Seguidores

martes, 30 de abril de 2013

Gregg Braden y las 8000 personas necesarias




Gregg Braden y las 8000 personas necesarias, SOMOS UNO.



Gregg Braden es un conocido y reconocido científico, que lleva años realizando estudios e investigaciones para unir ciencia y espiritualidad. Actualmente está considerado como una autoridad mundial en temas de filosofía espiritual de las tradiciones indígenas antiguas. Tiene profundos conocimientos en antiguas culturas como la egipcia, esenia, nativas americanas y tibetanas. Ha realizado viajes a lejanos pueblos de montaña, monasterios y templos, estudiando las antiguos tradiciones y secretos...

Para Gregg, no hay diferencia entre la ciencia y la espiritualidad, y su mensaje es difundir el nexo que une a ambos 'mundos'.

En el documental 'La ciencia de los milagros', Gregg Branden habla sobre cómo los pensamientos, sentimientos y emociones crean nuestra realidad. Ofrece numerosas pruebas científicas que avalan el hecho de que la intención manifiesta en el mundo material. En dicho documental, también se habla de un experimento llamado "Proyecto Internacional de Paz en Medio Oriente". Durante la guerra entre Israel y el Líbano a principio de los 80s, se entrenó a personas para que tuvieran sentimientos de paz en diferentes localidades de Israel y el Líbano.

 Y durante el tiempo que los investigadores llamano "la ventana", la ventana de la plegaria, mientras esas personas evocaban ese sentimiento de paz en sus corazones, las actividades terroristas bajaron a cero, los crímenes contra otras personas bajaban, la actividad en hospitales bajaba. Existen otros experimentos parecidos a este, que demuestran que las vibraciones que emiten un grupo de personas a la vez, sean éstas del tipo que sean, afectan a su entorno cercano.

Y si el número de personas es elevado, podría afectar a nivel planetario. Digamos que si un gran número de personas comienza a emitir emociones como paz, alegría, amor, a la vez, estos sentimientos afectarían a toda la población de la tierra, creando así un cambio en todo el planeta. Gregg ideó una fórmula para conocer el número de personas necesarias; el efecto se comienza a notar cuando un cierto número de gente participa, y esa mínima cantidad de personas es la raíz cuadrada del 1% del total de la comunidad.

¿Qué significa esto? Si tienes una ciudad de 1 millón de habitantes, tomas el 1% de 1 millón y luego calculas la raíz cuadrada de lo que sea 1%, y ese resultado nos dirá cuantas personas son necesarias para generar el efecto. Obviamente cuando mayor sea el número de participantes, mayor será el efecto. Para una ciudad de 1 millón de habitantes la cantidad mínima de participantes es solo de 100.


En un mundo de 6000 millones de habitantes el resultado del 1% de la raíz cuadrada es solo 8000 personas. De acuerdo a estos estudios, 8000 personas son las que se requieren que sientan simultáneamente este sentimiento de paz en sus corazones para generar o disparar, ese movimiento de la conciencia simultánea con este campo como lo conocemos hoy en día. Para que así, a través de este campo, la paz se sienta en todo el mundo.



8000 personas... no parecen tantas en un mundo tan habitado y tan grande. Sin embargo, hay que ponerlas en contacto, todas con el mismo propósito, en una franja horaria similar, lo más exacta posible. Y cuando hablamos de a nivel mundial, con distintos horarios, lo suyo sería que fueran más de 8000 personas y que la hora a realizar la 'meditación' fuera más amplia, de esta manera habría más gente emitiendo vibraciones durante más tiempo, que si la gente justa y necesaria lo hiciera a la vez. 

Cuanta más gente, a lo largo del planeta, realice esta actividad, mejor para el colectivo humano.

UNÁMONOS A ESTA PLEGARIA DE LUZ AL PLANETA, POR LA PAZ, DESCUBRAMOS QUE:

 vídeo:
Gregg Braden y las 8000 personas necesarias, SOMOS UNO.


SOMOS UNO,

NO ESTAMOS SOLOS,

SOMOS EL PUENTE,

SOMOS EL CAMINO,

SOMOS LUZ

¡¡ ÁNIMOS !!!