Seguidores

martes, 16 de abril de 2013




Es tiempo de perdonarse, tiempo de reconciliarse con uno mismo, cuando esto sucede estamos curando nuestra vida, entramos de inmediato en comunión con el universo, es descubrir que nada ha sido por casualidad, que todo en nuestra vida es como un tapiz o diseño, oscuridades y sombras, callejones sin salidas, lágrimas y traiciones, enfermedades y muertes, separaciones y odios, encuentros y laberintos, luz y tinieblas.



Nada a sido por casualidad. nada sobra.



Curemos nuestro interior dañado por la falta de amor, dañado por el sin sentido de un vida aparente vacía.



Curando y reconciliándonos con nosotros mismos, lo estamos haciendo con toda la historia de la humanidad.



Nadie puede "tirar la primer piedra", pues todo a estado conectado desde siempre, sombras y luces nos pertenecen, odio y caridad, aciertos y desventuras, guerras y remansos de paz, aflicciones y atropellos, triunfos y persecuciones, crímenes y barbarie, lazos y desuniones, tolerancia e integrismos, necedades y victorias, descubrimientos y genocidios.



Nada ha sido por casualidad. Nadie sobra.



Todos estamos conectados, todos somos uno.



Namasté



[ La verdad está dentro de ti.]



Roly Polanco