Seguidores

lunes, 1 de julio de 2013

SOBRE LAS RELACIONES ENTRE LOS PADRES Y LOS HIJOS

La familia humana es como un pequeño cosmos y forma parte del Despertar, el cambiar la actitud hacia los hijos, escucharlos, dejarlos que experimenten, permitir que se equivoquen, no se les debe evitar.
-No hay padres malos, ni buenos, así también los hijos, solo hay roles, papeles y experiencias.
-Nadie nace siendo padre: Vocación no es igual a sabiduría, ni a experiencia, esta se adquiere durante la marcha y "tropezando", para luego rectificar. Forma parte de la "trama".
-Crear un clima de confianza mutua y apertura, de tal manera que ellos no vean a un "Coco" en sus progenitores.
-Que puedan acudir luego a por concejos y por supuesto se encuentren acogidos y escuchados es un ideal.
-Prepararlos desde pequeños en el Amor, en el Perdón y el Servicio, como una práctica cotidiana.
(Es muy lindo que los hijos vean que sus padres se piden perdón mutuamente y sanan las heridas de las típicas discusiones hogareñas de parejas y siempre antes de ir a la cama...)
(Por experiencia, recuerdo un conflicto dentro de mi familia, ver las lágrimas de arrepentimiento de mi padre resultó para mi una lección de humildad... pues nos han dicho que los "hombres no lloran" también que el pedir perdón te hace rebajar ante el otro, es totalmente erróneo.)
-No es el padre para castigar, ni amenazar y mucho menos coaccionar con chantajes afectivos y emocionales.
-Muchos al notar que sus hijos "se les van de las manos" acuden a psicólogos, etc... Nadie podrá resolver ese conflicto que los afectados. El problema está adentro, así como su solución, lo cual no es más que un reto y surge para que sea enfrentado, atendido, corregido y curado.


SIEMPRE HABRÁ MOMENTOS PARA TODO, PARA CORREGIR DESDE EL AMOR, PARA JUGAR CON ELLOS, PARA REÍR, PARA MOSTRAR AUTORIDAD, PERO SIEMPRE DESDE EL EJEMPLO Y EL SERVICIO HUMILDE.

-Los hijos escogen a sus padre y los padres también, ambos se han puesto de acuerdo desde antes de venir este mundo, para tener una experiencia de amor en comunidad.
-Los hijos no pertenecen a sus padres, ni a la sociedad, ni ha institución alguna.
-Los hijos han venido a este mundo en total libertad, por tanto hay que ayudarlos a que la descubran y sepan hacer buen uso de ella.
-Los padres son guardianes, educadores y guías de paz y no jueces y dictadores, esto solo por un tiempo.
-Los hijos tendrán que "volar no le cortes las alas", es su experiencia.
-Los padres puede que vean el "peligro", puede que los hijos no, la advertencia y el regaño desde una posición de imposición solo les incentivará el hacerlo, ya que para un niño o adolescente el "prohibir" es sinónimo de: "tengo que hacerlo"...
-Los hijos captan desde pequeños las energías y pensamientos de sus padres, por eso, algunos enferman debido a los miedos y vibraciones de los mayores.
-Los hijos verán en ti a un héroe o a un dios, pero cuando crezcan, descubrirán tus errores y defectos, debes estar preparado para aceptar las críticas, pues han venido también para eso.
-Un padre vengativo y colérico, creará hijos resentidos y dados a la revancha.
-Un padre no es ejemplo de nada, el hijo tampoco, ambos están en procesos de aprendizajes, por lo que ambos no tienen que "quedar bien", "ni dar la talla".
-Vivir en el respeto mutuo y la tolerancia, respetando la diversidad y la individualidad, sabiendo que cada hijo es único e irrepetible.

                                


DESCUBRIR LO ANTERIOR ES DESENTRAÑAR UN GRAN MISTERIO, ES RECORDAR EL POR QUÉ DEL ENCUENTRO, PUES NADA EN EL UNIVERSO ES POR CASUALIDAD, TODO ESTÁ SUJETO A UNA SINCRONICIDAD, NADA ES POR AZAR, PUES COMO DIJERA UN GRAN SABIO: ·"DIOS NO JUEGA A LOS DADOS".

COMPÁRTELO
LA VERDAD ESTÁ DENTRO DE TI