Seguidores

jueves, 11 de julio de 2013

MENSAJES DE LA LUZ (I)

                          

Estamos aquí para asistir, enseñar y evolucionar a medida que vayamos pasando por este proceso junto
.
Os damos nuestra versión de las cosas con el único fin de elevar vuestras consciencias. ¡No queremos decir que esta versión, y sólo ésta, sea la correcta! Toda esta enseñanza está diseñada con un gran propósito en mente, y las historias que os explicamos tienen el fin de llevaros a un plano de consciencia más elevado. Éstas son nuestras intenciones.

Las palabras que escogemos y los conceptos de los que hablamos, pondrán en marcha los códigos que están almacenados dentro de vuestros cuerpos. 

Vuestros cuerpos están esperando a que las preguntas sean formuladas para que podáis empezar a resonar con las respuestas que tenéis en vuestro interior — para que la memoria celular que se halla en vuestros cuerpos, pueda comenzar a recordar lo que ya sabe —. A medida que os vayamos hablando, iréis recordando.

Al hablar con vosotros, deseamos expandir vuestra definición de la realidad; sin embargo, nunca toméis nada de lo que decimos literalmente. Seguid siempre la espiral más larga que nos proponemos crear, que os permite ver una imagen más amplia. Nunca os quedéis en la definición de una idea, ya que únicamente estamos aquí para abrir vuestros paradigmas y sacudir vuestras jaulas para que comencéis a encontrar la activación del verdadero conocimiento, el auténtico conocimiento, que está almacenado en vuestro interior. Es ahí donde se encuentra la información, y hemos venido a despertarla en vosotros.

Queremos lanzar ideas para que reflexionéis.
Queremos animaros a que no os detengáis en una sola idea y que os acerquéis a aquello que os hace dudar y a aquello que teméis. Daros cuenta de que cuando os enfrentáis a lo que consideráis son las partes oscuras de vuestro ser estáis creando una oportunidad para liberaros de todo aquello. Esto nos conduce al primer y único credo: el pensamiento crea. No importa en qué situación os encontréis, es el poder de vuestros pensamientos lo que os ha llevado hasta ahí. La implacable creencia de que el pensamiento crea transformará vuestra experiencia y la existencia planetaria.

Os recomendamos que cuestionéis a todo aquel que sobre defina u os diga absolutos.

Es importante oír muchas opiniones distintas y muchas historias diferentes. Escuchad la historia que os cuentan y luego observad qué sensación os produce. ¿Os beneficia y os eleva? Una de las cosas que nos gustaría enseñaros es que sois vosotros los que tenéis que decidir lo que haréis. Os proporcionamos información; sin embargo, depende de vosotros decidir qué hacer con ella: vosotros os hacéis cargo de vuestras vidas, no nosotros. Nos enorgullece ser narradores de historias.

 Hay una cierta credibilidad y un cierto sensacionalismo en nuestra forma de presentar la información. Sin embargo, la historia que os expliquemos en un determinado momento no es, en absoluto, la única historia. No es el final y nunca es la única verdad. Es tan sólo un fragmento, una pequeña porción de una imagen mayor.

No importa qué historia os contemos hoy, dentro de un año os contaremos una historia distinta, porque dentro de un año tendréis una mayor capacidad de comprensión. De manera que la historia evolucionará constantemente. 

Vuestra tarea consiste en encontrar vuestra identidad dentro de la historia, descubrir lo que sabéis — no lo que queréis creer ni lo que os han dicho —. Es imperativo que confiéis en lo que sabéis, pues el conocimiento es vuestra conexión con el Creador Principal. 

Todos y cada uno de vosotros tendrá que saber que su vida trata de algo a medida que vaya recordando su cometido.

                                               

Tú misma escogiste estar aquí.
Tienes la asignación de recuperar tu memoria y de llevar el valor de la existencia humana a la delantera de la creación. Eres necesario. Te has estado entrenando para esta misión durante muchas vidas, te has preparado. Todo lo que necesitas saber ahora está dentro de ti, y tu tarea es recordar tu entrenamiento. En esta vida no se te enseñará nada nuevo. Como hemos dicho anteriormente, en esta vida recordaréis lo que ya sabéis, y estamos aquí con el único fin de haceros recordar.

La humanidad es un experimento. 
La humanidad ha sido diseñada, como la mayor parte de lo que existe en la creación. El Creador Principal empezó a experimentar con la creación en este universo hace ya mucho tiempo, con el propósito de una mayor auto-exploración, auto-gratificación y auto-expresión.