo este es el motivo tan solo por el cual yo empleo la etiqueta ÍNDIGO, pues es un suceso tan natural como la vibración del Amor. 

¿Tienen una mision especifica los llamados seres Índigo? 

                           

Su principal mision es la de romper con los paradigmas caducos establecidos durante largo tiempo. Ellos son los cabezas de puntas de lanza. Llegan a la vida y con su inadaptabilidad a los distintos sistemas activos existentes, el sistema educativo, el sistema familiar o social y el sistema de la educación, los principales pilares de toda sociedad. 



Ellos no aceptan o integran las normas y por esto se les tacha de rebeldes, no tienen el más mínimo interés en acoplarse, puesto que ellos traen sus propios códigos implantados, códigos tan validos o más qué los otros.

Si intentamos dirigirlos, anularlos o trasformarlos, conseguimos unos seres no realizados en su esencia divina, en su originalidad. Lo cual impide que el Ser no llegue a su desarrollo primario y existencial, dando lugar a seres que luego nuestro sistema de sanidad cataloga como "niños trastorno" o  "niños difíciles".

En nuestra mano está no consentirlo, nuestra mision de padres es permitir que el hijo se desarrolle en su más amplia forma, consiguiendo la evolución de sus máximas potencialidades. A esto han venido y en esto hemos de ayudarlos .

Lo mas importante al darnos cuenta de que somos padres de un hijo así, es no perder la calma, no dramatizar ni enloquecer pensando que no somos validos para tal hazaña sintiendo que esto nos sobrepasa. En este sentido se trata de trabajar con esmero.

¿Y por que hay que esforzarse más con estos niños?


              

Para encontrar los mejores colegios adecuados, médicos, pediatras, psicopedagogos, terapeutas que entiendan la naturaleza de estos niños, adolescentes o incluso adultos Índigo. Ayudandoles a desarrollar su potencial al máximo y así conseguir que ellos vivan acorde con su originalidad,  seres totalmente felices, en el fondo es de lo que se trata todo esto. 

Si un índigo llega a TU vida, no lo dudes, es porque tú puedes ayudarle, tú eres el indicado.

Por Marisol Cano Cano