Seguidores

lunes, 13 de enero de 2014

EL YO SOY, PRINCIPIOS Y LEYES DEL UNIVERSO



PRINCIPIOS Y LEYES DEL UNIVERSO

-La imagen viva del mundo se desarrolla en la mente.

-No hay ningún efecto en el mundo exterior que no emane de una fuente interior.

- No hay movimiento que no ocurra primero en la mente.

- La gran creatividad de la conciencia es vuestra herencia.

- Toda la conciencia crea el mundo, a partir del tono emocional.

- Puede decirse que el cuerpo de la tierra posee su propia alma, o mente (según el término que prefiráis).

-Según esta analogía, las montañas y los océanos, los valles y los ríos, y todos los fenómenos naturales emanan del alma de la tierra.

-Todos los acontecimientos y todos los objetos manufacturados surgen de la mente interna o alma de la humanidad.

- El mundo interior de cada hombre y de cada mujer está conectado con el mundo interior de la tierra.

-El espíritu se hace carne. Así pues, una parte del alma de cada individuo está íntimamente conectada con lo que llamaremos el alma del mundo, o el alma de la tierra.

- La más pequeña brizna de hierba, o flor, es consciente de esta conexión, y sin razonar comprende su posición, su unicidad y su fuente de vitalidad.

-Los átomos y las moléculas que componen todos los objetos, tanto si se trata del cuerpo de una persona, una mesa, una piedra o una rana, conocen el gran impulso pasivo de creatividad que subyace en su propia existencia, y sobre el cual su individualidad flota, de forma inconfundible, clara e inexpugnable.

-El ser se eleva del desconocimiento al conocimiento, sorprendiéndose constantemente.

-Mientras leéis estas frases, por ejemplo, parte de vuestro conocimiento es consciente y disponéis de él instantáneamente.

-Otra parte es inconsciente, pero incluso el conocimiento inconsciente conoce en su propia ignorancia.

                                     

-Proyectáis vuestros pensamientos, sentimientos y expectativas hacia afuera, y luego los percibís como la realidad exterior.

-Cuando os parece que los demás os observan, sois vosotros los que os observáis desde el punto de vista de vuestras propias proyecciones.

-Sois la imagen viva de vosotros mismos.

-Proyectáis lo que creéis que sois hacia afuera y en carne y hueso.

-Vuestros sentimientos, vuestros pensamientos conscientes e inconscientes, todos alteran y forman vuestra imagen física. Esto os resulta bastante fácil de entender.

-Sin embargo, no es tan fácil darse cuenta de que vuestros sentimientos y pensamientos conforman de la misma manera vuestra experiencia exterior, que los sucesos que parecen sucederos los iniciáis vosotros en vuestro entorno interno mental o psíquico.

                                       


-Vuestro cuerpo no es simplemente por casualidad delgado o grueso, alto o bajo, sano o enfermo.

-Estas características son mentales, y las proyectáis hacia el exterior sobre vuestra imagen.

-Las características que eran vuestras al nacer lo eran por una razón: el ser interior las escogió.

-En gran medida, el ser interior puede alterar muchas de estas características incluso ahora.

-No llegasteis al momento de nacer sin una historia.

-Vuestra individualidad estuvo siempre latente en vuestra alma, y la «historia» que es parte de vosotros está escrita en la memoria inconsciente que no sólo reside dentro de vuestra psique, sino que está fielmente codificada en vuestros genes, cromosomas y se cumple en la sangre que os corre por las venas.